Cómo se hace la bechamel con vino blanco y para qué se usa

Manuel Rivera

Viernes 03 de Septiembre de 2021

Compártelo

Leído › 2398 veces

¿Eres adicto a la cocina? En ese caso, te presentamos cómo hacer una bechamel con vino blanco deliciosa para acompañar tus platos.

Aunque no es una de las recetas más extendidas ni conocidas, aportará un toque especial a tus elaboraciones y hará que te sientas como un gran chef sin salir de casa.

Para qué se usa la bechamel con vino blanco

Si ya sabes cómo preparar salsa bechamel, pero te interesa conocer otro tipo de recetas más elaboradas y, sobre todo, diferentes, esta puede suponer un antes y un después en tus creaciones.

Este tipo de salsa queda deliciosa para acompañar el pescado, pero también la puedes utilizar para potenciar el sabor del pollo. En cualquier caso, deja volar tu imaginación para agregarla a tus propias recetas.

Ingredientes

Para preparar la bechamel, necesitaremos ingredientes sencillos que todos tenemos en la despensa.

Una receta que tendremos lista en menos de media hora, de dificultad baja y para la que usaremos tan solo:

  • Vino blanco
  • Harina
  • Mantequilla
  • Sal

Cómo preparar salsa bechamel con vino blanco

La clave de una buena bechamel es su preparación y en esto es en lo que tendremos que centrar nuestros esfuerzos. Aunque de poca dificultad, es una receta que lleva su tiempo y mimo para obtener un resultado de diez.

Comenzamos a preparar la salsa bechamel

Lo primero que debemos hacer es colocar una cazuela a fuego lento y añadir tres cucharadas soperas de mantequilla. Las dejamos reposar, despacio, hasta que la mantequilla se derrita por completo antes de pasar al paso siguiente. 

Añadimos la harina

Cuando veamos que la mantequilla se ha derretido por completo, es el momento de añadir un par de cucharadas, también soperas, de harina.

Este es un paso importante, ya que debemos mezclar todo bien y no dejar de remover en ningún momento. No pares hasta no obtener como resultado una pasta, de textura similar a cualquier bechamel.

Como consejo, no deben quedar grumos. De lo contrario, la elaboración no estará lista.

Cocinamos con el vino blanco

Una vez que hayamos obtenido la mezcla homogénea, podemos agregar medio vaso de vino blanco al resultado.

De nuevo, continuamos removiendo con el objetivo de que no queden grumos. En caso de que quede muy apelmazado, podemos añadir más cantidad de vino blanco. Aquí calcularemos, según nuestra experiencia, la consistencia adecuada.

El paso final

Con todo listo, es el momento de terminar la elaboración añadiendo la sal mientras seguimos removiendo. Después, dejamos la mezcla cocinando a fuego lento, despacio.

Cuando la textura sea cremosa, apartamos del fuego y dejamos reposar un par de minutos. Ya está lista para servir y acompañar otros platos deliciosos.

Cómo espesar la salsa bechamel

Para espesar la salsa bechamel podemos añadir más mantequilla a la mezcla o usar la combinación conocida como roux. Es decir, mezclar harina y mantequilla a partes iguales y agregarla como un extra a nuestra receta.

Como ves, si no sabías cómo se hace la bechamel con vino blanco, es una salsa muy sencilla que tendremos lista en pocos minutos y que aumentará el sabor de cualquiera de nuestros platos.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2398 veces

Comenta