Esfuerzos internacionales para combatir enfermedades de la vid

Científicos y especialistas se reúnen para discutir estrategias de manejo de enfermedades vasculares de plantas

Viernes 01 de Septiembre de 2023

Compártelo

Leído › 8157 veces

La reunión internacional fue organizada por el Laboratorio Europeo de Control Biológico (EBCL) del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), con el objetivo de compartir los últimos avances en enfermedades bacterianas vasculares de plantas transmitidas por insectos y discutir el desarrollo de una plataforma de bioseguridad.

Científicos, especialistas internacionales, representantes gubernamentales y empresas de agritecnología y biotecnología de muchos países afectados por las principales enfermedades bacterianas vasculares de plantas participaron en el taller. Discutieron cómo obtener resultados más rápidos y efectivos al lidiar con plagas y enfermedades exóticas invasoras de cultivos.

En este contexto, el Jefe de la Unidad de Viticultura, Enrico Battiston, fue invitado a presentar las acciones en curso en la OIV sobre las actuales enfermedades epidémicas de la vid, como la enfermedad de Pierce y la Flavescencia dorée. "Los grandes desafíos requieren grandes acciones y en este sentido, la OIV está trabajando para actualizar y adoptar nuevas directrices armonizadas para la gestión de estas epidemias amenazantes", dijo el Jefe de la Unidad. También destacó el papel crucial de la OIV para fomentar la implementación de estrategias colectivas para prevenir y controlar la propagación de enfermedades epidémicas de la vid en el sector vitivinícola.

La enfermedad de Pierce y la Flavescencia dorée son dos enfermedades de la vid que han causado estragos en los viñedos de todo el mundo. La enfermedad de Pierce es causada por la bacteria Xylella fastidiosa, que es transmitida por insectos vectores como la cigarrilla de espuma. La Flavescencia dorée, por otro lado, es causada por un fitoplasma transmitido por la cicadélido Scaphoideus titanus. Ambas enfermedades afectan la salud de las vides y pueden causar pérdidas económicas significativas para los productores.

La OIV, que es la Organización Internacional de la Viña y el Vino, ha estado trabajando para desarrollar estrategias de manejo y control para estas enfermedades. La actualización y adopción de directrices armonizadas es un paso crucial en este proceso. Estas directrices ayudarán a los productores y a las autoridades reguladoras a implementar medidas de manejo y control más efectivas para prevenir y controlar la propagación de estas enfermedades.

El papel de la OIV es especialmente importante en este contexto, ya que fomenta la colaboración entre los países afectados y ayuda a coordinar los esfuerzos de control a nivel internacional. La implementación de estrategias colectivas es esencial para prevenir y controlar la propagación de enfermedades epidémicas de la vid en el sector vitivinícola.

Es fundamental que los países afectados colaboren y compartan información sobre las mejores prácticas para el manejo de estas enfermedades. La cooperación internacional es clave para abordar estos desafíos y garantizar la salud y la productividad de los viñedos en todo el mundo.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 8157 veces