Bruselas retira su propuesta vitivinícola ante las quejas de los diputados del Parlamento Europeo

Miércoles 24 de Febrero de 2016

Leído › 1764 Veces

La comisión europea cede a las críticas del PP a su trabajo sobre nuevas normas de comercialización del vino

La Comisión Europea se comprometió ayer a retirar un documento de trabajo inicial sobre nuevas normas de comercialización de vino, en el que barajaba cambios radicales que hubiesen afectado negativamente a las denominaciones de origen, ante las críticas recibidas por miembros de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo.

En un debate organizado a petición de la eurodiputada riojana Esther Herranz, los representantes de la Comisión Europea anunciaron su intención de "empezar de cero" el trabajo de reformulación de las normas de comercialización que regirán en el sector del vino tras la última reforma aprobada por la Unión Europea.

La eurodiputada Esther Herranz manifestó su preocupación por la "desregulación" de muchas medidas destinadas a proteger las denominaciones vitivinícolas de acuerdo con el documento de trabajo inicial, transmitido por la Comisión Europea al Parlamento Europeo.

En concreto, Herranz criticó la ausencia de muchas disposiciones relativas a las denominaciones de origen que están presentes en el reglamento actual de comercialización del vino, lo que daría lugar a una pérdida de protección de los vinos con denominación de origen frente a los vinos de mesa.

La eurodiputada riojana se lamentó de la desaparición en el articulado del nuevo reglamento que prepara la Comisión Europea de la indicación del área geográfica reservada para los vinos con denominación de origen, y que constituye el principal distintivo de calidad de esos caldos.

Herranz criticó también la confusa regulación sobre las menciones tradicionales, ya que según ese documento podrían también dejar de estar reservadas para las denominaciones de origen.

Durante la reunión, la eurodiputada expresó otras preocupaciones relativas a la forma de indicar la variedad y la añada, y también respecto a la estrategia general de la Comisión sobre la reglamentación específica del sector del vino.

“La decisión de la Comisión de dar marcha atrás y de redactar una nueva propuesta partiendo de cero es muy positiva porque facilitará que se establezca un marco regulatorio más claro y en el que se defienda más eficazmente los intereses de los productores de vino”, destacó.

“Confío en que en las próximas semanas la Comisión Europea presente una nueva propuesta más equilibrada y que responda a las preocupaciones que hemos expresado”, añadió la eurodiputada.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta