La espaldera para el cultivo de la vid

Úrsula Marcos

Compártelo

Leído › 6719 veces

El cultivo en espaldera es una técnica muy extendida en el mundo agrícola. La espaldera se usa para la vid como uno de los sistemas de formación más habituales en viticultura, aunque no es lo recomendable en todos los casos. Su uso depende de factores como el suelo, el clima o la variedad a plantar. Conozcamos cómo hacer una espaldera para vid y en qué circunstancias es recomendable para el cultivo de la vid.

Qué es una espaldera para la vid

La espaldera para la vid es un tipo de sistema de conducción. La vid es una planta trepadora y para conseguir el mejor rendimiento y una mayor calidad del vino, es necesario encauzar y dar forma a la planta.

Con la conducción se estructuran las vides y cómo están plantadas para optimizar la calidad y cantidad de la uva. Reducir el número de hojas es uno de los puntos clave, ya que un exceso de follaje limita la oxigenación de los racimos de uva y su exposición al sol.

Existen diversos tipos de conducción, como la conducción en vaso, el parral o el sistema de Lyra. En este caso, nos vamos a centrar en el cultivo de la vid en espaldera.

El cultivo en espaldera es un sistema de conducción con apoyos, es decir: la vid se fija con una estructura permanente, llamada espaldera. Con esto se consigue dar la forma deseada a cada planta y controlar su desarrollo. Así, se consigue que las ramas crezcan solo en la dirección deseada.

Una de sus características más importantes es que plantar vid en espaldera permite la mecanización de los procesos agrícolas como la cosecha, ya que las máquinas pueden pasar entre las calles de vides plantadas en espaldera sin dañarlas.

Cómo funciona y en qué consiste

¿Cuál es la estructura de la espaldera?

La espaldera está compuesta por una serie de alambres que se fijan mediante postes. Existen dos tipos de postes y dos tipos de alambres.

Postes cabeceros

Poste cabecero
Poste cabecero

Se colocan encabezando cada hilera o calle en la que se van a colocar las vides. Son postes robustos y más altos, ya que soportan toda la tensión de la hilera. Se fabrican en metal, madera y hormigón.

Postes intermedios

Se sitúan a lo largo de la calle y sirven para repartir el peso y colocar los alambres de la espaldera a diferentes alturas, dependiendo del crecimiento de las cepas. Estos postes se colocan aproximadamente cada 5-6 metros, aunque esto depende de factores como el suelo, el tipo de vid o la tensión necesaria para soportar la estructura.

  • Alambres de formación. Se colocan en la fase de formación de la vid y son más gruesos.
  • Alambres de vegetación. Se disponen por niveles a distintas alturas para ir controlando el crecimiento de las vides. Ambos alambres suelen estar hechos de acero galvanizado.

¿Cómo se sujetan las ramas a la espaldera?

Se utilizan diversos materiales, desde los naturales, como la rafia a plásticos o alambres finos. Lo importante es evitar el estrangulamiento de la vid por usar ataduras demasiado fuertes.

Tipos de espaldera

Existen dos tipos principales de espaldera que se clasifican según su altura

Espaldera baja

Son espalderas con menor altura. Es ideal para los climas fríos, ya que la vid crece más cerca del suelo y se aprovecha mejor el calor.

Espaldera alta

Puede alcanzar una altura de hasta dos metros, aunque la medida ideal es de 1,70 para facilitar la recolección. Es más sencillo alcanzar los racimos que están a una altura media. Esta espaldera facilita la recogida mecánica.

Las ventajas de la espaldera para el cultivo de la vid

Plantar vid en espaldera tiene ventajas entre las que destacan la mecanización de la recolecta y el ahorro de costes. Pero las bondades de este sistema no se quedan ahí.

Facilita el riego

En la espaldera se puede destinar un alambre a la sujeción de una goma de riego.

Aprovechamiento del espacio

Se pueden plantar más vides en la misma superficie de cultivo.

Mejor mantenimiento

Se facilita la poda, la aplicación de tratamientos fitosanitarios y otras labores rutinarias de mantenimiento de la vid.

Mejores uvas

La espaldera mejora la aireación y aumenta la exposición solar de los racimos. Con esto se consiguen racimos más uniformes tanto en tamaño del fruto como en maduración.

Las uvas cuentan con mejor concentración de azúcares gracias al aumento de la tasa fotosintética. Además, el aire y el sol ayudan a mantener las vides libres de hongos.

¿Cuándo conviene plantar la vid en espaldera?

La espaldera permite producciones más abundantes y un rendimiento de hasta un 25 % más en cada cosecha. La inversión inicial es costosa, pero rápidamente amortizable.

Es adecuada para suelos ricos y para proteger las vides en climas fríos.

 

Es cierto que el cultivo en vaso está asociado con una mayor calidad de los vinos, pero la espaldera para la vid puede mantener altos estándares de calidad con la vendimia y el mantenimiento manual de las plantas.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 6719 veces

Comenta