120.889 Seguidores !

Rodrigo Burgos: “El enoturismo está aún muy verde”

Carmen Fernández

Martes 15 de Mayo de 2018

Leído › 2559 Veces

El presidente de la Asociación de Museos del Vino de España asegura que el enoturismo genera mucha actividad, pero en la mayoría de los casos “sin un plan estratégico marcado, sin sumar para crear destino, y sin coherencia entre productos de vino y enoturísticos”

Rodrigo BurgosRodrigo Burgos, presidente de la Asociación de Museos del Vino de España

Málaga acogió recientemente el encuentro anual de la Asociación de Museos del Vino de España, una entidad que reúne a 31 museos del vino repartidos por toda la geografía nacional. El simposio, que celebró su 16ª edición, sirvió para analizar la evolución del enoturismo en España, la formación y su vinculación con las Rutas de los vinos, además de conocer otras experiencias como la del Cavino o la de los Museos del Vino y espacios patrimoniales de Portugal, además de ser un punto de encuentro para los asociados de esta entidad, nacida con el objetivo de conservar, proteger y difundir la cultura del vino a través de sus museos, de manera que pudieran trabajar en red para sumar potencialidades y hacer fuerza como colectivo en cada región de España.

Rodrigo Burgos, responsable del Museo del Vino de Pagos del Rey, es desde hace un año presidente de esta entidad, constituida en 2005 y con socios situados en algunas zonas de gran importancia enoturística y vitivinícola como Cataluña, Rioja y Castilla y León o La Mancha.

Con él analizamos el papel que están llamados a realizar estos Museos del Vino, socios y aliados estratégicos naturales de las Rutas de los Vinos y herramientas indispensables para distribuir turismo en el territorio y conservar y difundir las particularidades históricas asociadas al vino de cada lugar que representan.

Va camino de cumplir el primer año de presidencia en la Asociación, hágame un primer balance y expectativas para lo que queda de 2018?

Como con Pagos del Rey Museo del Vino ya formábamos parte como vocales de la anterior Junta Directiva, conocíamos muy bien la asociación por dentro y ha sido una incorporación muy agradable para intentar ayudar en lo que podamos.

En este primer año hemos conseguido atraer a cuatro nuevos socios, el Museo del Vino de Huelva, Museo Torre del Vino de Socuéllamos, Museo Casa la Ermita en Jumilla y Centro de Interpretación Enológico de Huétor Vega en Granada.

Tanto el simposio nacional como los premios Enosofía, que anualmente reconocen a personalidades como Josep Roca o Vega Sicilia su trabajo por la cultura del vino,  gozan de buena salud y la relación e implicación de los socios es encomiable. Hemos renovado la página web y puesto en marcha nuevas pautas de comunicación interna y externa, con estrategia en RRSS incluida.

Además estamos avanzando conversaciones con diferentes instituciones y entidades vinculadas tanto al sector del vino como al social y cultural para estrechar alianzas de colaboración y promoción conjuntas.

¿Qué objetivos se plantea para la asociación en el horizonte de estos cuatro años de presidencia?

Uno de los objetivos que tenemos es seguir captando asociados, en España hay más 60 de museos, colecciones o espacios de interpretación sobre cultura de vino, y la mayoría de los que no son socios todavía tendrían cabida en la asociación.

Por otro lado garantizar la continuidad del Simposio Nacional, que en 2019 celebrará su decimoséptima edición y supone un esfuerzo logístico y de recursos para cada museo que lo organiza y para la asociación. Plantear acciones conjuntas que nos den relevancia como colectivo, crear un catálogo colectivo de centros y colecciones. Las ideas y proyectos son muchos, pero lo más importante es conseguir que los socios se sientan igual de importantes y partícipes que hasta ahora.


«Los Museos del Vino deben funcionar como centros de recepción de los enoturistas»


¿Qué papel juegan los Museos del Vino en el desarrollo del enoturismo en España?

El papel que juegan los museos del vino dentro de enoturismo debe ser el de centro de recepción de turistas a cada zona de vino. En los museos se cuenta la historia, características geográficas, tipos de suelos y variedades de uva, procesos particulares de elaboración, evolución de la industria del vino a lo largo de los años, su vinculación con la cultura, etnografía y tradiciones en cada lugar. Por tanto son contenidos básicos para iniciarse en cada territorio, comunes y compatibles con cualquier recurso enoturístico. Tanto los de titularidad pública como los de titularidad privada reúnen estas características en sus discursos expositivos y sus colecciones, por lo tanto son los referentes de la cultura del vino en cada zona.

¿Cree que ya se puede considerar una actividad rentable como tal o sigue siendo complementaria para las bodegas?

Creo que es un subsector del vino todavía muy verde. Vivimos una efervescencia que genera mucha actividad, pero en la mayoría de los casos sin un plan estratégico marcado, sin sumar para crear destino, y sin coherencia entre productos de vino y enoturísticos. Por lo tanto, excepto en muy contados casos, no puede ser rentable, aunque hasta llegar a la rentabilidad, o al menos a la sostenibilidad, hay una serie de retornos en imagen, prestigio y diferenciación que los recursos enoturísticos pueden explotar muy bien.

Según el informe estadístico de Acevin de 2017 de los 3,2 millones de enoturistas, más de un tercio visitaron los museos del vino de las Rutas. Teniendo en cuenta que las bodegas tienen mayor potencial de comunicación que los museos, por presupuesto y líneas estratégicas de promoción individual, son datos que indican el interés que despiertan entre los turistas, y también hacen ver la complementariedad de recursos visitables en destino.

Entre los participantes del simposio en Málaga se dieron cita profesionales del lado portugués, con quién la asociación ha iniciado contactos para establecer alguna colaboración, ¿podría contarnos algo más?

Hace unos años se celebró un congreso ibérico de museos del vino en Cartaxo (Portugal) de allí salieron buenas ideas y proyectos para poner en marcha una red ibérica de museos del vino. El colectivo de museos del vino de Portugal pasó por una fase de reajuste y todo quedó en espera. Hace poco hemos retomado esas conversaciones porque la Red de Museos del Vino de Portugal se está reconstituyendo. Estamos en un estado inicial de relaciones pero esperemos que pueda avanzar para poder colaborar a nivel interregional en no demasiado tiempo.

¿Mantienen actualmente alguna colaboración o sinergias con las Rutas de los Vinos de España?

Un porcentaje muy alto de los socios de Museos del Vino de España, lo son también de la Ruta del Vino de cada zona, como comentábamos antes los informes de Acevin recogen los datos de los museos del vino y eso hace que la tendencia a colaborar se esté planteando de manera natural. Efectivamente estamos trabajando una colaboración que nos ayude a trabajar de manera coordinada ya que ambas instituciones tenemos fines y objetivos comunes.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta