El consumo moderado de vino durante el embarazo no daña el desarrollo del niño, según un estudio de Brístol

Madrid

Jueves 05 de Septiembre de 2013

Leído › 6499 Veces

La revista médica British Medical Journal de la Asociación Médica Británica publica un estudio realizado por la Universidad de Bristol en la que se demuestra que el consumo moderado de bebidas alcohólicas, principalmente vino y cerveza, durante el embarazo no afecta negativamente al posterior desarrollo físico e intelectual del niño

Según una publicación reciente en la revista médica British Medical Journal (BMJ), investigaciones realizadas en el suroeste de Inglaterra demostraron que el consumo moderado de bebidas alcohólicas no afecta al bebe durante el embarazo.

Esta investigación se basó en el estudio de las madres de la región, las cuales en su mayoría habían consumido bebidas alcohólicas, principalmente vino y cerveza, durante el embarazo.

De hecho, de las 6.915 mujeres que participaron en el "Estudio Longitudinal Avon de Padres e Hijos", realizado por un equipo de la Universidad de Bristol, más del 95% se clasifican a sí mismos como consumidores habituales de bebidas alcohólicas.

Así, los investigadores concluyeron en su estudio que en las mujeres que bebían con moderación durante el embarazo no se habían producido signos negativos ni afectado adversamente el desarrollo físico e intelectual de los niños.

Según el estudio publicado en BMJ, revista médica semanal del Reino Unido editada por la Asociación Médica Británica, las mujeres bebían un promedio de tres a siete copas a la semana. Sus hijos, ahora con un promedio de 10 años en edad, obtuvieron unos resultados satisfactorios tanto en las pruebas físicas como intelectuales que se les realizaron.

El contrapunto a este estudio se sitúa en la variable 'factor social'. Según esta publicación británica, la situación socioeconómica de la región objeto de estudio ha sido muy favorable, destaca que se trata de madres de alto poder adquisitivo, con muchos recursos económicos y otros factores pueden haber ayudado a un mejor desarrollo del niño.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta