¿Te perdiste Intervin? Así fue la feria sectorial especializada en vinos de Alimentaria 2018

Abraham Muinelo

Viernes 20 de Abril de 2018

Compártelo

Leído › 4229 veces

Análisis y catas magistrales más destacadas de Intervin: los vinos españoles destacan en Alimentaria y muestran su elevado potencial

Alimentaria es la feria de alimentación, bebidas y gastronomía más relevante de España y un referente internacional para al arco mediterráneo.

En esta ocasión la alianza entre Alimentaria y Hostelco (sector de la hostelería) ha reunido a 4.500 empresas expositoras procedentes de 70 países. Así pues, se contabilizaron 150.000 visitantes registrados, lo que indica un aumento de casi 8.000 asistentes respecto de la última edición. El 30% de ellos internacionales, procedentes de 156 países.

INTERVIN, LA FERIA SECTORIAL ESPECIALIZADA EN VINOS, SIDRAS Y ESPIRITUOSOS

Como no podía ser de otra manera, el sector del vino tuvo una destacada presencia, ya que Intervin atrae a importadores, distribuidores, mayoristas, agentes, negociadores de vino para la exportación, así como representantes del canal HORECA, el Food Service, la distribución, el retail especializado, sumilleres y chefs, entre otros profesionales nacionales e internacionales interesados en el sector.

Así pues, podemos encontrar stands de grandes bodegas o modernos conceptos como esa barra, en formato de espacio abierto, en la que un DJ amenizaba la degustación.

Otra opción interesante es la posibilidad de ir más allá de lo ya conocido y visitar cientos de stands de pequeñas bodegas. Este perfil de catas en las que el propio bodeguero muestra su producto, así como los detalles de la selección de la uva y la elaboración del vino, permite que podamos descubrir singulares historias y vinos de notable calidad.

Uno de ellos, el selección, lo degustamos gracias a esta bodeguera de Ribera del Duero que encontramos en Madrid Fusión, en Prowein Düsseldorf, y ahora, en Alimentaria-Intervin Barcelona. Esto muestra la intensidad competitiva que existe en el mundo del vino y el duro trabajo que hay desde la viña hasta la comercialización.

Así pues, una vez más, recomiendo al verdadero amante del vino ir más allá de los prejuicios -muchos de ellos inducidos por poderosas estrategias de marketing-, y que prime la curiosidad y la búsqueda de la singularidad. Bajo esa línea propositiva descubrimos un singular tempranillo, de incuestionable calidad, que se elabora en Málaga. Por si fuese poco, en el mismo stand, una cerveza con segunda fermentación bajo el mar y cuidada presentación.

Es por ello que en un sector dominado por poderosos grupos bodegueros, constatar como pequeñas bodegas apuestan por la formación, el conocimiento, la creatividad, la calidad y la innovación, son aspectos que debemos poner en valor.

Tempranillo de Málaga y cerveza con segunda fermentación bajo el mar

También nos llamó la atención las numerosas bodegas gallegas que mostraron sus vinos en Intervin. En la siguiente foto muestro una bodega cuya estrategia es apostar por un solo producto y de calidad.

También es un ejemplo motivacional para emprendedores apasionados por el mundo del vino ya que muestra que hay diferentes modalidades y estrategias, por lo que, aprovechando algunas herramientas que pone a disposición la administración, es posible acometer entornos nacionales e internacionales a precios relativamente moderados.

CINCO CATAS MAGISTRALES

Aunque en Intervin diversos stands organicen degustaciones, el verdadero valor añadido fueron las catas magistrales dirigidas por reconocidos especialistas en el Vinorum Think, un espacio dedicado a la reflexión, divulgación y tendencias en torno al vino español.

Cabe destacar que en unos casos son catas con plazas limitadas y bajo inscripción previa, y en otros son catas privadas organizadas por las propias bodegas y sujetas a invitación. Así pues, entre las catas a las que asistí destacaré las siguientes;

1. Cata de Jancis Robinson

Jancis, periodista y Master of Wine (MW), es una reconocida crítica inglesa de vino.

