121.763 Seguidores !

Doce sorprendentes beneficios del vino tinto

Lunes 30 de Mayo de 2016

Leído › 19486 Veces

El vino tinto ha sido considerado por mucho tiempo como una bebida con cientos de beneficios para la salud

Muchos creen que beber un vaso cada día forma parte de una dieta saludable, mientras que otros creen que el vino tinto ha sido un poco sobrevalorado.

La evidencia científica siempre ha demostrado que el moderado de vino tinto contribuye a la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, hay una línea muy fina entre el consumo moderado y excesivo.

Los beneficios y propiedades del vino tinto van desde su poder antioxidante, reducir la depresión, prevenir el cáncer de mama, la demencia y el cáncer de próstata, y otros que mencionaré a continuación.

¿Qué es un consumo moderado de vino tinto?

Se dice que el "consumo moderado" de vino tinto es bueno para la salud. Pero, ¿cuánto es un consumo "moderado" de vino?

La cantidad de vino aconsejable depende de muchos factores; la contextura de la persona, edad, sexo, estatura corporal y el estado general de salud, así como si se bebe el vino tinto con alimentos o con el estómago vacío.

Las mujeres absorben el alcohol más rápidamente que los hombres debido al menor contenido de agua de su cuerpo y diferentes niveles de enzimas en el estómago. Por lo tanto, el consumo moderado de vino es una cantidad menor para las mujeres que para los hombres.

De acuerdo con la "Guía Dietética Americana 2010", publicadas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, "si se consume alcohol, debe ser consumido con moderación – hasta un vaso al día para las mujeres y dos vasos al día para los hombres".

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIO DE BEBER VINO PARA LA SALUD?

Antes que mencionar estos beneficios, es importante destacar que los mismos han sido comprobados cuando el consumo es moderado.

1- Reduce el riesgo de depresión

Un equipo de varias universidades de España publicó en la revista BMC Medicine que el consumo de vino puede reducir el riesgo de contraer depresión.

Los investigadores reunieron datos sobre 2.683 hombres y 2.822 mujeres con edades comprendidas entre 55 y 80 años durante un período de siete años. Los participantes tuvieron que completar un cuestionario que incluía detalles sobre su consumo de alcohol, y de su salud mental.

Los autores encontraron que los hombres y las mujeres que bebían de dos a siete vasos de vino a la semana eran menos propensos a ser diagnosticados con depresión.

Incluso después de tomar en cuenta los factores de estilo de vida que pudieran influir en sus resultados, el riesgo de desarrollar depresión seguía siendo significativamente menor.

2- Retarda el envejeciimiento

Los monjes creían que el vino ralentizaba el proceso de envejecimiento, hoy los científicos también lo hacen.

Los investigadores de la Escuela Médica de Harvard informaron que el vino tinto tiene propiedades anti-envejecimiento.

El investigador principal David Sinclair, sostiene que "el resveratrol mejoró la salud de los ratones que se encontraban siguiendo una dieta alta en grasa y aumentó su esperanza de vida."

Sus hallazgos, publicados en la revista Cell Metabolism, fue la primera prueba convincente de la relación definitiva entre las propiedades antienvejecimiento del resveratrol y el gen SIRT1.

El resveratrol es el compuesto responsable de este efecto beneficioso. Se encuentra en la piel de las uvas de color rojo, arándanos, bayas y nueces.

Las propiedades anti-envejecimiento del vino tinto se conocen hace más de mil años. Los monasterios de toda Europa estaban convencidos de que las vidas de los monjes eran más largas, en comparación con el resto de la población, y que se debía en parte al consumo moderado y regular de vino.

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Londres encontró que las procianidinas, compuestos que se encuentran comúnmente en el vino tinto, mantienen los vasos sanguíneos saludables y son uno de los factores que contribuyen a alcanzar una vida más longeva, como es el caso de la gente de Cerdeña y del suroeste de Francia. Los investigadores también encontraron que el vino tinto elaborado de manera tradicional tiene niveles mucho más altos de procianidinas que otros vinos.

3- Previene el cáncer de mama

El consumo en forma sostenida de gran parte de las bebidas con alcohol aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama. Sin embargo, la ingesta de vino tinto tiene el efecto contrario, según los hallazgos de los investigadores de Cedars-Sinai Medical Center en Los Angeles.

Los productos químicos en las pieles y semillas de uvas rojas reducen los niveles de estrógenos, mientras que aumentan la testosterona en mujeres premenopáusicas, lo que se traduce en un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama. No sólo el vino tinto tiene compuestos beneficiosos, sino su materia prima, la uva roja.

4- Previene la demencia

Investigadores de la Loyola University Medical Center encontraron que el consumo moderado de vino tinto puede contribuir a la disminución del riesgo de desarrollar demencia.

En este estudio, los investigadores realizaron una recopilación y análisis de datos de investigaciones académicas sobre el vino tinto a partir de 1977. Los estudios, que se extendieron por 19 naciones, mostraron un menor riesgo estadísticamente significativo de demencia entre los bebedores de vino tinto de forma regular y moderada en 14 países.

Los investigadores explicaron que el resveratrol reduce la viscosidad de las plaquetas de la sangre, lo que ayuda a mantener los vasos sanguíneos abiertos y flexibles. Esto ayuda a mantener un buen suministro de sangre al cerebro.

