Un embajador llamado Jumilla: Skål!

Carmen Fernández

Lunes 19 de Septiembre de 2022

Compártelo

Leído › 1188 veces

La DOP sigue apostando por el sol como eje de sus mensajes de promoción, esta vez a través de 5 píldoras audiovisuales con el chef Estrella Michelin Pablo González-Conejero como protagonista. El cocinero murciano viajó hasta Noruega para buscar la esencia de la gastronomía noruega y descubrir maridajes excelentes con los vinos de esta histórica denominación de origen.

Pablo González Conejero
Pablo González-Conejero

La estrecha relación entre gastronomía y vinos es indudable pero la DOP Jumilla ha ido un paso más allá buscando el nexo más fuerte que les une: el sol. El astro rey es el eje sobre el que gira la promoción de esta denominación de origen, que en la primera parte de su campaña tuvo como lema 'Y el Sol se hizo vino' y que para la segunda fase ha elaborado una pequeña serie documental titulada "Un embajador llamado Jumilla", para la que la DOP Jumilla ha contado con uno de los mejores cocineros de España, el murciano Pablo González-Conejero, cocinero de Cabaña Buenavista, restaurante con dos estrellas Michelin y tres soles Repsol, al que han enfrentado a un país tan diferente del nuestro como Noruega, concretamente a una población donde no se ve el sol, Rjukan, para el rodaje del spot de su campaña 'Y el Sol se hizo vino'.

González-Conejero se tuvo que enfrentar así a un viaje inesperado que le permitió conocer un país muy diferente a España pero con el que se puede establecer lazos afectivos basados en la convivencia y, como no, en la gastronomía. Un país que no es productor de vinos, obviamente por sus condiciones climatológicas, pero sí es consumidor, y en el que los vinos de Jumilla les permiten disfrutar del sol que lo hace posible. Un viaje que le permitió "abrir, compartir... hemos hecho un viaje hermoso donde todos nos convertimos en ese pequeño embajador que llevamos dentro", explicaba Pablo González, que destacaba que "el intercambio enriquece al cocinero pero, antes, enriquece a la persona. El viaje siempre aporta cosas", afirma.

La campaña gira en torno al vino del sol, el vino donde más sol hay en Europa y por eso "nos fuimos al lugar donde menos sol hay. Es un lugar metido en un valle que, por su altura, no llega a penetrar el sol y la claridad que se consigue es producto del sol reflejado al colocar espejos en el alto de la montaña".

Durante una semana el chef pudo conocer diferentes aspectos de esta población, enclavada entre altas cumbres montañosas que lo alejan de la luz directa del sol, lo que le permitió entrar en contacto con productores - como una granja absolutamente tradicional de producción de carne de ovino ahumada-, con los mercados y, por supuesto, con la cocina tradicional noruega, una cocina en riesgo  de desaparecer, como consecuencia de la homogenización de la alimentación en todo el mundo, lo que hace que los países y las regiones pierdan parte de su identidad, de la que la gastronomía supone una parte muy importante.

Difusión en redes sociales

A lo largo de cinco píldoras audiovisuales amenas y divertidas, que se fueron estrenando en el canal de Youtube de la DOP Jumilla durante el mes de mayo y junio y que acumulan más de 12 millones de visitas, nos acercamos a la experiencia de González-Conejero durante la grabación del spot de esta denominación de origen y de los cinco capítulos que componen el documental titulados El Viaje, La Inspiración, Trabajo de Campo, Los Ingredientes y La Mesa. Todos ellos nos permiten disfrutar de los paisajes noruegos y de la experiencia de Pablo González en la búsqueda de nuevos ingredientes para cocinar y platos para maridar con los vinos de Jumilla.

El viaje y la experiencia también le sirvió al cocinero para reflexionar sobre el valor de lo más cercano, de la materia prima y, por supuesto, el valor del sol que nos permite producir todas las materias primas con las que cuenta nuestro país, y, por supuesto, para conocer más de cerca el trabajo que hay detrás de cada botella de vino "cuando destapas una botella de vino estás abriendo un montón de cosas que hay detrás de ella; hay familias, ilusiones y, sobre todo, mucho trabajo. He aprendido a valorar toda la historia que hay detrás y de todo el trabajo que implica", explicó. "Jumilla ha dado un gran paso adelante, hay mucha gente en la denominación de origen que tiene ganas de avanzar, es una denominación de origen que lleva una evolución imparable y en la que el viaje es fundamental, conociendo como se hace en otros lados el vino para aprender y mejorar", nos explica este reconocido restaurador que llama la atención sobre el hecho de que un vino de Jumilla haya conseguido 100 puntos Parker, "una clara demostración de cómo han avanzado esta denominación de origen en los últimos años", concluye el chef de la Cabaña Buenavista.

Una DO histórica que mira al futuro

Y es que la Denominación de Origen Protegida Jumilla cuenta con una amplia y antiquísima tradición vitivinícola que se remonta a hace tres mil años, con zonas de producción en altitudes que varían entre los 320 y 980 metros y surcada por sierras de hasta 1380 metros. Un total de 22.500 hectáreas de viñedo, en su mayoría de secano, y en vaso, ubicado sobre suelos predominantemente calizos. Las escasas precipitaciones que apenas alcanzan los 300 mm al año y las más de 3.000 horas de sol permiten unas condiciones idóneas para el cultivo ecológico, mayoritario en esta Denominación.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1188 veces

Comenta