114.582 Seguidores !

Una investigación revela que el vino tinto puede prevenir la obesidad

Madrid

Lunes 07 de Octubre de 2013

Leído › 11734 Veces

Un estudio científico llevado a cabo entre España y Francia determina que el resveratrol del vino puede prevenir la aparición y descomponer las células grasas humanas

Un nuevo estudio refuerza anteriores investigaciones sobre la capacidad de adelgazar del vino a través del resveratrol, un compuesto presente sobre todo en tintos, que puede bloquear la absorción de las células grasas en el organismo.

El resveratrol es una de las 41 móleculas conocidas hasta la fecha presentes en el vino. Se trata de un polifenol producido por las plantas de manera natural para defenderse contra agentes patógenos como bacterias y hongos. El resveratrol pasa al vino a partir de pieles de la uva, las pepitas, raspones y las barricas de madera en aquellos vinos con crianza.

Estudios previos examinaron el impacto sobre la obesidad de este compuesto del vino con células grasas humanas de cultivo en laboratorio.

Ahora, para este nuevo estudio, publicado en el Journal of Physiology and Biochemistry, un equipo de investigadores de la Universidad Paul Sabatier de Francia y la Universidad española del País Vasco, utilizaron celulas grasas humanas extirpadas quirúrgicamente - procedentes de adipocitos humanos en personas con sobrepeso. Estas células se extrajeron tan sólo unas horas antes de realizar las pruebas.

La autora principal de esta investigación, la española Saioa Gómez Zorita señaló que las pruebas se realizaron de este modo debido a que "los individuos obesos procesan las grasas de manera diferente a los demás".

Zorita y sus colegas incubaron las células grasas humanas con diferentes dosis de resveratrol, a continuación, midieron su descomposición de triglicéridos, el proceso por el cual los ácidos grasos se liberan al torrente sanguíneo.

"Nuestros experimentos muestran que el resveratrol afectada la entrada de glucosa en las células grasas", explicó Cristiano Carpene, co-autor de la investigación.

Tras el estudio los investigadores han llegado a la conclusión de que el resveratrol puede tanto prevenir la acumulación de nuevas grasas, como ayudar a descomponer la grasa existente en el tejido adiposo.

Carpene advirtió, sin embargo, que las dosis efectivas de resveratrol en estos experimentos eran mucho mayores que la que podría ser consumida a través del vino y que todavía no se conoce cómo el cuerpo humano metaboliza este compuesto.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta