Vino ecológico para la marca de barriles de whiskys premium más sostenible del mundo

Miércoles 06 de Noviembre de 2019

Leído › 656 Veces

Tonelería del Sur, con medio siglo de historia a sus espaldas, se ha convertido en una de las tonelerías artesanales más valoradas del mundo por los más premiados fabricantes de whiskys internacionales

Francisco Robles, de Bodegas Robles y Rafa Cabello, de Tonelería del Sur con el certificado para barriles de vino ecológico

Tonelería del Sur ha lanzado al mercado su línea de barriles envejecidos con vino ecológico de alta calidad, bajo su marca Casknolia, una auténtica joya para aquellos destiladores de whisky que buscan que su producto sea envejecido en un barril que solo ha contenido vinos generosos ecológicos. Es el toque maestro que permite a las marcas premium de whisky ofrecer una personalidad única en un mercado, el del whisky, cada vez más competitivo.

Sensible a esta búsqueda de alta calidad y singularidad en el panorama del whisky internacional (presente ya en más de 31 países), esta compañía está en la vanguardia de la tonelería. Representan un sector artesanal que, con más de 500 años de historia, ha conseguido trascender los límites de un negocio familiar para convertirse en una empresa global en la que se sigue innovando en la fabricación de barriles de alta gama y bajo su certificado de calidad ISO:9001/2008.

"Somos de las primeras tonelería en pensar en términos de sostenibilidad, desde que generamos el barril hasta entregarlo a la destilería de whisky dos años después de haber mantenido el vino ecológico en su interior", explica Rafa Cabello, CEO de Tonelería del Sur y maestro tonelero, un joven empresario de los pocos que ha roto con la tendencia de la falta de relevo generacional de los oficios artesanos en España.

En este camino hacia la sostenibilidad han ido de la mano de un referente internacional en vinos generosos ecológicos, Bodegas Robles, la bodega ecológica más prestigiosa de Andalucía, avalada por decenas de premios internacionales, y ubicada en el marco de la Denominación de Origen Montilla Moriles, donde los vinos generosos son los protagonistas. "Cada vez tenemos más destiladores que nos piden que trabajemos solo con vino ecológico. Y algunos piden que sea en exclusiva con Bodegas Robles. Hay destiladores que ellos mismos ya producen el grano en sus fincas, lo germinan, lo destilan, lo envejecen y lo venden. Y no solo hacen whisky sino leche ecológica, carne ecológica...Sobre todo, sucede ya en el mercado danés y sueco". Pero también, añade "es un hecho cada vez más extendido entre nuestros destiladores estadounidenses, como por ejemplo, la marca de whisky de malta Westland".

De ahí que Tonelería del Sur y Bodegas Robles hayan creado un certificado en el que aseguran que los barriles de dicho lote "solo y exclusivamente han sido usados para envejecer Vinos Orgánicos Certificados" por un periodo determinado y cumpliendo con todas las garantías que la regulación de la CE ofrece para los vinos orgánicos.

Además, desde Tonelería del Sur están inmersos en un proceso de certificación con el CAAE, la entidad especializada en producción ecológica del sector agroalimentario líder en Europa. "Queremos certificar nuestro barril como 100% ecológico", señala Cabello. "De momento, aún no podemos certificar la madera como ecológica porque el roble, para que sea sostenible, debe contar con varios certificados. Uno de ellos y el más avalado es el ISF (Institute for Sustainable Future) que indica que se trata de madera de roble obtenida de bosques sostenibles y aunque se trata de un proceso costoso que nos llevará tiempo estamos decididos a conseguirlo. Ese es nuestro próximo objetivo".

Tonelería del Sur

Casknolia es la marca de calidad de Tonelería del Sur (toneleros artesanos desde 1974) para sus barriles de alta gama. Ellos mismos controlan todo el proceso del barril hasta entregarlo a sus clientes, desde la compra de la madera en EE.UU., en Ohio, en los Montes de Los Apalaches, hasta que la cortan bajo un control exhaustivo de calidad en Pontevedra, Galicia, donde se realiza el proceso de secado natural. Una vez que la madera está en Tonelería del Sur, en Montilla (Córdoba) se fabrica el barril de manera totalmente artesanal, sometiéndolo a procesos con un estricto control de calidad y se traslada a Bodegas Robles, donde se monta en sistemas de soleras, y se llena del tipo de vino generoso y ecológico de la más alta calidad. El vino permanece durante dos años en dicho barril y posteriormente, el lote de barriles se envía al destilador, dos o tres años después.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta