Vino DOP Rioja frente a Vino DOP Ribera del Duero: ¿Qué botella elegir?

¿Una cuestión de preferencia?

Escrito por

Jueves 26 de Octubre de 2023

Compártelo

Leído › 13062 veces

Entre las denominaciones de origen protegidas (DOP) más conocidas y valoradas, tanto a nivel nacional como internacional, se encuentran la DOP Rioja y la DOP Ribera del Duero. Ambas ofrecen vinos de alta calidad, pero presentan diferencias en sabor, terroir, y técnica que las hacen únicas. La elección entre una y otra, para muchos, incluyendo servidor, puede ser un ejercicio sofisticado que dependerá en última instancia del paladar individual, aunque ciertos aspectos podrían inclinar la balanza en favor de una sobre la otra.

La DOP Rioja se extiende a lo largo de las regiones de La Rioja, Álava y Navarra, y es particularmente conocida por sus tintos elaborados principalmente con la uva Tempranillo. La DOP Ribera del Duero, en cambio, abarca zonas de las provincias de Burgos, Valladolid, Soria y Segovia, y aunque también se basa en la Tempranillo, conocida en esta región como Tinta del País o Tinto Fino, los vinos resultantes son notablemente distintos debido a las diferencias en el suelo y el clima.

En ambos casos, me estoy refiriendo siempre a vinos de buena calidad o, al menos de una calidad aceptable, dejando de lado los vinos de supermercado o muy malos, por debajo de los 10 euros.

En Rioja, los vinos pueden variar mucho dependiendo de la subzona de la que proceden: Rioja Alta, Rioja Alavesa o Rioja Oriental (anteriormente conocida como Rioja Baja). Estas diferencias se deben a variaciones en la altitud, el clima y el suelo. Ribera del Duero, por otro lado, tiene un clima más extremo, con inviernos fríos y veranos calurosos, lo que contribuye a vinos más robustos y con más cuerpo.

Ambas DOP tienen reglas estrictas en cuanto a la producción de vinos. En Rioja, la crianza, reserva y gran reserva son clasificaciones establecidas para denotar el tiempo de envejecimiento del vino, tanto en barrica como en botella. Ribera del Duero también emplea clasificaciones similares, pero el énfasis en el roble es generalmente menor.

Los vinos de Rioja son conocidos por su equilibrio y elegancia. Presentan una amplia gama de sabores y aromas, desde frutas rojas hasta notas especiadas y de cuero, dependiendo del tiempo y el tipo de barrica utilizados para su envejecimiento. Por otro lado, los vinos de Ribera del Duero suelen ser más intensos y potentes, con una mayor concentración de taninos. A menudo presentan notas de fruta negra madura, regaliz y, a veces, toques minerales.

En última instancia, la elección entre Rioja y Ribera del Duero dependerá de las preferencias personales de cada uno. Si eres de los que te inclinas por vinos más suaves, equilibrados y versátiles, Rioja podría ser tu elección. Si prefieres vinos con más cuerpo y potencia, Ribera del Duero podría ser más de tu agrado. Por supuesto, que duda cabe, que la mejor forma de decidir es probar vinos de ambas DOP y juzgar por ti mismo.

En mi opinión, tanto la DOP Rioja como la DOP Ribera del Duero ofrecen vinos excepcionales, cada una con su propio carácter y singularidad. La diversidad y la calidad de ambos garantizan que, independientemente de la elección, se disfrutará de una experiencia vinícola enriquecedora.

Un artículo de Luis Pablo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 13062 veces