Vino o cerveza ¿cuál es más saludable?

Vilma Delgado

Lunes 04 de Julio de 2022

Compártelo

Leído › 20024 veces

Cerveza o vino, ¿cuál es la bebida más saludable? Hay pocas cuestiones que generen un debate tan extendido y, desde luego, el género humano podría dividirse entre bebedores de una o de la otra.

En realidad, no son productos excluyentes. Su ingesta se puede compaginar en función de los momentos y de las situaciones.

Además, ambas son bebidas fermentadas, es decir son bebidas naturales elaboradas por acción de levaduras. Sin embargo, tratándose de bebidas con alcohol, el concepto «saludable» presenta algunos matices restrictivos.

Vino vs cerveza, ¿cuál es la bebida más saludable?

Hay muchos estudios científicos -totalmente rigurosos, realizados por Universidades y Hospitales de todo el mundo y publicados en revistas científicas de alto nivel- que han asociado el consumo moderado, es decir el consumo diario de una copa de vino a mejorías cardiovasculares, reducción de la presión arterial y un cierto rejuvenecimiento celular. Asimismo, se ha vinculado a mejoras en la diabetes, entre otros aspectos ventajosos.

Se sabe que los polifenoles, presentes sobre todo en el vino tinto, son los principales -que no los únicos- artífices de estos beneficios para la salud. Estas sustancias disminuyen daños celulares producidos en el organismo, reducen la inflamación y previenen enfermedades.

Es por ello que, su consumo sea considerado como alimento saludable y, de hecho, se categoriza como tal. Es decir, el vino es ante todo un alimento. No obstante, su ingesta ha de ser moderada siempre, pues no en vano se trata de una bebida alcohólica. De igual manera, resultaría una actitud irresponsable centrarse exclusivamente en este aspecto para recomendar su toma incontrolada.

Ahora bien, ¿qué ocurre con la cerveza? ¿También cuenta con polifenoles? ¿Es más o menos sana que el vino? Los estudios realizados reflejan que incluye estos componentes. Sin embargo, están presentes en menor medida, por lo que sus efectos son menos notorios. Además, esta bebida está contraindicada para ciertas enfermedades, especialmente las inflamatorias derivadas de elevados niveles de ácido úrico debido a que la cerveza contiene un alto nivel de purinas.

¿Beber vino es más sano que beber cerveza?

El análisis del vino vs la cerveza no estaría completo sin considerar otros aspectos relacionados con el bienestar físico. En concreto:

  • la capacidad adictiva
  • el aporte calórico

En el artículo «¿Vino o cerveza? Cuál de los dos tiene más peligro y cuál engorda menos», se aporta información detallada sobre esta realidad. Del mismo modo, en el post «Vino o cerveza, ¿cuál es mejor para la salud?» hay datos adicionales sobre el tema. Ambas lecturas son muy recomendables, de manera que, sin repetir su contenido, interesa destacar sus principales conclusiones.

Qué alternativa es más adictiva

Es sabido por casi todos que los licores y los destilados son las bebidas que antes emborrachan, poseen una elevada graduación y por tanto son las más adictivas.

Pero el vino y la cerveza contienen, aproximadamente, la misma cantidad de alcohol por unidad de bebida, es decir una unidad de cerveza (330ml) contienen 15 ml de alcohol (5% vol.) y una copa de vino (100ml) contiene 14ml de alcohol (14% vol.). En consecuencia, una cerveza estándar y una copa de vino son equivalentes, contienen el mismo alcohol, en torno a 15ml. por bebida. Con estos datos, podríamos afirmar que ambas bebidas son igual de adictivas, pero hay más.

La rapidez con la que el alcohol pasa a la sangre también condiciona el riesgo de adicción. En este sentido, el vino lo hace ocho minutos de media antes que la cerveza: se sitúa en 54 minutos frente a los 62 de la segunda. Luego el vino tiene algo más de peligro de adición que la cerveza y su consumo conlleva un mayor autocontrol para no caer en conductas adictivas, excesos y no salirse nunca del consumo moderado: 1 copa al día.

¿Cuál tiene más calorías?

En contra de lo que creen muchos, la cerveza y el vino no tienen azúcar. Existen excepciones, elaboraciones especiales de cervezas o vinos dulces que si poseen azúcar, pero la gran mayoría de cervezas y vinos comunes que existen en el mercado no tienen azúcar, ya que el proceso de fermentación consiste precisamente en la eliminación del azúcar que se transforma en alcohol.

Por tanto, el aporte calórico de ambas bebidas procede exclusivamente del alcohol.

Eso sí, las diferencias no son muchas cuando el consumo es moderado, que es el que debe ser. Esto es, una cerveza estándar (330ml) equivale a 142 calorías, mientras que una copa de vino estándar (100ml.) son 85 calorías

En conclusión, la cerveza tiene más calorías que el vino, pero en un consumo moderado y siguiendo un estilo de vida saludable, ninguna de las dos bebidas va a hacerte engordar.

En definitiva, ¿qué es mejor beber?

Llegados a este punto, se puede recuperar la pregunta inicial: ¿qué bebida alcohólica es la más saludable? Según las preferencias individuales, se tiende a considerar como tal una u otra, pero ¿cuáles son los resultados de lo que acabamos de ver?

Según lo que hemos visto, el vino es más saludable y menos calórico que la cerveza, por el contrario la cerveza es algo menos adictiva que el vino. Sin embargo, las diferencias no son muy abultadas, salvo en los beneficios saludables para la salud, donde el vino gana a la cerveza de manera destacada.

Con todo, lo principal es apostar por una ingesta razonable y controlada. En este sentido, la cultura del vino se asocia a un disfrute más formal y asociado a la gastronomía. En el caso de la cerveza, por el contrario, hay un consumo informal y ocasional. Sea como sea, la bebida alcohólica más saludable es la que se toma con moderación y autocontrol.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 20024 veces

Comenta