El futuro de la alimentación: Innovación y sostenibilidad en el sector foodtech español

Desafíos y oportunidades para la industria alimentaria en España

Miércoles 07 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 1375 veces

La reciente presentación del cuarto informe sobre el sector Foodtech en España, realizada este miércoles 7 de febrero en el Auditorio de ICEX, ha marcado un momento significativo para la industria alimentaria nacional. Con un enfoque en las conclusiones derivadas de este análisis y un evento de networking que ha congregado a algunos de los actores más relevantes del ecosistema, se ha propiciado un debate enriquecedor sobre los desafíos que enfrenta el sector, su regulación y las posibilidades de crecimiento que se vislumbran en el horizonte.

A pesar de un panorama global marcado por la incertidumbre regulatoria y el retroceso en la inversión, especialmente en el ámbito de la proteína alternativa, las startups españolas han mostrado una notable resiliencia. La captación de más de 226 millones de euros en diversas rondas de financiación es un testimonio de la fortaleza y la capacidad de adaptación de estas empresas ante un entorno desafiante. Este logro no solo subraya la solidez del sector en España, sino que también posiciona al país como un referente en la innovación dentro de la cadena alimentaria a nivel mundial.

El informe, denominado "Fostering Collaboration for Sustainable Agri-Food Excellence", no solo destaca el crecimiento sostenido del número de startups en el sector, sino que también pone de relieve la importancia de las nuevas alianzas y agentes que están emergiendo para fomentar la innovación a lo largo de toda la cadena alimentaria. La formación de asociaciones como FATE (Food Agri Tech Europe) y la consolidación de otras como VEGETALES – la asociación de productores de alimentación y bebidas vegetales –, son claros ejemplos de cómo la colaboración entre diferentes actores puede catalizar el desarrollo de soluciones innovadoras y sostenibles que benefician tanto a la industria como a los consumidores.

Estas alianzas, junto con iniciativas como el Spain Food Valley, apuntan hacia la creación de economías de escala y la implementación de proyectos estratégicos que buscan mejorar la competitividad de la industria alimentaria española a través de la digitalización, la trazabilidad y la seguridad alimentaria. En este sentido, el papel de los centros tecnológicos y de programas como DESAFÍA es fundamental para asegurar que los proyectos innovadores puedan escalar y alcanzar su máximo potencial.

El esfuerzo por proyectar internacionalmente al sector foodtech español también ha sido un tema destacado durante la presentación. La participación en eventos estratégicos a nivel internacional y la atracción de capital extranjero son acciones clave que ICEX, junto con otras iniciativas como el programa Rising Up in Spain de INVEST IN SPAIN, están llevando a cabo para fortalecer la posición de España en el escenario global de la innovación agroalimentaria.

Isabel Bombal, directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria del MAPA, ha resaltado la contribución de las empresas del ecosistema agrofoodtech español a la modernización y competitividad del sector agroalimentario. Estas empresas no solo aportan soluciones innovadoras y digitales, sino que también representan una industria en crecimiento con un gran potencial económico y social, capaz de exportar tecnología a mercados internacionales.

La apuesta por la innovación como elemento diferenciador y como herramienta para añadir valor al sector alimentario español es una estrategia que promete no solo fortalecer la capacidad exportadora del país, sino también contribuir de manera significativa al futuro sostenible de nuestro planeta. La industria foodtech en España se encuentra, sin duda, en un momento de transformación y crecimiento, preparada para enfrentar los desafíos del futuro con soluciones creativas y sostenibles.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1375 veces