S Pellegrino, pureza en el paladar

Cuando hablamos de catas, inmediatamente se nos viene a la mente la imagen de vinos,tal vez otros piensen quesos y chocolates, pero sin importar de qué tipo de licor o alimentos sea, es esencial que se acompañe con un agua Premium, totalmente pura.

Escrito por

Jueves 22 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 1872 veces

Cuando hablamos de catas, inmediatamente se nos viene a la mente la imagen de vinos,tal vez otros piensen quesos y chocolates, pero sin importar de qué tipo de licor o alimentos sea, es esencial que se acompañe con un agua Premium, totalmente pura.

S. Pellegrino es un agua ligera y con balance mineral, por lo que es ideal para limpiar los sabores que quedan en boca, es decir, neutraliza los sabores y contribuye a que el gusto no se sature. El agua S. Pellegrino refresca al paladar y nos da una pausa entre cada prueba, preparándolo para disfrutar del siguiente trago o bocado sin interferencias.

Para evitar que un sabor prevalezca sobre los otros, el agua S. Pellegrino es ideal en catas o comidas con vinos con cuerpo, ricos en taninos y altos en ácidos con comidas substanciosas y de sabor fuerte. Pero además de ser indispensable para sentir las sensaciones en las catas, el agua S. Pellegrino es tan especial que ella misma puede ser catada, siendo una verdadera sorpresa para los sentidos.

Entre las aguas, al igual que con los vinos, hay diferencias, porque no todas las aguas son iguales. Están las que son ligeras, las minerales, las carbonatadas, las naturales, las de manantial, además de todo esto, para que un agua sea gourmet también influye su lugar de origen. Al momento de catarla se comparan las características y las diferencias que comparten entre sí, es un momento en el que se despiertan los sentidos a través de la percepción que nos genera.

S. Pellegrino se distingue entre otras aguas por sus delicadas cualidades. En la fase visual, se observa que S. Pellegrino es un agua libre de partículas extrañas, sin colores anormales; en la fase olfativa, al inspirar profundamente varias veces con los ojos cerrados, se descubre que S.Pellegrino es un agua libre de aromas. