Silvano García, presidente de la DOP Jumilla: “El sector está preparándose bien para un futuro des-confinamiento, donde habrá una oleada de consumo”

Carmen Fernández

Miércoles 08 de Abril de 2020

Compártelo

Leído › 5188 veces

Certámenes, catas y ferias suspendidas por el coronavirus, en un año ya de por si complicado como consecuencia del Brexit y los aranceles estadounidenses, el Consejo Regulador de la DOP Jumilla se adapta, aplazando sus actividades, lanzando originales acciones y, en pocos meses, estrenando el nuevo Centro de Interpretación del Vino gracias al esfuerzo del Ayuntamiento de Jumilla

Silvano García, Presidente del Consejo Regulador DOP Jumilla

Los vinos de la DOP Jumilla afrontan el confinamiento con espíritu positivo gracias a iniciativas como las catas virtuales que han puesto en marcha con gran éxito a través de lo que han dado en llamar #conVinamiento y con las alegrías que siempre dan los premios, esta vez de la mano de los prestigiosos Bacchus que acaban de destacar, por primera vez, como mejor rosado a un vino de esta denominación de origen.

Sin embargo, las nubes de las crisis mundial provocada por el coronavirus se ciernen sobre su próxima cosecha: "pienso que la situación actual va a ser un punto de inflexión en nuestras vidas y en nuestras costumbres, lo que se reflejará en nuestros hábitos de consumo, así como en muchas de las prácticas comerciales actuales", nos dice su presidente, Silvano García, que reconoce la preocupación de todos los bodegueros y la incertidumbre de saber cuándo y cómo vamos a superar esta inédita situación que se viene a sumar a un año ya de por sí complicado por la puesta en marcha de los aranceles con EEUU y el Brexit.

A pesar de ello, Jumilla está de moda. Disfrutemos de sus vinos mientras no  lo podemos hacer de sus paisajes.

Nos encanta comenzar una entrevista con la energía positiva que dan los premios, sobre todo unos como los Bacchus, en los que los vinos DOP Jumilla han cosechado 13 galardones, ¿ha sido un soplo de energía positiva en medio de una situación de incertidumbre generalizada?

Los reconocimientos siempre son importantes y más de los premios Bacchus, muy importantes dentro del panorama nacional, con presencia de bodegas internacionales. Nuestros vinos siempre obtienen muy buenos resultados en catas a ciegas. Este año han sido 4 medallas de oro, volviendo a conseguir un magnifico resultado como el año pasado. Nuestras bodegas han hecho este año un gran esfuerzo para presentar sus vinos y, por primera vez, el mejor Rosado del concurso ha sido para un vino de nuestra DOP, indicando que se están haciendo las cosas muy bien en nuestro territorio.

¿Cómo están llevando las bodegas la situación generada por la crisis del coronavirus? ¿Cree que afectará de algún modo al sector o estaremos plenamente recuperados para la cosecha?

Por supuesto que afectará, y nos tiene muy preocupados, todo dependerá del tiempo que dure esta situación y como se reorganice posteriormente el mercado, la actividad comercial y el consumo.

Las bodegas están sufriendo la parálisis comercial a nivel mundial, va a ser un año duro para todos y sinceramente no creo que estemos recuperados para la nueva cosecha. Pero sí tengo mucha confianza en los equipos que dirigen nuestras bodegas y el equipo que forma el Consejo Regulador el cual está trabajando a pleno rendimiento preparando nuevas iniciativas para impulsar la presencia de nuestros vinos en los mercados.

Al mismo tiempo estamos trabajando con las administraciones regionales para poder ayudar a esos viñedos de secano y de bajo rendimiento, que son muchos de ellos sinónimo de calidad de nuestras uvas y nuestros vinos. Queremos agradecer el gran esfuerzo que los viticultores de nuestra zona realizan por tradición y amor a sus tierras y a sus viñas, aunque muchas veces sea incluso complicado de rentabilizar y más aún cuando compiten con otros cultivos que actualmente pueden ser más rentables, pero estoy seguro de que todo ese trabajo se va a transformar en poco tiempo en una mayor rentabilidad para esos viñedos de calidad.

En este tiempo también la DOP ha lanzado una iniciativa singular, el #convinamiento, ¿cuál ha sido la acogida de la iniciativa y cómo se está desarrollando?

La acogida está siendo muy buena, estamos muy ilusionados con el apoyo recibido por parte de particulares y medios de comunicación que están divulgando nuestras catas online, cada viernes a las 20h tras el aplauso a nuestros sanitarios. Y desde luego también con el seguimiento de estas, un gran número de usuarios online lo hace en directo, y un mayor alcance con los usuarios que siguen creciendo día tras día, ya que las catas se pueden consultar a cualquier hora desde nuestro canal de Facebook, donde se quedan fijas para poder verlas en cualquier momento.

