Alfonso X: 800 años del mejor Rey para el vino español

Escrito porLuis Congil

Viernes 26 de Junio de 2020

Compártelo

Leído › 1608 veces

El 23 de noviembre de 2021 se cumplirán 800 años del nacimiento de Alfonso de Castilla (y de Suabia)  que habría de pasar a la historia como el décimo de su nombre,  aderezado además con el epíteto de  "el sabio". Desde el Museo do Viño de Galicia queremos reivindicar que tal efeméride sirva para recordar su papel decisivo para el viño español.  Fue el primero en unificar una legislación garantista clave en la producción del vino, su reinado  determinó la creación y difusión de regiones vitícolas como Jerez y O Ribeiro y, por si fuera poco, cantó como poeta al vino en sus Cantigas universales en lengua gallega. ¿Alguien da más?

Como monarca, Alfonso X impulsó definitivamente los vinos de Jerez tras su reconquista a los árabes en 1264, dando realengo (asociando a la corona) al antiguo protectorado islámico de Sherish. Luego,  ya castellanizada la zona como Xeres, potenció y blindó unos viñedos que le reportarían pingües beneficios al fisco real.

A los vinos del Ribeiro del Miño y del Avia los encumbró a la literatura universal  con la mejor propaganda posible,  asegurando en la cantiga de título "Com'eu en dia de Pascoa queria ben comer" que  uno de sus máximos placeres para él  sería  beber  "[do] bon vinho d'Ourens (...)"  mientras escuchaba  con deleite  la canción del Todopoderoso.

En cuanto a su producción legal  –antecedente y cuna del derecho español- sólo cabe recordar que unificó y amparó las normas de garantía y calidad en la distribución de vino ("E fi alguno a abiéndas echa algo malo en el vino, es obligado a enmendar todo el daño que por eto vino", ley 13, titulo 15, partida 7).  El comercio creció a tal punto que, durante su reinado y mientras perfilaba el corpus  Fuero Real-Espéculo-Siete Partidas , instauró 25 nuevas ferias  en otras tantas cabeceras territoriales, haciéndolas coincidir con sendas festividades religiosas.

Medio suevo, quiso ser emperador

Algo que casi nadie destaca  es que Alfonso X fue también un rey suevo (al menos a medias) como aquel Hermerico que en 411 fundó en Galicia el primer reino medieval de occidente.    Su madre, Beatriz de Suabia (Suabia:  Schwaben o Schwabenland,  en alemán, región histórica del suroeste del pais, de dónde de procedían los suevos galaicos) era nieta del emperador Federico I Barbarroja, lo que prendió de por vida en el rey Sabio un prurito exacerbado por obtener el trono de emperador del Sacro Imperio.

Nunca lo consiguió, y los historiadores coinciden en que invirtió en ello la mitad de las energías de su vida. Pero para el vino español no fue un esfuerzo en vano. Las numerosas embajadas y viajes  que consumieron estas gestiones -como la de Pisa que lo visitó en Soria en  1256 para ofrecerle ser "emperador y rey de romanos"-  serían todas agasajadas con los vinos que el rey Alfonso cantaba en sus cantigas y potenciaba con sus leyes.  La fama de jereces y ribeiros se difundió así por  las cortes europeas, y no es casualidad que los dos siglos posteriores registrasen una gran expansión comercial de los vinos hispanos hacia los  puertos de Génova, Inglaterra y Holanda.

En su infancia, el niño Alfonso fue educado en gallego en la villa ourensana de Allariz por la mujer de su tutor, Mayor Arias de Limia, y él devolvió el favor a la lengua de Galicia elevándola a idioma vehicular de la cultura en su reino. Con el vino español realizó también una labor, quizá más callada, de promoción y propaganda, que ahora es de justicia reconocerle.

Quizá los aciertos de Alfonso no se deban anto a que fue un rey sabio, como a que fue un gobernante cosmopolita. Su visión abierta se adelantó a los tiempos, generando un humanismo casi renacentista en plena Edad Media.  Como muestra sirva  la frase completa con que despedimos siempre estas reflexiones sobre la historia del vino, y que procede directamente de su boca: "quemad viejos leños, leed viejos libros, bebed viejos vinos, tened viejos amigos".

Por tanto...  Salud, y viejas historias.

Con vino.

Un artículo de Luis Congil
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1608 veces

Comenta