Historia negra del vino (casos reales)

Javier Campo

Viernes 30 de Agosto de 2019

Leído › 4228 Veces

Fantasmas, bodegas encantadas, crímenes, apariciones... No todo es glamur en el mundo del vino. Adéntrate en el siguiente relato... si no tienes miedo

Quizás podamos pensar que las bodegas en Halloween montan actividades teatralizadas de enoturismo y que son altamente divertidas. Existen muchas bodegas que hacen esta acción en una determinada época o tienen la atracción montada durante todo el año. Pero claro, es un montaje y, nos olvidamos de que la humanidad tiene páginas negras y que, por pura estadística, pueden ocurrir en bodegas, destilerías o viñedos. Casos reales como los que os voy a contar.

El primero nos lleva hasta California y allí se encuentra una bodega llamada Bartholomew Park Winery. Antes de ser bodega, fue un hospital psiquiátrico, una prisión femenina y hasta un deposito de cadáveres. No me digas que no tiene todos los ingredientes para que pase algo...raro. Pues bien, allá por los años 70 apareció un cadáver en una de las paredes del edificio. Esto ya dio un poquito de miedito. Si le añadimos que el personal de la bodega oía constantemente voces susurrando o cantando, objetos en movimiento sin razón aparente o notas de un piano desafinado, la cosa ya empieza a mosquear un poco más. Pero no acaba ahí el tema ya que al propietario se lo comen los caimanes y su alma se aparece entre los viñedos entre llantos de bebes no natos de otra película que tiene que ver con antiguos militares e hijas de otro viticultor. Que lio.

Bartholomew Park Winery

En la ciudad escocesa de Edimburgo, aun se pueden visitar unas bóvedas subterráneas descubiertas en los años 80 y que tiene unos 200 años de antigüedad. Pues bien. Dichas bóvedas se utilizaban como destilería y sala de crianza de los whiskys de esa época. Pero al ser abandonadas fue refugio y hogar de indigentes y delincuentes que allí se escondían de la sociedad que vivía cómodamente en la superficie. Parece ser que, un derrumbamiento sepultó en vida a varias personas que allí se cobijaban y murieron. Aunque eso se supo después al hallar restos humanos. Hasta ahí, trágico pero normal. La circunstancia aquí relatada es solo la punta del iceberg y podéis leer el relato del Misterio de Gilmerton Cove. O podéis ver en un interesante video titulado Los Fantasmas de Edimburgo. Mejor verlo antes de irse a dormir, para pasar una buena noche.

Laberintos de "Gilmerton Cove" (Edimburgo, Escocia)

Pero en España también pasan cosas "raras" o si no que lo pregunten en Priorat. Ahora os hablaré de uno de varios hechos acaecidos en la Comunidad Valenciana y que fue protagonista de unas ponencias celebradas en la Bodega La Viña de la Font de la Figuera y dentro de un Análisis Criminal de la Valencia Negra. Seis crímenes tiñen de rojo (y no de vino precisamente) los viñedos de estas tierras. Un cadáver en una maleta en medio de un viñedo. Una niña violada y escondida en un pozo. Un hermano mata a otro. Y así varios casos más contados por expertos criminólogos y que han dejado una invisible huella negra en la bodega levantina.

La Viña de la Font de la Figuera

La bodega Flor del Prado Argentina, la bodega de Montebello en Italia, La Bodega Embrujada en México con el sensacionalista Carlos Trejo de por medio... Todos tiene en común esa parte negra, terrible y escalofriante como diría mi amigo Iker Jiménez. Fijaros como esta vez, la historia del vino no nos ha dejado un buen sabor de boca.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta