9 ideas originales para hacer tus propios muebles reciclando barricas

Escrito porAarón Guerra

Miércoles 09 de Febrero de 2022

Compártelo

Leído › 6282 veces

El reciclaje de barricas de vino es la oportunidad de darles un segundo uso con diversas formas ingeniosas tanto para la decoración como de la comodidad del hogar. Se trata de nuevos comienzos tanto para la madera como para las personas que trabajan con ella.

La madera trabajada de forma artesanal, así como la individualidad de cada barril o barrica aporta al diseño de un producto único. Además, el reciclaje de los barriles colabora al desarrollo sostenible.

De esta forma seremos mucho más conscientes de nuestro impacto mientras despertamos nuestra creatividad para transformar por completo algo.

Las barricas pueden ser recicladas como una nueva decoración hogareña

Es a través del reciclaje de estos viejos barriles de vino de madera que se pueden construir muebles a partir de ellos. Reciclando barricas conseguiremos que tengan una segunda vida después de la bodega, y a la vez podremos darle un toque vinícola a la casa.

Como sabemos, existen diferentes tipos de barricas en cuanto al tamaño y la madera con la que está hecha. En una bodega, una sola barrica puede ser utilizada más de cuatro veces, acumulando unos 10 años en promedio de duración. Después de eso, ya se pueden desechar. Sin embargo, un elemento de tanta relevancia en la industria conserva el valor patrimonial y comercial.

Muebles hechos de barricas de vino

Queremos proponer formas originales de reciclar las barricas de vino. Una manera de integrar estos elementos tan propios de las bodegas en nuestra vida diaria con utilidades completamente diferentes.

Los muebles y accesorios fabricados con barriles son una fuente de inspiración para cualquier persona que se decida a fabricar sus propias piezas.

Mesas

Una barrica de 225 litros puede ser cortada horizontalmente a la mitad para generar dos mesas chicas de jardín o bien puede ser empleada en una sola pieza para que sirva como mesa en jardines o habitación de cavas. Muchas casas suelen tener espacios destinados para este fin.

Sillas

Al contar con una mesa de roble, bien se puede tener el juego completo con sillas. En este caso el corte a la mitad debe ser de manera vertical. Cada lado deja un margen para rellenar con almohadones o un tapizado. También puede usarse la misma madera de la otra mitad para generar un banco hecho completamente de roble. Hay otros diseños ya más sofisticados que utilizan las duelas para que se adapten a una silla mecedora.

Estanterías

Las estanterías siempre son útiles para colocar tanto libros como adornos para decorar nuestras habitaciones o salones de la casa. Requiere de realizar un trabajo con la madera. Una vez que haya partido la parte inferior de las barricas se pueden enganchar o colgar en la pared como estanterías redondas, entretenidas a la vista y con estilo.

Tranformar las barricas de vino con otros elementos

¿Cómo hacer un espejo de una barrica?

La forma redonda de una barrica la hace ideal para colocar un espejo en ella. Tan solo tendremos que utilizar un parte de la barrica para darle la dimensión que más nos guste y ubicarlo en el lugar más cómoda para poder admirarse en el mismo.

Barrica + Electricidad = Lámparas

Una manera de reciclar estos barriles es transformarlos en lámpara. Basta con taladrar agujeros en el barril e introducir una bombilla en su interior. El resultado es una bella lámpara de jardín que ilumina y queda perfecta al aire libre. Una manera sencilla y vistosa de lograr un punto de iluminación indirecta diferente en cualquier zona del jardín o, de disponer de espacio, de dentro de nuestra casa.

Un baúl de recuerdos vitivinícolas

La barrica puede esconder un tesoro como un cofre o un baúl sin que este sea el vino que supo llevar en su momento. Una vez restaurado, el barril de vino puede utilizarse como baúl para guardar aquello que se quiera. Y, a la vez, decora habitaciones y salones, gracias a la belleza de la madera.

Una cubitera de hielo

Una vez cumplida su función original, estos barriles pueden abrirse por la mitad y llenarlos de hielo para crear una cubitera de hielo. Ya no hay que preocuparse por mantener la temperatura del vino, ahora que las barricas serán utilizadas para refrescarse con abundante. Se deja en medio y ya tenemos otro recipiente listo para las bebidas de nuestros eventos y celebraciones.

Apoyo para diversos usos

En este caso no hace falta hacer grandes cosas, pues el mismo barril, por su altura, peso y anchura, sirve para apoyar una mesa o tablón que se sitúa encima, como bandeja para dejar la comida de un evento, y para todo aquello que quieras. Una barrica puede ser el apoyo que estuviste buscando toda la vida.

Una casa para tu mascota

Tanto perros como gatos pueden hacer de una barrica su nuevo hogar. Con solo unos retoques y le da gran utilidad a la calidez propia de la madera. Es un trabajo de sencilla elaboración, tan solo hemos de tener un par de consideraciones si decidimos reciclar una barrica de vino con este fin. Por un lado, ubicarla a cubierto para evitar que el agua o el hielo puedan estropearla. Por otro, colocarla aislada del suelo para que gane en temperatura. Tus mascotas agradecerán semejante regalo para que puedan estar cómodos y a resguardo.

El reciclaje es la oportunidad de dar un nuevo uso a las barricas de vino

Cualquiera sea el destino final, el reciclaje es la mejor opción para esas barricas que ya cumplieron su ciclo. Con un poco de ingenio puedes hacer un mueble delicado y con valor agregado.

Este nuevo uso que se le puede dar a las barricas no solo contribuye con el medio ambiente. Permite proteger el valor patrimonial de estos elementos importantes en la cadena del vino. Una madera que vale la pena dar un nuevo uso, pensando en tener un mundo cada vez más sostenible.

Un artículo de Aarón Guerra
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 6282 veces

Comenta