Francia intenta salvar las uvas de las terribles heladas que sufren, usando antorchas

Escrito por

Viernes 16 de Abril de 2021

Compártelo

Leído › 2017 veces

Francia se enfrió repentinamente, debido a la inusualmente baja temperatura de -8ºC en la primavera, los viñedos comenzaron a congelarse

La BBC ha señalado que para salvar de alguna manera el futuro del vino, los agricultores comenzaron a utilizar todos los métodos, incluida el calentamiento de las plantaciones con antorchas. Según los expertos, algunas vides ya no se pueden conservar: después de tres noches frías, murieron irreparablemente y ahora toda la cosecha de 2021 está amenazada. Los lugareños dicen que no solo los viñedos, sino también muchos árboles frutales (melocotones, nectarinas y albaricoques) han sufrido heladas.

Al mismo tiempo, los ambientalistas locales protestaron enérgicamente contra las quemas a gran escala, alegando que contaminan el aire y forman una neblina espesa en el ambiente. En algunas áreas, las temperaturas han bajado a mínimos históricos y los agricultores han hecho todo lo posible para salvar las cosechas. El ministro de Agricultura, Julien Denormandie, dijo que declarará la zona como desastre agrícola.

Las heladas profundas destruyeron los cogollos de las vides de viñedos legendarios de Burdeos, Borgoña, Languedoc y el valle del Ródano. El presidente de la Unión de Agricultores de FNSEA, Jerome Despe, advirtió: "Este es un fenómeno nacional. Dijo que estas heladas son peores de lo que recordaba". Por su parte, Boris Calmette, enólogo de 62 años presidente de la asociación de bodegas cooperativas de Francia, habló de un desastre: "Nuestras cooperativas de vino se han visto afectadas hasta en un 90%, lo que es extremadamente raro".

Los funcionarios agrícolas locales dicen que el 90% de los viñedos en la región sur de han sido destruidos, y no solo las uvas como decimos, también melocotoneros, nectarinas y albaricoques. Entre las cepas más afectadas se encuentran las uvas Pic St Loup de Languedoc, en el sur de Francia, donde la temperatura bajó a -8 ° C.

Las 65 regiones vinícolas de Burdeos se vieron afectadas por temperaturas tan bajas como -5 grados centígrados, y los viticultores encendieron braseros y antorchas a unos pocos metros de distancia para proteger sus cultivos. Otra estrategia es quemar manojos de paja.

Según los informes, en la región de Sauternes de Burdeos, en algunos viñedos se destruyeron el 90% de las cosechas.

No solo fuego para combatir el frío

No solo el fuego que se encendió para proteger los cultivos fue utilizado como estrategia para luchar contra las heladas. Muchos viñedos y fincas se rocían con aspersores aéreos para cubrir las cepas con una capa de hielo sobre ellos. El hielo forma una capa alrededor y los protege de las heladas.

El fuego generó mucho humo en múltiples áreas, causando niebla en pueblos cercanos. Los políticos ecologistas en la región de Gironde alrededor de Burdeos se opusieron a la espesa niebla causada por las lámparas de parafina y la peor calidad del aire en el país. Según los informes, existen problemas de contaminación similares en el sureste, cerca de Lyon, más al norte y en otros lugares.

Los agricultores que no tienen equipo especial para evitar que los viñedos se congelen, queman grandes fardos de heno. Atmo Auvergne-Rhône-Alpes, un equipo de monitoreo de la calidad del aire, dijo que el problema es "raro". El gobierno está preparando un plan de ayuda para los agricultores afectados, que incluye desgravaciones fiscales y otra asistencia financiera. El ministro de Agricultura dijo: "Esta situación es inaudita". El jefe del grupo vitivinícola europeo CEEV, Jean-Marie Barillère señaló que ya está claro que la cosecha de 2021 será mala. Boris Calmette añadió a Radio France: "Cuando pasas una mañana en las vides y ves las hojas congeladas, tu estómago da vueltas. Después de tres horas, se vuelven grises o negras".

Un artículo de Angélica Mur
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2017 veces

Comenta