E-label.io, de IMERO, ofrece novedosos códigos QR dinámicos para el etiquetado de vino

Con la entrada en vigor del reglamento 2021/2117 de la UE, que obliga a que las contraetiquetas de los vinos...

Loreto Vázquez

Jueves 21 de Diciembre de 2023

Compártelo

Leído › 5209 veces

Con la entrada en vigor del reglamento 2021/2117 de la UE, que obliga a que las contraetiquetas de los vinos incluyan la lista de ingredientes y una tabla nutricional, entran en escena las etiquetas electrónicas mediante códigos QR. Los vinos de la cosecha de 2023 se verán  afectados de forma diferente en función de si cumplen determinadas normas del mercado de la UE, como el contenido de alcohol, la acidez. En el caso de los vinos espumosos, casi todas las añadas de 2023 se encuentran ya afectadas por la segunda fermentación.

Ventajas de los códigos QR

Los códigos QR de IMERO ofrecen soluciones dinámicas que ahorran espacio y pueden actualizarse fácilmente. Existen diferentes proveedores de software con herramientas para crear etiquetas electrónicas. Pero  la elección del proveedor adecuado se basa en factores como la facilidad de uso, la protección jurídica, el coste y la integración de datos.

E-label.io, de IMERO, es una solución perfecta pues tiene una interfaz de usuario intuitiva, protección jurídica, precios competitivos, servicio multilingüe de atención al cliente y opciones de integración de datos.  Clientes como Viñedo Chadwick hablan de su propia experiencia en un materia inicialmente desconocida: "al cambiar la situación legal y vernos obligados a utlizar una nueva etiqueta cada añada suponía un aumento en la carga de trabajo. No solo eso, premisas como  el tamaño de la etiqueta que es limitado, resultaba difícil desarrollar un diseño que representase nuestra marca cumpliendo todos los requisitos legales. Era posible y estamos encantados de haber encontrado un softwarede  e-label.io de Imero que facilita mucho la creación de etiquetas".   Una  solución en la que coinciden con Torresol:  "E-label.io permite imprimir el código QR lo más pequeño posible sin dejar de cumplir las directivas de la UE. Al tratarse de códigos QR dinámicos se pueden ir añadiendo fácilmente valores,  como los de laboratorio. A largo plazo, esto supone un ahorro considerable en los costes de impresión de etiquetas físicas, ya que la información detallada puede actualizarse digitalmente sin tener que reimprimir las etiquetas. Esto nos facilita a los productores la implantación y proporciona un servicio óptimo y transparente a nuestros clientes finales".

La  normativa de la UE solicita que se incluya información sobre la bodega, el tipo de vino, la añada, los valores nutricionales y los ingredientes. También es un requisito necesario que el código QR sea lo suficientemente grande y claro como para que los dispositivos móviles puedan escanearlo con facilidad. El tamaño mínimo recomendado es de 1 cm por 1 cm. Para la "zona tranquila" o el "borde" que rodea el código QR, debe mantenerse una distancia de 1 mm. Con E-label.io de IMERO, la bodega puede estar tranquila de que cumple con toda la información obligatoria.

Fácil de crear

En pocos pasos puedes conseguir este código:  Es sencillo, rápido y muy intuitivo. Primero entrar en el sitio web e-label.io . Se puede elegir entre dos procedimientos diferentes. Opción 1: Rellena individualmente la información nutricional y los ingredientes del vino para el que desea crear la etiqueta electrónica. O la opción 2:  enviar los datos de varios vinos de forma colectiva utilizando una tabla disponible en el sitio web, en la que puede cargar toda la información para crear varias etiquetas electrónicas a la vez.  Para Viñedo Chadwick es la solución ideal, pues ofrece: "la posibilidad de crear varios QR al mismo tiempo, pues no todas las plataformas lo permitían al principio. Esto simplifica enormemente el proceso. Además, el software es muy fácil de usar, tiene una estética agradable y sencilla". Además como con Torreso coinciden en el buen servicio de atención al cliente: " su amabilidad y su disposición a acompañarte en todo el proceso las veces que puedan ser necesarias es un valor añadido".

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 5209 veces