Cómo elegir el vino para el arroz con bogavante

Vilma Delgado

Lunes 20 de Septiembre de 2021

Compártelo

Leído › 2084 veces

Los arroces y el vino componen un matrimonio perfecto. El secreto para crear parejas bien avenidas está en conseguir una mezcla equilibrada en la que los sabores armonicen y se complementen. Vamos a descubrir el mejor vino para el arroz con bogavante y cómo elegir el vino para acompañar las variadas recetas con arroz que nos ofrece nuestra gastronomía.

Recomendaciones para elegir el vino para el arroz con bogavante

El arroz con bogavante permite variadas preparaciones y aunque compartan ingredientes, no todas las elaboraciones maridan bien con los mismos vinos.

Como ocurre con los arroces que tienen al marisco como protagonista, siempre podemos optar por vinos blancos y rosados. Pero si quieres triunfar y sorprender a tus comensales, es bueno conocer algunos consejos para elegir el vino para acompañar el arroz con bogavante.

Arroz caldoso

Si optas por un arroz con bogavante caldoso, te recomendamos maridar con un vino tinto joven, con cierta intensidad. También acertarás con un vino rosado, de buena acidez y cuerpo medio. En cuanto a las variedades, funcionan bien los vinos elaborados a base de garnacha, ya sea blanca o tinta, cariñena, pinot noir o macabeo.

Arroz seco y meloso

El arroz con bogavante seco combina excepcionalmente con un albariño o un godello. Las notas salinas en el paladar y un perfil aromático no muy intenso ayudarán a sacar a relucir los mejores matices del arroz seco. Esta recomendación sirve también para arroces con bogavante melosos. Acertarás con un vino blanco, ligero y que no sea demasiado afrutado.

El cava brut nature es una opción muy versátil que combina bien con los distintos tipos de receta de arroz con bogavante.

Para no enmascarar el sabor del bogavante, es importante que el vino sea fresco y con una acidez que contrarreste los elementos grasos de la receta.

Cómo elegir el vino para maridar otro tipo de arroz

Se acabó el tópico de que los arroces solo combinan bien con vinos blancos. España es tierra de gran variedad de platos con el arroz como protagonista y cada propuesta puede casar bien con distintos vinos, ya sean blancos, rosados y tintos. Lo que hay que tener en cuenta es la búsqueda de la armonía. Los arroces más intensos se pueden beneficiar de un buen vino tinto, incluso con barrica. Los sabores más delicados se deben acompañar con vinos más ligeros que no contrarresten los matices del arroz.

Paella

¿Para la paella vino blanco o tinto? Depende de tus gustos personales y de los ingredientes escogidos.

Las paellas de carne podemos escoger un vino tinto joven. Una apuesta segura es un monovarietal de tempranillo. Pero tampoco debemos obviar otras propuestas como el vino rosado con algo de barrica, unos seis meses de maduración o un espumoso seco.

La paella de marisco marida a la perfección con vinos blancos secos, con toques salinos y matices aromáticos florales. Así conseguiremos no saturar el paladar, ya que el arroz es un ingrediente con ciertos matices dulces que se aligeran con vinos frescos y ligeros. Si prefieres un tinto, escoge un pinot noir con poca barrica.

Las paellas mixtas y los arroces de mar y montaña tienen en los blancos elaborados con verdejo y en los rosados frescos y aromáticos una buena compañía. Si te apetece innovar, prueba a acompañar estos arroces con un rosado que haya pasado por barrica.

Arroz negro

La tinta de calamar confiere a esta receta una intensidad de sabor que necesita de un vino con más potencia para armonizar los sabores. El arroz negro marida con tintos jóvenes que mantengan sus aromas y matices afrutados y que tengan algo de cuerpo.  Si prefieres un rosado o blanco, elige un vino seco.

Arroz al horno

De sabor y presencia contundente, el arroz al horno brilla acompañado de tintos con barrica, que sean equilibrados y con algo de acidez. Un vino Ribera del Duero no te defraudará, al igual que un rioja. Los clásicos no fallan.

Risotto

Esta elaboración italiana es muy popular en todo el mundo. Su textura sedosa y melosa y el sabor del queso piden un vino refrescante, que ayude a limpiar el paladar y que resulte ligero en boca. Los vinos de aguja son perfectos para el risotto de marisco, mientras que el risotto de setas armoniza mejor con un tinto joven o un blanco con barrica, especialmente los elaborados con chardonnay.

Arroz a banda

Los vinos de Rueda combinan con este arroz de marcado sabor marino. Escoge un blanco seco o un cava brut nature. Una opción infalible es maridar esta receta con un albariño joven. Si te apetece un toque original, prueba a maridar con un cava rosado.

Ya sabes cuál es el mejor vino para acompañar el arroz con bogavante y otros exquisitos platos a base de arroz. Pero no existen normas inamovibles para escoger el vino. Experimentar y probar combinaciones arriesgadas te puede llevar a descubrimientos gozosos para tu paladar.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2084 veces

Comenta