Los vinos de La Mancha conquistan nuevos horizontes en América

Importadores descubren sus tesoros vinícolas en misión inversa

Jueves 09 de Mayo de 2024

Compártelo

Leído › 1558 veces

Los últimos días han sido testigos de un evento singular y repleto de expectativas en el corazón de España. Importadores provenientes de México, Brasil y República Dominicana han decidido cruzar el Atlántico para sumergirse en el riquísimo patrimonio vinícola de La Mancha, un área que se ha hecho eco de su fama mundial gracias a la figura literaria del Quijote y que ahora, busca encantar paladares más allá de sus fronteras tradicionales.

La manchega Torre del Vino de Socuéllamos marcó el inicio de esta aventura gustativa, ofreciendo a los visitantes una selección representativa de lo que la región tiene para ofrecer. El acto se enmarcó dentro de una misión inversa de primavera, meticulosamente organizada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen La Mancha. Este tipo de iniciativas son fundamentales para las bodegas locales, pues les permiten presentar sus productos directamente a potenciales compradores internacionales, quienes a su vez, buscan diversificar y enriquecer sus catálogos con etiquetas que prometen una excelente aceptación en sus mercados de origen.

A lo largo de la semana, los asistentes no solo degustaron vinos, sino que también se empaparon de la cultura y gastronomía local. La experiencia se diseñó para ser tan envolvente como informativa, integrando visitas a lugares emblemáticos como Campo de Criptana, donde los gigantes molinos de viento parecen sacados de las páginas de Cervantes, y bodegas de renombre como El Vínculo y Cristo de la Vega.

El recorrido continuó por Tomelloso y Villarrubia de los Ojos, incluyendo paradas en las bodegas Allozo, Virgen de las Viñas y El Progreso. Un aspecto destacado fue la visita al Centro de Interpretación de la Alfarería Tinajera en Villarrobledo, un sitio que rinde homenaje a la antigua tradición de fabricar grandes tinajas de barro utilizadas para la fermentación del vino.

Al concluir la semana, los invitados llegaron a Manzanares, donde las bodegas Isidro Milagro y Vinícola de Castilla les esperaban para ofrecer una última cata antes de proseguir a Madridejos y visitar la bodega Bogarve 1915. Cada parada fue una oportunidad para que los visitantes profundizaran su comprensión sobre el vino manchego, apreciando desde los más jóvenes y frescos hasta aquellos que han tenido una crianza más prolongada.

Luis Martínez, encargado del área internacional de los vinos DO La Mancha, comentó que esta experiencia ha sido fundamental para que los visitantes "conozcan nuestras bodegas, nuestros viñedos y por supuesto nuestra gastronomía y nuestro turismo".

Este evento no solo ha sido una ventana para exhibir la calidad y diversidad de los vinos manchegos, sino también una plataforma para observar y adaptarse a las tendencias de consumo en América. Ivonne Ortíz, una de las importadoras mexicanas presentes, destacó un cambio significativo en las preferencias de los consumidores de su país, quienes ahora optan por vinos donde la fruta es la protagonista, dejando un poco de lado las variedades más robustas envejecidas en madera.

Con un panorama tan alentador, la Denominación de Origen La Mancha se prepara ahora para llevar sus esfuerzos de promoción al continente asiático, donde realizarán seminarios y otras actividades con el objetivo de captar la atención en nuevos mercados. Este es solo el comienzo de una estrategia que busca posicionar a La Mancha no solo como un tesoro literario, sino como una región vinícola de renombre mundial.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1558 veces