Bombazo en Jerez: la escocesa Macallan adquiere el 50% del Grupo Estévez (y anuncia sorprendentes planes)

Se invertirá 60 millones de euros en un centro logístico de vanguardia con capacidad para 80.000 botas que generarán decenas de empleos

Roberto Beiro

Miércoles 15 de Marzo de 2023

Compártelo

Leído › 26232 veces

Botas de vino de jerez del Grupo Estévez

Cada vez se revelan más pormenores del convenio establecido entre The Macallan (grupo Edrington) y Estévez. Lo que en un principio parecía ser una mera cooperación entre ambas empresas para la producción de un whisky utilizando barriles de Jerez, ha terminado por convertirse en un impactante acontecimiento en la región debido a la adquisición por parte del conglomerado escocés.

De esta manera, la destilería escocesa The Macallan ha comprado el 50% del Grupo Estévez con el propósito de asegurar que su característico whisky escocés de malta sea añejado y madurado en botas de roble impregnadas con los vinos de Jerez.

Pero además, la entrada de Macallan supone una inyección económica importante para Estévez y también para Jerez. Los nuevos socios proyectan construir un gran centro logístico con capacidad para el envinado de más de 80.000 botas. Entre las distintas localizaciones visitadas, las antiguas instalaciones de la Azucarera de Guadalcacín en Cañada Ancha se adaptan perfectamente para el proyecto.

Fuentes de la compañía aseguran que el proyecto del futuro centro industrial está aún en fase embrionaria y sin cuantificar, por lo que es precipitado precisar si la inversión total podría acercarse a los 60 millones a los que apunta la información publicada por La Voz del Sur. Según las mismas fuentes el proyecto generará decenas de empleos.

Las fuentes han confirmado que la inversión será significativa, ya que, además de la construcción de las naves bodegueras, está previsto construir un gran centro de visitas. La idea es que este centro de visitas sea un edificio emblemático, moderno, funcional y sostenible, y que sobresalga, al estilo de las construcciones bodegueras diseñadas por reconocidos arquitectos.

Edrington y Estévez barajan convocar un concurso de arquitectura para elegir el diseño que mejor se adapte a su pretensión de que el centro de visitas sea el gran escaparate de Macallan en Jerez. El objetivo es recibir y atender a los clientes para dar a conocer todo el proceso de la madera, elaboración de botas y su envinado con jerez, al que atribuyen un papel fundamental en la calidad de su producto final.

La intención de los nuevos socios es concentrar el envinado de botas para Macallan en el futuro centro industrial, que requerirá de multitud de trámites burocráticos para la obtención de las licencias previas al inicio de la construcción. Para ello, el grupo Estévez ha mantenido los primeros contactos con el Ayuntamiento para verificar que el desarrollo del proyecto no precise ninguna modificación urbanística.

"Es apropiado el terreno de la azucarera, pero antes habría que contar con las licencias", señalan las fuentes, que apuntan a un plazo mínimo de tres o cuatro años para que el futuro centro industrial esté operativo, periodo que coincide con los contratos que tiene en vigor Macallan con otras grandes bodegas del Marco.

El grupo Estévez también ha confirmado la compra de otras 130 hectáreas de viñedo, con las que la superficie total en propiedad del grupo bodeguero jerezano supera las 900 hectáreas. Entre las parcelas adquiridas figuran 68 hectáreas de la viña ecológica más grande del Marco, ubicada en la carretera de Morabita y propiedad de un trebujenero que hizo fortuna tras emigrar a Rusia y ha decidido concentrar su actividad vitícola en Italia, donde también posee Viñedos.

Además, el resto de la superficie hasta completar las nuevas 130 hectáreas de viñedo de Estévez pertenece a la viña Crespellina, que suministraba a González Byass, en la carretera de Trebujena.

La adquisición de estas nuevas parcelas de viñedo es un paso más en la apuesta de Estévez por la calidad y la excelencia en la elaboración de sus vinos de jerez. De hecho, con esta compra, el grupo bodeguero jerezano se consolida como uno de los principales productores de vino de la Denominación de Origen del jerez.

Asimismo, el proyecto del nuevo centro logístico y de visitas de Macallan y Estévez en Jerez supone una oportunidad única para la ciudad y la región. La inversión en este nuevo centro generará empleo y riqueza, y consolidará la posición de Jerez como uno de los principales destinos turísticos enológicos del mundo.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 26232 veces