Entre copas con... Mariano Braga

Es sin duda uno de los sumilleres más prolíficos de habla hispana. Argentino afincado en España desde hace años, Mariano se ha convertido en un mediático personaje del mundo del vino.

Javier Campo

Miércoles 27 de Marzo de 2024

Compártelo

Leído › 3029 veces

Fue uno de los primeros sumilleres que hubo en Sudamérica y ha aparecido en infinidad de medios de comunicación de países como Estados Unidos México, Colombia, Perú, Uruguay y España.

En su Argentina natal, consiguió además impregnar de éxito su restaurante Pampa Roja, algo que está dedicado a muy pocos y es que fue portada de Forbes en su edición del país del cono sur.

En la actualidad su podcast Me lo dijo Braga es uno de los más escuchados por los vinofilos de habla hispana y su pasión por la prescripción del vino le han llevado a abrir la Academia Braga en la que se puede acceder a infinidad de contenido formativo por suscripción.

Pero esto, lo podemos leer y conocer entrando en la red. Ahora, lo que queremos es conocer a la persona que hay detrás de la copa.

¿Cómo llegas al mundo del vino?

Yo nací en una casa en la que jamás se bebió vino, así que de tradición no vengo. El vino comenzó a interesarme de chico, eso es cierto, cuando con mis padres viajábamos y veíamos a la figura del sommelier siempre impoluto hablando de gastronomía, de cultura, de geografía... evidentemente algo me despertaba. De hecho, a mis 19 años comencé a estudiar la carrera de sommelier sin nunca antes haber bebido una copa de vino.

El sumiller ¿nace o se hace?

Creo que como absolutamente todo en la vida, se hace. Se hace eternamente. Se moldea, se crece, se aprende. Es una carrera al horizonte... cuanto más avanzás, más lejos se corre la meta. Así que, si no se disfruta el camino, sabiendo que no se sabe nada, creo que nos perderíamos una parte importante.

Muchos te conocen mediáticamente como sumiller de RRSS, pero menos por la sala ¿Qué es un sumiller de sala?

El anfitrión que disfruta el disfrute ajeno. Trabajé en sala solo en mi restaurante, durante años, así que mi experiencia está súper sesgada a lo que fue Pampa Roja y todo lo hermoso que logramos allí. A nivel gastronomía, siendo reconocidos como el Mejor Restaurante de Argentina, y a nivel vinos, con la carta de bebidas internacionalmente más premiada del país. Fue una etapa tan maravillosa como intensa, porque la sala tiene una demanda que sinceramente hoy no extraño... pero cada vez que salimos a comer con mi mujer ("Borsani", para los amigos), nos pica un poco el bichito.

La profesión de sumiller ¿está infravalorada o sobrevalorada?

La profesión como tal puede ser que hoy viva tiempos de esplendor de cara al mundo (aunque internamente no creo que sea una profesión valorada en otros sentidos). De cualquier forma, me gusta pensar que vale lo que uno hace que valga. Y ahí la responsabilidad es individual, y nos cae sobre los hombros a cada uno de nosotros el saber qué hacer con nuestra profesión y cómo encararla.

Una pregunta directa ¿Cuál es tu vino preferido (marca)?

A ver. La primera respuesta es la aburrida: "no tengo". Eso lo decimos todos, porque es cierto que (1) profesionalmente uno siempre está motivado por la infidelidad vínica, mantra de todo bebedor serial y, (2) tenés cientos de cuestiones que definen que hoy prefieras un vino por sobre otro, y mañana cambies. Pero si me la tengo que jugar, la segunda respuesta sería el Etchart Privado Torrontés.

Si fueras un vino ¿Qué vino serías?

Algún tinto un poco retorcido, pero clásico. Que te invite a pensar, porque los que me conocen saben que soy bastante (demasiado) pensante jajajajaja.

El vino son personas, además, del vino en sí mismo ¿Qué personas te han marcado en el mundo del vino?

Uf, uno toma tanto de tantas personas en su carrera. En distintos momentos, tuve profesores que me marcaron mucho en mis inicios, como Luis Fontana y Gustavo Precedo en mis tiempos de estudiante en Buenos Aires. Después con los años uno termina absorbiendo mucho más de enólogos, incluso tejiendo lazos de amistad. También figuras como Elisabeth Checa en Argentina tuvieron una forma de ver las cosas que le sumaron un montón a mi vida laboral.

¿Disfrutas más trabajando en la sala o enseñando como docente?

La sala me encantaba, pero es un ritmo para dedicarle una partecita de tu vida, nunca me vi trabajando en sala eternamente. Es cierto que personalmente disfruto muchísimo viendo cómo otras personas disfrutan, por eso el restaurante tiene algo maravilloso imposible de replicar en otros ámbitos. La educación es menos arriesgada, pero impactás a más personas, y eso me fascina. En ambos casos tenés un montón de puntos de unión. Entonces, para responder la pregunta, diría que disfruto más la sala, pero soy mucho más feliz enseñando.

¿Cuál ha sido el maridaje (comida y bebida) que más te ha emocionado?

Una experiencia reveladora fue un queso de mohos azules elaborado con leche de ovejas Papintas y una Terrantez 20 años de Henriques & Henriques, Madeira.

Cuando sales a tomar algo y ves en qué tipo de copa sirven un vino ¿prefieres pedir otra cosa o te resignas?

Ja, linda pregunta. Me súper resigno. Soy el tipo más relajado del mundo saliendo a comer, y me parece horrible el comensal que hace pasar malos momentos al equipo de sala. No sé si está bien o mal, pero si voy a un lado en donde como mal o lo que sea, jamás me quejo... no vuelvo probablemente, pero jamás me quejo.

Un sumiller referente y porqué...

Uno único es imposible, no creo que exista un profesional (ni una persona, claro) admirable en su 100% y todos tenemos nuestras cosas lindas y no tanto. Hay personas que me encanta escuchar desde su sapiencia, otros en la destreza en servicio, en su forma de comunicar.

Un Supuesto. El mundo se acaba (que a este paso...) y solo puedes elegir un vino (y no hay más opciones) para beber el resto de tu vida ¿Cuál sería?

Iría por un Pinot Noir probablemente, porque es una uva que me encanta y no me cansa.

¿Próximos proyectos?

Miles, siempre, porque para atrás ni para tomar envión. Este año está siendo espectacular con BRAGA Academia, transformamos el modelo de negocio a una suscripción, con muchos invitados de los que aprendemos, y eso me entusiasma muchísimo. Hay que crecer con eso, sin dudas.

Mariano Braga, muchas gracias por estar con nosotros en Vinetur.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3029 veces