Un ingrediente inesperado:¿originalidad o mal gusto?

La osada propuesta de The Order of Yoni que cruza los límites de la innovación

Javier Campo

Viernes 03 de Noviembre de 2023

Compártelo

Leído › 3650 veces

Imagen promocional de la cerveza

Cuando ya creíamos haberlo visto todo e incluso, haber perdido la capacidad de sorpresa, empiezas a ver publicaciones en redes sociales con respecto a este nuevo y peculiar lanzamiento cervecero.

Si os tengo que decir la verdad, descubro este notición a través de un grupo de WhatsApp y, al principio pensaba que era una de esas "animaladas" fakes que circulan por ahí, pero no. La conocidísima (menos para mí) Amouranth, es una streamer con varios millones de seguidores y que, además de mostrar su contenido, suele mostrar algo del continente que, supongo viene de ahí su éxito en las redes sociales. Saludos a mis amigos de Vagos y Maleantes (peculiar Ley, por cierto).

Amouranth
Amouranth

Pero vayamos al quid del asunto. Parece ser que esta popular señora vende todo lo que se le pasa por la cabeza. Desde el agua en la que se baña, pasando por pelos, flatulencias o el "directo" de cómo duerme por la noche. Los precios por estas excentricidades son muy altos.

¡Y lo vende la tía!

La última de todas sus ocurrencias es hacer una cerveza con las secreciones de su vagina a modo de levaduras para la fermentación. La única cervecera del mundo que usa lactato vaginal... Es que lo estoy escribiendo y aun no doy crédito.

Obviamente, detrás del "tema" de la señora hay una cervecera. La que tiene el dudoso honor es la empresa polaca The Order of Yoni (que el nombre y la web no tienen desperdicio) y que ya tiene entre su gama de cervezas otras tres entrepiernas además de la de Amouranth. Estas cervezas "aromatizadas" cuestan unos 6 euros por botella, pero seguro que con el temita de la streamer el precio se disparará a lo bestia. El nombre no será Candidiasis Beer pero viendo las etiquetas, y visto lo visto, me espero cualquier cosa.

Entre amigos beerlovers que conozco, he preguntado y lo cierto es que me ha sorprendido que algunos, al explicárselo, han soltado una carcajada y no les ha parecido mal. El resto, más normal, bajo mi modesto y arcaico punto de vista, han puesto cara de estupor, asquito y asombro a partes iguales. Alguno me ha puesto algún ejemplo de posibles bebidas con otros fluidos tanto femenino como masculino, pero, no quiero caer en la grosería ni en el mal gusto y prefiero no contarlo.

No soy un purista en lo que a la cerveza se refiere y acepto de buen grado las que están aromatizadas con diversos elementos tipo que todos conocemos, pero, lo del chichi de esta señora me chirría tanto como si Chris Hemsworth hiciese una cerveza con sus pedos. Como Thor es el Dios del Trueno...

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3650 veces