Innovación, seguridad y sostenibilidad, ejes del marketing del vino poscoronavirus

Carmen Fernández

Miércoles 27 de Mayo de 2020

Compártelo

Leído › 3082 veces

El sector de la restauración y el vino deben mirar hacia proveedores confiables que den respuestas a las nuevas necesidades e inquietudes de los consumidores en esta época de incertidumbre

Reinvención. Quizá sea el concepto más utilizando en estos tiempos de pandemia y de "nueva normalidad": reinventar nuestra forma de viajar, de socializar o de llevar a cabo nuestros actos sociales. También el sector de la gastronomía, la hostelería y el mundo del vino vuelve a mirar con interés al marketing como herramienta fundamental para dar respuesta a las inquietudes y necesidades que el coronavirus ha traído a nuestras vidas.

Según un reciente estudio de Wine Intelligence, las bodegas y empresas que comercializan vino en momentos de recesión como el actual deben tener en cuenta más que nunca la inversión en marketing y el reforzamiento del conocimiento de la marca, ya que los consumidores suelen apostar por marcas conocidas en las que confían, sobre todo cuando estas compras se hacen por primera vez en canales nuevos para ellos, como en el caso de la venta on line.

Y es que junto a la palabra reinvención otro término destaca también en estos estudios de opinión sobre el comportamiento de los consumidores en la era posCOVID-19, la confianza. La seguridad y la confiabilidad en la marca son elementos que se recogen en las encuestas de opinión como elementos a valorar en la decisión de compra. Una confianza en la marca que vendrá avalada por una certificación independiente no solo de los procesos de elaboración sino también en la transparencia del proceso de compra para garantizar una óptima protección al comprador.

Pero también, y cada vez en mayor medida, tanto el consumidor como las empresas valoran la apuesta por la sostenibilidad y compromiso con el medio ambiente. Especialmente el sector de la gastronomía y la restauración quiere trabajar con productos más sostenibles y así acentuar la originalidad/ exclusividad de su propia marca. Esto se demuestra en los productos que se venden y también en la forma en que se lleva a cabo la comercialización desde manteles de papel individuales, adhesivos para el suelo o cartelería informativa hasta etiquetas para vinos totalmente personalizables. Y es que los  establecimientos de restauración deben adaptarse a las exigencias de higiene y protocolos de actuación a los que nos obliga el coronavirus.

Innovación en las respuestas

El informe de Wine Intelligence destaca, además, la importancia de que las bodegas apuesten por el desarrollo de nuevos productos e innoven en los que ya comercializan, dando respuesta a las inquietudes de los consumidores en esta nueva realidad. Los cambios también afectarán a nuestro comportamiento como turistas, un segmento que se ha visto profundamente afectado por la pandemia tanto a nivel nacional como internacional. Sin embargo, de este impacto también pueden surgir oportunidades para reinventar el tipo de turismo hacia el que debemos caminar, apostando por un subsector como el del enoturismo, que nos permite descubrir bodegas y paisajes vinícolas en espacios abiertos, en contacto con el entorno natural y apoyando el desarrollo de una economía sostenible -

Estas nuevas exigencias de innovación y de respuesta a la nueva realidad también se refleja en el packaging para el vino. Tal y como destacan numerosos estudios, las bodegas deben apostar por diseños y packagings atractivos visualmente, embalajes y etiquetas adhesivas originales, como las de neón, o con conciencia del entorno y la sostenibilidad, como las etiquetas veganas libres de componentes de origen animal o aquellas que no usan componentes altamente contaminantes como pegamentos o spays. Y es que el consumidor post coronavirus parece que valorará en mayor medida aquello que contribuya a la sostenibilidad de un mundo que nos demuestra cada día la fragilidad del ser humano.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3082 veces

Comenta