Los diseños funcionales de Riedel

Para los amantes de los vinos, algo tan importante como el escoger la mejor botella, es el contar con la cristalería perfecta

Escrito por

Miércoles 15 de Mayo de 2024

Compártelo

Leído › 1981 veces

Para los amantes de los vinos, algo tan importante como el escoger la mejor botella, es el contar con la cristalería perfecta: su presencia o su ausencia, es el elemento clave que marca la diferencia en la experiencia sensorial. La diferencia entre beber en la copa correcta a hacerlo en una ordinaria, o incluso en un vaso de plástico, es enorme, aunque se trate del mismo vino, el sabor y la sensación hacen que parezca que se trata de vinos diferentes.

Riedel descubrió que para cada tipo de vino corresponde una determinada forma de copa, fabricada con un delicado cristal. Debido a las diferencias de forma y diseño de cada una de las copas diseñadas y fabricadas por esta empresa austriaca, el vino se comporta de manera diferente en ellas, mostrando una textura especial, además de ser más frutal o resaltando más sus taninos.

Todas éstas son cualidades que convierten a Riedel en un instrumento aliado para disfrutar del vino, para resaltar sus cualidades al máximo, y transformarlo en una experiencia ordinaria en una totalmente extraordinaria. Riedel ha demostrado que la influencia de la forma es tan importante, que cualquier vino puede mejorar sus cualidades simplemente escogiendo la copa adecuada.

Después de crear diseños basados en el estudio de la anatomía y de las cualidades de los vinos, Riedel ha logrado diseñar una copa específicamente para cada tipo de uva, creando una copa para Pinot Noir, para Tempranillo, para Zinfandel, para Cabernet Sauvignon, para Chardonnay, por mencionar sólo algunas. Sin embargo, esto no significa que necesitemos comprar una copa específica para disfrutar de nuestras botellas, pues hay tres copas básicas con las que se pueden degustar una amplia variedad de vinos. Las básicas para disfrutar de los vinos tintos son las Nebbiolo - Pinot Noir, las Sryah y las Cabernet; para los vinos blancos, las tres copas básicas son la Sauvignon Blanc, la Chardonnay, y las copas para Champagne.

Por ejemplo, el borde más ancho de una copa de Pinot Noir hace que el vino entre en el paladar más cerca de la punta de la lengua, lo que mejora las sensaciones frutales y de dulzor. Su forma contrasta con la de tulipán más estrecha de la copa Cabernet Merlot, que deja caer el vino más cerca del centro de la lengua y, por lo que permanece menos tiempo en boca y enfatiza las sensaciones de tanino y cuerpo. Mientras que la Pinot Noir enfatiza el sabor ligero y delicado, la Cabernet Merlot genera una sensación más intensa, así, cada una logra generar un proceso de percepción distintivo.

Riedel también cuenta con la línea Riedel BAR, específica para coctelería, con una gran variedad de decantadores de formas caprichosas, y una gran gama de colecciones, como Riedel Winewings, Riedel Veloce, Riedel O, Riedel Veritas y Riedel Performance, cada una con cualidades que las diferencian entre sí.

www.debybeard.com.mx

Un artículo de Deby Beard
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1981 veces