Comidas afrodisiacas que maridar con un buen vino

Manuel Rivera

Viernes 25 de Noviembre de 2022

Compártelo

Leído › 1749 veces

Como todos los placeres sensoriales, la comida y el vino son un complemento perfecto para despertar el erotismo y la sensualidad. Las comidas afrodisiacas no están completas sin un buen vino que las acompañen. Entra en el juego de la seducción con estas combinaciones de vino y alimentos afrodisíacos para despertar la chispa.

Comidas afrodisíacas que puedes disfrutar con vino

Los afrodisíacos y la comida están estrechamente relacionados, pero al unirlos al vino su efecto se potencia. Te proponemos comidas que levantan pasiones y su maridaje perfecto.

Ostras y chardonnay

Comenzamos recomendando un clásico de las veladas románticas por excelencia. El sabor marino y mineral de las ostras y su textura sedosa maridan a la perfección con un chardonnay joven. Esta variedad cuenta con una acidez muy equilibrada. Sus matices frutales y cítricos armonizan y equilibran la untuosidad en boca de las ostras. Las ostras son afrodisíacas por ser buena fuente de zinc, un mineral que despierta el apetito sexual.

Fresas y cava

Una copa de cava o champagne siempre se asocia con el romanticismo y la pasión. Si une su burbujeante sensación con unas fresas frescas, tienes la pasión garantizada. Las fresas son estimulantes y despiertan el sistema nervioso. Para equilibrar su acidez, escoge un cava rosado seco. El cava rosado es goloso en boca y sus aromas que recuerdan a la fresa y los frutos rojos son perfectos para cerrar una cena en pareja. Además, al ser un postre ligero te ayudará a seguir con los planes de la noche sin pesadez.

Pasta y rosado

La cocina italiana siempre se ha asociado al romanticismo. Un menú apasionante compuesto por una pasta frutti di mare y una botella de rosado con fermentación en barrica es un acierto seguro.

Si prefieres un plato de pesto o en el que predominen las verduras, apuesta por un rosado ligero o un blanco elaborado con sauvignon blanc.

Salsas cremosas como la carbonara o la bechamel combinan mejor con un cava seco que ayude a limpiar el paladar y aporte la acidez necesaria para equilibrar los sabores y texturas.

Salmón y xarelo

Si quieres salirte de las combinaciones más habituales, sorprende a tu pareja con una de las comidas afrodisíacas más originales. La uva xarelo produce blancos elegantes y seductores. Prepara un lomo de salmón en papillote o una buena selección de ahumados. El salmón, gracias a su contenido en ácidos grasos, estimula el deseo.

Higos y Pedro Ximénez

Los higos son una de las comidas afrodisíacas para mujer más potentes. Su uso como aliciente del deseo sexual se ha documentado desde hace siglos. El higo es símbolo de fertilidad. Esta fruta se puede maridar con diferentes vinos, dependiendo de si se consumen frescos o secos. Te recomendamos que complementes su sabor mineral y terroso con un Pedro Ximénez. Sus toques de frutos secos darán el toque dulce a la velada.

Foie y moscatel

El foie se beneficia del sabor dulce de un moscatel para un maridaje con chispa. Si quieres sorprender, prepara una ensalada con langostinos, rúcula, almendras tostadas y foie. Todos estos alimentos tienen poder afrodisiaco y combinan a la perfección con un moscatel dulce o semidulce.

Chocolate y tinto

Maridar tinto y chocolate puede parecer complicado, pero el truco está en el equilibrio. Para acertar, solo tienes que escoger un vino de potencia parecida a la del chocolate. El chocolate negro es el que tiene mayor poder afrodisiaco. Marida con un vino potente, con cuerpo y crianza. Si prefieres el chocolate con leche, es mejor que escojas un tinto afrutado y ligero, con recuerdos a frutos rojos.

Mango y sauvignon blanc

El mango es una de las frutas más afrodisíacas que existen. Prepara un cóctel con vino blanco, mejor de la variedad sauvignon blanc, trocitos de mango, ralladura de limón y agua con gas. Esta sencilla bebida refrescará tu comida romántica y despertará los sentidos. El mango contiene triptófano, hormona asociada a la felicidad y el placer.

Aguacate y verdejo

El aguacate es una buena comida afrodisiaca para el hombre. Incrementa su deseo sexual y además es un alimento ligero que puedes presentar de forma muy vistosa. Prepara el tartar de aguacate, con tomate, algún ahumado y brotes germinados. Un verdejo con buena acidez aportará el toque cítrico que necesita el aguacate para brillar.

Gambas picantes y godello

Si unes la capacidad afrodisíaca del marisco a la del picante, tendrás una combinación perfecta para desatar la pasión. La capsaicina que contienen los chiles o las cayenas tiene un efecto vasodilatador que ayuda a subir la temperatura. Te proponemos que prepares unas gambas bien picantes maridadas con un vino de la variedad godello. Esta variedad consigue blancos con cuerpo, salinos y sabrosos que casan con el sabor a mar de las gambas.

 

Las comidas afrodisíacas maridadas con vino son solo el punto de partida de una velada inolvidable. ¿Con cuál te quedas?

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1749 veces

Comenta