Nos parece una ocasión ideal para explicar nuestros vinos y sus singularidades, contar curiosidades de las elaboraciones, de nuestra zona, maridajes, e incluso responder a preguntar en directo de las personas que nos acompañan en las catas.

¿Cómo ha afectado el coronavirus al calendario de próximas actividades del Consejo Regulador?

Marzo, abril, mayo son meses con bastantes actividades, es la temporada alta de ferias y salones profesionales de vinos tanto nacionales e internacionales, así que nos ha afectado totalmente. Además de a eventos propios como la Feria del Vino DOP Jumilla y el Certamen de Calidad que este año cumple su 26ª edición y que es uno de los primeros que se celebró en España. Este año tenemos que improvisar, mover fechas y realizar un sobre esfuerzo para sacar el mayor número de actividades de promoción, porque nuestra DOP se lo merece y tenemos que volver poco a poco a la normalidad.

¿Cree que la nueva situación económica post coronavirus puede cambiar esta guerra de aranceles con EEUU? ¿Cómo cree que afectará esta situación al mercado exterior de los vinos de Jumilla?

Este año en el mundo del vino se han multiplicado las dificultades: aranceles de EEUU, Brexit, Coronavirus, primero en el mercado asiático con caídas de ventas, y después, en todo el mundo y en nuestro país. Los vinos de la DOP Jumilla son mayoritariamente exportados, y el mercado de EEUU es muy importante para nosotros. Las bodegas han estado asumiendo gran parte de sus márgenes por culpa de las accisas, pasando factura a las bodegas.

Pienso que la situación actual va a ser un punto de inflexión en nuestras vidas y en nuestras costumbres, lo que se reflejará en nuestros hábitos de consumo, así como en muchas de las prácticas comerciales actuales.

A pesar de todo sigue siendo el año de Murcia como Capital Gastronómica 2020, ¿qué acciones o actividades de carácter vitivinícola se han puesto en marcha o se prevé poner en marcha con motivo de esta celebración?

Si, la verdad que había mil y una acciones programadas, como el slogan de los "mil y un sabores" y otras muchas que estábamos preparando y ahora mismo están pausadas, a la espera de ver cuando se levanta la cuarentena.

El nombramiento de Murcia Capital Española de la Gastronomía ha sido una oleada de optimismo para la Región de Murcia, sobre todo, el sector de la alta restauración y gastronomía, además lógicamente de la producción de alimentos de calidad... estamos confiados que el sector va a poder salir adelante después de este período de inactividad... que seguro están aprovechando bien para prepararse para un futuro des-confinamiento, donde habrá una oleada de consumo.

La DOP Jumilla estaba organizando una cata todas las semanas en la Sede de Murcia Capital Española de la Gastronomía, que se llenaban pasados escasos minutos de ser anunciadas. Las que estaban programadas en marzo y abril las estamos aplazando a otros meses.

Además, estábamos perfilando unas acciones de gran calado que acercaran a los distintos públicos y consumidores de vino. De no ser posible antes, se prepararán para el otoño, así que seguimos adelante con ilusión y con la puesta en valor de Murcia como destino gastronómico de alto interés, y muy pronto esperamos daros la exclusiva de estas nuevas acciones.

¿Cree que el enoturismo seguirá creciendo cuando se recupere la normalidad y pueda llegar a contribuir económicamente al sector como una actividad turística que se desarrolla en un entorno no masificado, cuestiones que seguramente ganarán peso en la toma de decisiones por parte de los futuros viajeros?

El enoturismo está en aumento a todos los niveles. Nos gusta este turismo de calidad, y de personas, grupos y familias que viene a experimentar. A este respecto, las bodegas de la DOP Jumilla están preparadas para acoger turistas de cualquier nacionalidad. Se desarrollan actividades como conciertos, eventos, vendimias en familia, visitas a museos de las propias bodegas, actividades como yoga entre barricas, salas de Aromas... Completándose con otras actividades organizadas por la Ruta del Vino DOP Jumilla, como son las Jornadas Gastronómicas, el Ciclo de Música entre Vinos, y un largo etc.

En pocos meses también contaremos con el nuevo Centro de Interpretación del Vino gracias al esfuerzo del Ayuntamiento de Jumilla. Lo que sin duda supondrá otro atractivo más para la visita a la DOP Jumilla y a sus bodegas.

En la parte de Enoturismo estamos muy satisfechos porque la integración entre Ruta del Vino DOP Jumilla, Consejo Regulador DOP Jumilla y los Ayuntamientos de nuestro territorio (Fuente Álamo, Ontur, Albatana, Hellín, Monte Alegre del Castillo, Tobarra y Jumilla) vive un momento muy bueno. Todos tenemos muy claro que el objetivo es común y formamos parte de un proyecto integrador.

En mi opinión, el enoturismo es una gran oportunidad para todos los territorios de la DOP y estoy seguro de que se verá reforzada y relanzada después de este año 2020.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 5188 veces

Comenta