Hamburguesas para todos los gustos y ¡acompañadas con vino!

Mariana Gil Juncal

Lunes 27 de Mayo de 2019

Leído › 2637 Veces

¿Con qué vino acompañar diferentes tipos de burguers?

Para celebrar el día mundial de la hamburguesa, propuesta gastronómica que pasó de ser el ícono del fast food a la protagonista de la revolución gourmet, propondremos maridajes con vino. Sí, con vino. Ya que seguramente no es la primera opción de maridaje que aparece en nuestras mentes. Pero una vez que la prueben, os juro que no se detendrán jamás.

Lo primero que debemos recordar cada vez que pensemos en una hamburguesa es que en los últimos años esos pequeños (y ya no tan pequeños) bollitos de carne de vacuna que solíamos comer entre dos panes ahora pueden tener tantos sabores como queramos. Imaginar una hamburguesa ya no es sinónimo simplemente de comida rápida y barata.

De hecho algunos de los chefs más afamados del mundo (con estrellas Michelin incluidas y todo)  tienen en sus restaurantes hamburguesas. Con el paso de los años la hamburguesa también se transformó en un alimento más inclusivo, ya que pasó de ser uno de los platos carnívoros por excelencia hasta mutar su personalidad con propuestas para todo el mundo.

Entonces, ¿qué opciones tenemos cuando hablamos de hamburguesas vegetarianas? El típico traje de carne, se transforma en una osada combinación de granos, legumbres y verduras para intentar recrear la textura de la carne. ¡Las de hongos o lentejas pueden hacer dudar de la elección de la hamburguesa tradicional de carne a más de uno! Claramente hay que confesar, que algunas propuestas lo logran mejor que otras, pero lo que las hace muchas veces algo complicadas de armonizar con el vino no son justamente los ingredientes sino el contenido de grasa, ya que como podrán imaginar poseen un tenor graso mucho más bajo que las hamburguesas tradicionales.

Entonces ¿con qué vino acompañar las veggie burguers? Tenemos que imaginar un fresco Chardonnay, si preferimos un blanco en nuestra copa, o un Ribera del Duero o Rioja roble o joven, así se podrán fusionar en texturas y cuerpo y ninguno opacará a su compañero de mesa.

Las hamburguesas de pollo se pusieron muy de moda hace más de 15 años, y empezaron a ser elegidas por quienes quieren vivir la experiencia de "comer una hamburguesa" pero con una sensación o experiencia un tanto más sana. De más está decir, que las hamburguesas de pollo también son más bajas en grasa como las vegetarianas y, además, más suaves en sabor.

Si elegimos acompañarlas con toppings o ingredientes que sumen grasa al cuerpo del plato,  ahí el maridaje cambia de color. Cebolla caramelizada, aguacate, bacon o queso son solo algunos de los interminables "extra" que actualmente uno puede encontrar entre panes. Chenin Blanc o Pinot Noir son ideales para casar a estas propuestas.

Las hamburguesas de pescado son ideales para disfrutarlas con vinos que tengan una fresca acidez y acompañen al aliado perfecto de este tipo de carne: el limón. ¡Qué sería del pescado sin limón! Entonces, podemos imaginar algún representante de la interminable oferta de rosados, de muy buena acidez y cuerpo ligero. Acá nuevamente el Pinot Noir dice presente ya que por su carácter afrutado y su estructura sin lugar a dudas potenciarán las hamburguesas de pescados grasos como el atún o el salmón.

Si además le queremos dar un toque asiático agregando alguna salsa teriyaki o con jengibre, os aseguro que tocarán el cielo con el paladar. Tanto las hamburguesas de pescado como las protagonizadas por carne de cerdo son las reinas de la versatilidad, y si hablamos de vinos versátiles para el momento del maridaje ¡recuerden que el rosado siempre será su mejor aliado!

Y sí, en algún momento llegaríamos a las hamburguesas de carne roja, las clásicas de clásicas, esas que sin lugar a dudas se nos dibujan en la cabeza cuando estamos antojados de una hamburguesa. Acá los tintos con más estructura serán el complemento ideal para contrarrestar la grasa de la carne.  El abanico de opciones es más que amplio.

Y también como en los casos anteriores los toppings o ingredientes adicionales harán que la personalidad de la hamburguesa mute en busca de un maridaje adecuado. Si somo amantes del crujiente bacon, la salsa barbacoa, los hongos aliñados o los quesos intensos, podemos pensar en un vino tinto con cierta crianza o en algunas variedades con toques más especiados como el Syrah, que con su salvaje personalidad nos regalará sin lugar a dudas una experiencia a puro sabor.

Mariana Gil Juncal
Licenciada en comunicación social, periodista y sumiller.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta