El vino, la mesa y el protocolo

Escrito porAarón Guerra

Miércoles 16 de Febrero de 2022

Compártelo

Leído › 3359 veces

Sin duda alguna, el protagonista de los grandes momentos es el vino. Es símbolo de alegría, celebración y ágape. Al ser una parte importante de nuestra cultura, es imprescindible conocer el protocolo para engalanar esas ocasiones especiales junto con la comida, la ocasión, el sitio y el carácter de la celebración que puede ser formal e informal. Un buen protocolo de servicio del vino puede marcar la diferencia y darle toda la magia a nuestros momentos especiales.

¿Por qué es importante conocer el protocolo del vino?

La celebración de cualquier acontecimiento es un excelente motivo para reunirnos alrededor de la mesa y disfrutar de un buen vino. Estos encuentros, muchas veces tienen un toque formal: una comida de empresa, una reunión de negocios, un banquete de social, y en estos casos, el protocolo y seguir determinadas normas establecidas en el comer y beber, es algo obligatorio.

Como vemos, degustar un buen vino depende de muchos factores que tienen que ver con la forma de servirlo, el tipo de copas, la comida que acompaña, el tipo de vino, la cosecha, entre otros. Por esto, conocer el protocolo del vino es importante para engalanar todos esos momentos especiales.

¿Cuál es la forma de distribuir las copas en la mesa?

Por protocolo, a la hora de vestir la mesa, cada bebida debe tener su propia copa. Las piezas de cristal básicas son:  La copa de agua, de vino tinto, de vino blanco y copa de espumoso.

Las copas deben de ser totalmente transparentes, para apreciar la calidad del vino. No debe estar tallado ni tener dibujos o letras serigrafiados.

Las copas se colocan de izquierda a derecha, primero la del agua, luego la del vino tinto y luego la del vino blanco.

La copa de cava o de champán se dispone en segunda fila, detrás de la del agua y la del tinto.

Por protocolo, la copa de licor no se coloca en la mesa hasta el momento de servir el café o los postres. La copa de jerez o fino, en caso de que la hubiera, se pondría a la derecha de la copa de vino blanco.

No es aconsejable poner más de cinco copas en la mesa, y es preferible retirar al inicio las que no se vayan a utilizar.

También, hay otras disposiciones formales de las copas: en triangulo, en cuadrado o en línea:

  • En triángulo (tres copas):  Aquí, la copa que está más a la derecha es la que debe usarse primero. El resto, se utilizará en sentido inverso de las agujas del reloj (arriba e izquierda).
  • En cuadrado (cuatro copas): En esta disposición, el primer vino se sirve en la copa que está en el extremo inferior derecho del cuadrado, el segundo, en la inmediatamente superior y a partir de ahí, se continúa también en sentido inverso de las agujas del reloj.
  • En línea (cinco copas): El orden a seguir es el mismo del servicio de los vinos, y se emplean de afuera hacia dentro, al igual que se hace con los cubiertos (la primera será pues la copa colocada más a la derecha). La última debe ser la copa del agua, que queda así en el extremo opuesto.

¿Qué tipo de copas usar para servir el vino?

Una buena copa de vino es aquella que tiene un tamaño generoso, la boca ancha y el borde hacia el interior, esto con el fin de reducir la fuga de aromas. Para los vinos con mucho bouquet, se aconseja la copa borgoña, que es más estrecha en su boca.

Una copa con el cáliz más estrecho se usa para servir los vinos blancos.

Los vinos espumosos se sirven en copas tipo tulipa, para apreciar la línea de las burbujas y, sobre todo, el aroma.

El pie de una facilita su estabilidad y el tallo largo permite sujetarlo sin calentar el vino con nuestras manos. La copa se toma siempre por el tallo.

¿Cómo se realiza un brindis protocolario?

Brindar es expresar con palabras el deseo de algo, o del bien que se desea a alguien.  Es casi siempre un requisito en un momento especial. Se hace levantando las copas al brindar.

Normalmente, el brindis puede realizarse después de los postres, ya que es en este momento en el que se sirve el vino espumoso, y es con esta bebida, o con vino, con lo que se realiza el brindis

Cuando el anfitrión va realizar el brindis tiene en cuenta 3 momentos:

  1. Saludar al homenajeado, o a los presentes o invitados de honor.
  2. Realizar un discurso por el motivo de la reunión.
  3. Y el brindis expresando los mejores deseos de salud y felicidad del homenajeado y de los presentes, por la prosperidad de la empresa, entre otros.

A continuación, es el momento de tomar su copa con vino, espumoso , y , levantarla a la altura de sus ojos y beber.

De la misma forma, los comensales, de pie o sentados, alzan sus copas mirando al anfitrión, pero sin beber.

En comidas formales, no es recomendable que las copas se chocan unas con otras, ni decir "chin-chin".

Finalmente, el homenajeado dará su respuesta así:

  1. Expresara su agradecimiento por el homenaje.
  2. Hará un comentario por el motivo de la reunión.
  3. Hará un brindis por los presentes.
  4. Levantará su copa y mirando a los presentes, con un gesto se sonrisa, y, beberá, ya que no habrá bebido hasta entonces.

Por último, beberán los comensales.

Un artículo de Aarón Guerra
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3359 veces

Comenta