El investigador principal, el profesor Edward J. Neafsey afirmó que los bebedores moderados de vino tinto tenían un riesgo 23% menor de desarrollar demencia en comparación con las personas que rara vez o nunca consumieron la bebida alcohólica.

5- Protege contra las quemaduras solares graves

Los derivados del vino y de la uva pueden ayudar a reducir los efectos perjudiciales de la radiación ultravioleta, según expresaron los científicos de la Universidad de Barcelona, en España, en la revista de Alimentos y Química Agrícola.

Los investigadores concluyeron que los flavonoides, que se encuentran en el vino y las uvas, inhiben la formación de especies reactivas de oxígeno en la piel expuesta al sol.

6- Previene las enfermedades que causan ceguera

Según informaron científicos de la Escuela Universitaria de Medicina de Washington en St. Louis, el vino tinto puede detener el proceso denominado angiogénesis (apertura de nuevos vasos sanguíneos en el área ocular), la cual lleva al desarrollo de ceguera.

La retinopatía diabética y la degeneración macular relacionada con la edad, que es la causa principal de ceguera entre los estadounidenses mayores de 50 años, son causadas por esta angiogénesis en el ojo.

Los investigadores explicaron que el resveratrol es el compuesto que contiene el vino que protege la visión.

7- Protege contra los daños posteriores al accidente cerebrovascular

El vino tinto puede proteger al cerebro del daño por apoplejía, según investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

El Profesor Sylvain Doré cree que el resveratrol del vino tinto aumenta los niveles de hemo oxigenasa, una enzima conocida por proteger las células nerviosas de los daños en el cerebro. Cuando alguien sufre un derrame cerebral, el cerebro está preparado para protegerse a sí mismo a causa de los ascendentes niveles de enzimas.

8- Mejora la función pulmonar y previene el cáncer de pulmón

Científicos holandeses informaron sobre un estudio que examinó los efectos del resveratrol, el vino tinto y el vino blanco sobre la función pulmonar.

Encontraron que:

  • El vino tinto era bueno para la función pulmonar
  • El vino blanco también era bueno para la función pulmonar
  • Un miembro del estudio concluyó "los efectos beneficiosos sobre la función pulmonar están probablemente relacionados con muchos compuestos presentes en el vino, y no sólo con el resveratrol."

Por otra parte, según un estudio publicado en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention, la ingesta de vino tinto puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón.

9- Aumenta los niveles de ácidos grasos omega-3

El vino es mejor que otras bebidas alcohólicas para aumentar los niveles de ácidos grasos omega-3 en el plasma y en las células rojas de la sangre, de acuerdo con el estudio IMMIDIET con participación de investigadores europeos de diversos países.

El estudio examinó a 1.604 adultos de Londres, Abruzzo (Italia), y Limburgo (Bélgica). Todos fueron sometidos a un examen médico completo con un médico de generalista y también completaron un cuestionario de frecuencia de consumo anual que incluía detalles de sus hábitos alimenticios.

Encontraron que los bebedores moderados de vino tenían mayores niveles en sangre de ácidos grasos omega-3, los cuales se derivan generalmente del consumo de pescado. Se sabe que los ácidos grasos omega-3 protegen contra la enfermedad cardíaca coronaria.

Los científicos encontraron que el consumo de vino actúa como un disparador, aumentando los niveles de ácidos grasos omega-3 en el cuerpo.

10- Previene la enfermedad hepática

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de California en San Diego, concluyó que el consumo de vino moderado reduce el riesgo de enfermedad del hígado graso no alcohólico a la mitad, en comparación con las personas que nunca bebían vino. Su hallazgo desafió el pensamiento convencional sobre el consumo de alcohol y la salud del hígado.

Los investigadores informaron en la revista Hepatology que los bebedores moderados de cerveza o licor tenían un riesgo cuatro veces mayor de contraer enfermedad del hígado graso no alcohólico en comparación con los bebedores de vino.

11- Protege contra de cáncer de próstata

Investigadores de Seattle examinaron el consumo general de alcohol y no encontraron ninguna relación con el riesgo de contraer cáncer de próstata.

Sin embargo, cuando fueron un paso más allá y analizaron las diferentes bebidas alcohólicas, se identificó una clara asociación entre el consumo de vino tinto y un menor riesgo de cáncer de próstata.

Incluso el consumo moderado de vino tinto (un vaso por semana) redujo el riesgo de cáncer de próstata de los hombres en un 6%, informaron los autores.

12- Previene la diabetes tipo 2

En un experimento con animales, científicos de la Academia de Ciencias de China descubrieron que el resveratrol mejora de la sensibilidad a la insulina. La resistencia a la insulina es el factor crítico más importante que contribuye al riesgo de diabetes tipo 2.

Investigadores informaron en la revista Cell Metabolism que el resveratrol también aumentó los niveles de la enzima SIRT1, que mejora la sensibilidad a la insulina en ratones.

El líder del estudio, Qiwei Zhai dijo que el vino tinto puede tener algunos beneficios para la sensibilidad a la insulina, pero esto debe ser confirmado en estudios posteriores.

Referencias

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/heart-disease/in-depth/red-wine/art
20048281http://www.medicalnewstoday.com/articles/265635.php
page=2http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22852062http://www.ncbi.nlm.nih.gov/p
bmed/25427916http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11830193http://www.ncbi.nlm.n
h.gov/pubmed/23988010http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22999066http://www.n
bi.nlm.nih.gov/pubmed/19770673

Fuente: Lifeder

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta