El OeMv augura un buen año de equilibrio y consolidación para el mercado del vino en España

Carmen Fernández

Viernes 16 de Enero de 2015

Compártelo

Leído › 3912 veces

Advierte de que una política comercial más favorable al vino por parte de la restauración podría contribuir a moderar la caída del consumo interno

Todo apunta a que este 2015 puede ser un buen año para el mercado del vino en España, que podría consolidar su posición como primer vendedor de vino mundial en volumen, aunque seguiremos sin conseguir aumentar el ranking de valor de nuestros vinos, que están llamados a compartir protagonismo con los vinos italianos, en detrimento de los franceses que siguen perdiendo cuota de mercado.

Aunque los análisis de mercado indican que no se invertirá la tendencia de descenso del consumo interno, desde el Observatorio Español del Mercado del Vino, su director Rafael del Rey apunta la posibilidad de que podamos recobrar la estabilidad, con ligeros repuntes en el consumo apoyados por el enoturismo y la hostelería especializada que, poco a poco, vuelve a poner de moda el vino. “consideramos que el mercado interno español puede recobrar la estabilidad aunque no suba sensiblemente.

Hay algunos indicios muy interesantes y positivos. Por una parte, puede recuperarse el consumo de vino en el hogar a través de los supermercados, después de que este consumo se viera muy afectado por las subidas de precio. Por otra parte, la recuperación económica puede favorecer algo la recuperación del consumo en hostelería y restauración, que es el canal que más ha sufrido durante la crisis”, explica el máximo responsable del OeMv.

En este sentido Del Rey tiene claro que una política de precios moderados y mayor rotación de producto puede favorecer la recuperación en este canal a través de nuevos establecimientos con una política comercial más favorable al vino. Sin olvidar un tercer canal, el de la venta directa, que está mostrando un comportamiento muy positivo. “Ya sea por visitas a las bodegas al amparo del enoturismo, por incremento de las ventas directas de bodega, por el aumento de las ventas a través de clubs de consumo y por el crecimiento de las ventas on line uni o pluri-marca, se trata de un canal de venta que estimamos sigue creciendo y también puede favorecer el consumo”.

Y es que parece que el vino gana protagonismo en 2015, también en las pasarelas que dictan como una de las tendencias el color Marsala, que no es otro que el color vino tinto, que nos acompañará en los mercados internacionales donde Italia y España marcarán el paso en la comercialización del vino. Italia en valor, muy apoyado en el repunte de sus exportaciones de Prosecco y España sobre todo en volumen, pero también con sus vinos de mayor valor, están liderando el crecimiento. Rafael del Rey explica que “las tendencias que venimos viendo en los últimos meses y que se extenderán este año siguen siendo muy favorables para los espumosos italianos y españoles, con crecimientos estables para los vinos envasados con y sin denominación de origen españoles y con pérdidas importantes para los franceses”.

Vinos de fácil consumo

“El fuerte crecimiento de los espumosos, como antes se dio también en algunos envasados tranquilos parece indicar buenas oportunidades para vinos más frescos y fáciles de tomar, como igualmente han demostrado las ventas de vinos blancos en España. Pero España, en particular, tiene grandes oportunidades para sus mejores vinos”, explican desde el Observatorio, apoyados en este criterio en la observación de los profesionales expertos de muchos mercados que reconocen y aprecian los buenos vinos españoles y esperan un mayor esfuerzo comercializador para que estén presentes en todos los lineales y restaurantes del mundo. “Ese esfuerzo comercial, que es el que vienen realizando nuestras principales marcas desde hace años, es el que seguramente también se intensificará en 2015”, aseguran.

Fuera de Europa, hablaremos mucho de Argentina y Chile, sin olvidarnos de EEUU, Canadá y México, que experimentarán crecimientos muy interesantes, mientras que el mercado chino ha frenado muy sensiblemente su ritmo de compras en favor de Rusia y otros países centroeuropeos y asiáticos. Hablamos siempre de tendencias por lo que siempre resulta difícil augurar cuáles serán los mercados en alza, aunque parece claro que Europa mantendrá el peso específico que le corresponde a un mercado maduro y de lento crecimiento.

Decanter recogía hace escasos días que el Jerez será uno de los protagonistas de 2015, junto con un cada vez mayor peso de los vinos ecológicos. A decir del director del OEMV, estos últimos tienen su nicho, no especialmente grande en España, aunque se trata de vinos que van aumentando ligeramente su cuota. De igual manera la enorme variedad que ofrece el mundo del vino nos permitirá seguir descubriendo variedades autóctonas y pequeñas producciones de buena calidad y muy ligadas a un terreno especifico.

Equilibrar las producciones

Después de los vaivenes en las cosechas de los últimos años, parece que 2015 está llamado a ser el año del equilibrio. “Lo que el sector, especialmente en las zonas más productivas, puede sacar de consecuencia de lo ocurrido en los últimos años es la necesidad de equilibrar las producciones tanto en cantidades como en calidades, en función de las necesidades del mercado” asegura Del Rey que, una vez más, incide en la necesidad de incrementar el valor de nuestro producto: “Si producimos mucho y del tipo de vinos que se venden más económicos, ganaremos poco. Si ajustamos las producciones, apostamos por vinos de mayor valor y los acompañamos con un esfuerzo comercializador más intenso, se generará más valor”.

En todo caso, lo que Del Rey tiene claro es que hay vino suficiente para ofrecer muy buenos productos al consumidor, a precios que en España no son en absoluto caros y permiten disfrutar mucho con la comida, con amigos o en familia al tiempo que saboreamos un buen vino, ya sea conocido – el de siempre – o alguna novedad de las muchas que produce España.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3912 veces

Comenta