La protección laboral en la vendimia: elementos y herramientas de seguridad

Úrsula Marcos

Viernes 23 de Septiembre de 2022

Compártelo

Leído › 537 veces

mujer vendimiando

Como cada año, la época de la vendimia ha llegado a nuestro país y, con ella, miles de trabajadores repartidos por toda la geografía española que encuentran en este trabajo de temporada una excelente forma de ganarse la vida. No obstante, lo cierto es que la vendimia es un trabajo que requiere de  un gran esfuerzo físico, así como del manejo de herramientas especializadas y, en muchos casos, ciertamente peligrosas.

Para tratar de aumentar la seguridad entre estos grupos de trabajadores, en los últimos años se han elaborado muchísimos dosieres específicos acerca de la prevención de riesgos laborales para los trabajadores de la vendimia, haciendo especial hincapié en una de la de las partes de cuerpo que más sufren con esta práctica: las manos.

Sea como sea, la vendimia es un trabajo con bastantes dificultades técnicas, en el que el esfuerzo y el desgaste físico son dos elementos clave de las jornadas laborales, por lo que es especialmente importante dedicar cierto tiempo a leer información acerca de los riesgos y la prevención con la que se debería trabajar.

Por todo esto, en el día de hoy hemos querido traer un resumen completo con algunos de los elementos de protección y seguridad que todo el mundo debería conocer antes de empezar a trabajar en un viñedo.

La importancia de la protección en las manos

Una de las partes de nuestro cuerpo que es más susceptible de sufrir accidentes o desgastes durante el ejercicio de la vendimia son, sin ninguna duda, nuestras manos. Y, por este motivo, probablemente sea una de las partes del cuerpo que más deberíamos proteger.

Por suerte, hoy en día contamos con excelentes alternativas en cuestión de guantes para uso profesional, que se encargan de mantener nuestras manos a salvo de los agentes externos y de posibles contratiempos relacionados con el uso de la maquinaria específica para la vendimia.

En este sentido, es importante fijarse en el tipo de guante que se utiliza: normalmente, deberíamos decantarnos por guantes fabricados en materiales resistentes e hipoalergénicos, como puede ser el látex, que guarden también cierta ergonomía para facilitar la sujeción de las herramientas y evitar la abrasión derivada de su uso. Por otra parte, unos buenos guantes para vendimiar también deberían incluir en su diseño la protección anticorte o de prevención de punzadas, de manera que se minimice significativamente el riesgo de sufrir alguno de estos accidentes.

Además de los guantes para uso profesional, otro de los puntos fundamentales para el cuidado y la protección de las manos durante la vendimia sería comprobar el buen estado y limpieza de las herramientas. De esta forma, debemos asegurarnos, por ejemplo, de que no están impregnadas de algún líquido que pueda hacer que resbalen de nuestras manos o de que tanto el filo como el mango se encuentran en buen estado para trabajar.

hombre en vendimia

Fatiga postural y cuidado de la espalda

Otro de los puntos críticos acerca de la protección de un trabajador a la hora de vendimiar sería el cuidado de la espalda y lo que se conoce popularmente como fatiga postural. Este tipo de riesgo laboral viene dado por las posturas, a menudo ciertamente antinaturales, que se suelen dar al estar varias horas vendimiando las uvas. Para este tipo de dolencias, lo más idóneo es recurrir a algún tipo de faja preventiva, que nos ayude a mantener esa parte de la espalda con una buena postura y sin sobrecargas.

Además de las fajas, que puede ayudar a paliar los efectos del ejercicio de la vendimia, también se deberían tener en cuenta otras prevenciones como pueden ser el intentar mantener una postura que deje la espalda lo más recta posible, agacharse siempre en posición de sentadilla y levantar los pesos de manera gradual, lo más pegados al cuerpo posible.

Protección ambiental y climática

El tercer punto más importante a la hora de prevenir riesgos durante la vendimia es la protección frente a la climatología. En este caso, sea cual sea el clima en el que trabajamos (así sea calor y sol o lluvias y frío), debemos prestar especial importancia a la vestimenta, eligiendo prendas frescas y transpirables en el caso de que haga calor y prendas específicas para el frío y la lluvia, como ropa térmica, chubasqueros o cortavientos.

Además de esto, también es importante prestar atención al calzado, de forma que sean zapatos de seguridad, que agarren bien el tobillo y nos permitan mantenernos bien sujetos al suelo. Finalmente, no hay que olvidar la protección solar para evitar quemaduras, así como de mantener una buena hidratación bebiendo agua de forma constante.

Para finalizar con este artículo sobre la prevención de riesgos laborales durante la vendimia, aprovechamos esta oportunidad para recomendar la lectura del dosier específico sobre este tema elaborado por el Instituto Galego de Seguridade e Saúde Laboral ISSGA, que recoge todos los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de preservar nuestra seguridad laboral mientras vendimiamos.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 537 veces

Comenta