¿Cuáles serán las tendencias en el diseño de botellas de vino en 2021?

Martes 14 de Julio de 2020

Compártelo

Leído › 2296 veces

Selective Line, la marca Premium de Verallia, ha realizado un año más junto a la consultora parisina Carlin Creative, el ejercicio de predecir cuáles serán las tendencias en el diseño de envases de vidrio para bebidas en 2021. La insolencia creatividad y la vuelta a las raíces apuntan a ser determinantes en lo que está por venir.

En el nuevo "Libro de Estilo 2021" de Selective Line de Verallia se revelan cuáles van a ser los diseños de envases más vanguardistas a través de nuevas formas y decoración de las botellas y en el que se adelanta que será un año marcado por una creatividad fresca, con un punto insolente; y por un retorno a las raíces.

Las previsiones apuntan a que el mercado de bebidas Ultra y Súper Premiun *(USP) siga creciendo en 2021, ya que el consumidor busca, cada vez más, el lujo y las bebidas de calidad como un placer excepcional.

Entre 2018 y 2021, la tasa de crecimiento anual promedio en términos de volumen se estima que sea de +4.4% para el mercado de USP en comparación con un +0.5% para el mercado general (Fuente IWSR).

1.- Tendencia en el mercado del vino: LA INSOLENCIA

Una oportunidad para renovar los clásicos

A lo largo del año que viene, la clase media se levantará de nuevo e impondrá su estilo a través una creatividad provocadora, fresca e insolente.

Estos consumidores querrán romper el consenso actual utilizando colores monocromo brillantes y patrones tradicionales, que van más allá del sabor del producto. Esto será particularmente interesante en el mercado del vino, donde los consumidores van a buscar la ligereza y la provocación para dejar atrás un mercado considerado demasiado rígido y "exclusivo de los expertos".

Así, 2021 se perfila como la oportunidad para apostar por nuevos orígenes, procesos e incluso por el "alcohol free", sin comprometer la calidad.

2.- Tendencia en el mercado de las bebidas espirituosas: EL ORIGEN

¡Un regreso a las raíces!

Los consumidores conscientes se van a alejar del lado materialista de los productos para buscar un consumo más racional, propio de nuestros antepasados.

Los colores adecuados serán minerales, terrosos o verdes. Y tendrán un patrón que recuerde a referencias esenciales como una naturaleza olvidada y vital, o las plantas ancestrales.

Esta tendencia será especialmente visible en el mercado de bebidas espirituosas donde los consumidores van a apelar a una memoria colectiva contada a través del marketing narrativo. Cada producto tendrá que tener un anclaje territorial, vinculado al clima y a la zona de origen.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2296 veces

Comenta