Los vinos presentados fueron:

  • Listan Blanco & Malvasia de Celler Alto de Trevejos.
  • Cantallops Xarel·lo 2016 de AT Roca.
  • Finca Calavestra Merseguera 2014 de Mustiguillo.
  • As Sortes 2016 de Rafael Palacios.
  • El Reventón 2015 de Daniel Landi.
  • El Molar 2016 de Casa Castillo.
  • Sierra Demanda 2014 de Compañía de Vinos del Atlántico.
  • La Condenada 2016, de Artuke.
  • Llanos del Almendro 2012 de Dominio de Atauta.
  • Demencia 2012 de Demencia de Autor.
  • Grans Muralles 2011 de Familia Torres.
  • Mas Doix 2014 de Bodegas Mas Doix.
  • Anayón 1957 de Grandes Vinos.
  • La Bota del Manzanilla nº 71 de Equipo Navazos.

Del listado, yo destacaría: Sierra Demanda 2014 (Compañía de vinos del Atlántico),  Grans Muralles 2011 (Familia Torres), Demencia 2012 (Bodegas Demencia de Autor) y Anayón 1957 (Grandes Vinos).

2. Cata de Variedades ancestrales

Mireia Torres, directora I+D y Miguel Torres, director general de Bodegas Torres, impartieron una cata sustentada en el innovador proyecto de recuperación de variedades que entrega unos vinos de alto potencial enológico.

En esta ocasión pudimos degustar productos experimentales como Forcada 2015 y 2016, Pirene 2016, Gonfaus 2016, Moneu 2017, Querol 2016 y también el vino comercializado Grans Muralles 2010.

Entre las experimentales, todas de notable calidad, me llamó la atención el potencial de la Querol 2017,undescubrimiento en aspectos de expresividad, amplitud y complejidad organoléptica. Cabe subrayar, que nos encontramos ante una variedad singular, ya que su condición es netamente femenina (la mayoría de las cepas viníferas son hermaftoditas).

3. Cata de vinos de Eric Asimov

El crítico de vinos del New York Times, mostró una selección de vinos españoles y nos habló de las tendencias del mercado del vino en EE.UU. En este caso sorprendió al decantarse por pequeñas bodegas y no incluir ningún Ribera del Duero.

En mi opinión, de los diez vinos catados destacaría:

Valdesil 2015 (DO Valdeorras), un godello complejo  -untuoso y con notas de lías finas y minerales- de la enóloga Cristina Mantilla.

Viña Tondonia Blanco Reserva 2004 (DOCa Rioja)

La Bruja de Rozas 2016 (DO Vinos de Madrid), una singular propuesta de garnacha de Comando G.

Eric Asimov, crítico del New York Times

4. Cata de la ADT Barrio de la Estación

A pesar de que desconocía la existencia de esta asociación de bodegas del Barrio de la Estación (Haro), asistí a la cata ya que la impartía Pedro Ballesteros, a quien considero un gran divulgador. Y ya no por su conocimiento, sino también por la forma tan cercana de transmitirlos, incluyendo distintas llamadas a la reflexión.

Los vinos que degustamos fueron: Monopole Clásico 2015 (CVNE), Viña Pomal Vinos Singulares Maturana Blanca 2016,  Doble Magnum Flor de Muga 2016 (Bodegas Muga), Viña Tondonia 2005 (López de Heredia Viña Tondonia), Graciano 2017 muestra de barrica (Gómez Cruzado), Garnacha de la Finca La Pedriza (La Rioja Alta, S.A) y RODA 107 2012 (Bodegas RODA).

De izq. a dcha.: Agustín Santolaya (director general Bodegas Muga), Sarah Jane Evans (Master of Wine), Abraham Muinelo (IWS Consultores) y Pedro Ballesteros (Master of Wine)

5. Maridaje con Cava

De la mano de Bruno Colomer, enólogo de Codorniú, y las propuestas del chef Paco Pérez (restaurante Miramar) pudimos disfrutar un maridaje de cavas gran reserva y atrevidas propuestas gastronómicas.

Entre los cavas degustados destacaría el Finca la Pleta Gran Reserva 2012, el Jaume  Codorniu Gran Reserva 2012 y el Finca la Fideuera Gran Reserva 2012.

Y así podríamos seguir mostrando catas en lo que fueron intensos días de verdaderas "master class" y descubrimiento de productos singulares.

Esperando, una vez más, que el artículo os haya acercado un poco más al mundo del vino, recibid un cordial saludo.

Abraham Muinelo
Director de IWS consultores
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4229 veces

Comenta