Orange Wine El Grifo, el fascinante blanco con alma de tinto que gusta a los paladares audaces

Jueves 07 de Octubre de 2021

Compártelo

Leído › 1090 veces

Es una edición limitada de 648 botellas, monovarietal de uva Moscatel de Alejandría, variedad prefiloxérica cultivada a pie franco en chabocos centenarios, y elaborado como se hacía en Asia Menor hace más de 7.000 años

En 2017, el equipo de El Grifo elaboró su primer Orange Wine siendo una experiencia de vendimia con la que obtener lecciones y aplicarlas a los vinos habituales, pero se convirtió en un vino con la personalidad pertinente para ser ya una de sus referencias estrella. Orange Wine El Grifo se elabora únicamente con Moscatel de Alejandría, cultivada a pie de franco en chabocos centenarios. Es un blanco con alma de tinto que superó las expectativas y que divierte y conquista a los paladares que se alejan de lugares comunes y buscan diversión y sorpresa también en la copa.

Fue tras la gran erupción de 1730-1736, cuando parte de Lanzarote quedó cubierta por lava. Y allí donde el espesor del lajial (lava basáltica que al enfriarse da lugar a superficies onduladas o lisas) lo permitía, los lugareños horadaron huecos o chabocos hasta alcanzar la tierra vegetal y poder plantar las viñas. Entre las vides prefiloxéricas, la Moscatel es la que más agua exige, de ahí que su lugar natural fueran ya entonces los chabocos.

Naturalmente anaranjado

Es un monovarietal de Moscatel de Alejandría, y su singularidad no solo reside en la variedad y en el lugar en el que ésta crece, los chabocos, también es diferente por el proceso de elaboración. Intuitivo y sencillo, es un método que hunde sus raíces en Asia Menor hace 7.000 años. Consiste en la fermentación de la uva con sus hollejos y pepitas, manteniéndolos en el vino tres meses más antes de proceder a su separación y prensado.

De esta forma, se obtiene un vino natural, sin sulfitos añadidos porque los polifenoles de pieles y pepitas cumplen la misma función, aunque la posterior oxidación fenólica hace que vaya tomando a lo largo del tiempo un color que tiende al anaranjado.

Solo 648 botellas y mucha intensidad

En la añada 2020, de la que apenas existen 648 botellas, después de los tres meses en los que la uva estuvo en contacto con los hollejos y pepitas, el vino permaneció en depósito cuatro meses más hasta el embotellado.

Tanto por el  carácter de la uva como por el modo de vinificación, Orange Wine El Grifo es un vino con alta intensidad, explosivo y complejo tanto en nariz como en boca. En nariz destaca la parte cítrica de corteza de naranja; de la parte floral destaca el especiado de romero, tomillo, flor de manzanilla (camomila) con fondo balsámico y anisado.

En boca sorprende por ser muy diferente a los vinos a los que estamos acostumbrados, con un cuerpo y estructura de gran intensidad. El paso en boca es muy largo con sensaciones salinas que recuerdan al rocío de la mañana que moja las pieles de la uva gracias al  mar Atlántico acercado por los alisios y terminando con una tanicidad elevada, pero agradable.

Orange Wine El Grifo, un blanco con alma de tinto que gusta a los paladares audaces.

PVP: 24 euros

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1090 veces

Comenta