Let's wine con Oinoz

Escrito por

Viernes 27 de Marzo de 2020

Compártelo

Leído › 1520 veces

Para quienes consideramos que el vino es un arte, también creemos que al unirlo con otras expresiones artísticas tiene efectos fabulosos en el estado de ánimo. Así es como surgió la propuesta enomusical de Oinoz, una plataforma divertida y original en la que música y vino se unen con un solo propósito: hacernos sonreír y recordarnos el lado bello de la vida.

El proyecto Oinoz Wine Sounds, nos presenta su videoclip Let´s Wine, dirigido por Verdejo, un artista que ama con alma de enólogo que decidió unir sus dos pasiones para transmitir un mensaje positivo. El videoclip cuenta con una estética a medio camino entre una novela gráfica y un rollo de pruebas fotográficas, Verdejo llamó a ese corto «Life Sounds» en el que plasmó la energía vital que nos rodea y cómo influye en cada uno de nosotros.
Rescatando ese proyecto, Let´s Wine hereda su mensaje y lo lanza potenciado por la esencia de Oinoz: energía, identidad... y vino.

Oinoz viene de la palabra vino en griego. Se trata del primer vino de Carlos Moro elaborado en la DOCa Rioja. Es un crianza moderno, fresco y elegante, elaborado exclusivamente con uvas tempranillo, procedentes  de viñas de zonas medias y altas en San Vicente de la Sonsierra y Labastida.

Los viñedos que le dan vida tienen edades entre los 25 y 80 años, por lo que sus producciones son limitadas y muy valoradas. Las características de finura y elegancia de sus uvas, se desarrollan bajo una combinación perfecta de condiciones muy peculiares, entre el suelo de presierra y el clima casi serrano.

El resultado, es un vino que se vive como una sinfonía para los sentidos. Cuenta con coquetos colores violáceos, lleno de vida. En copa, se respira la elegancia de su equilibrio perfecto entre fruta roja y madera, son sutiles toques de frutos negros como el arándano, con fondo mineral, en equilibrio con los aromas que adquiere en su paso por barrica, como de clavo y pimienta negra, chocolate negro, tofe y café. Desde el primer momento en que se tiene en boca, se distingue el sello de sabor de la uva tempranillo, con toda su suavidad y frescura. Es un vino amplio, de sensación golosa y agradable.

Además de ser un vino en el que se saborean los estándares de calidad de Carlos Moro, está amparado por las normas de la denominación de origen más importante de España. La excelencia con la que se produce y las sensaciones que despierta en quienes lo hemos probado, hacen que le de un valor incomparable a la tierra que lo vio nacer.

Un artículo de Deby Beard
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1520 veces

Comenta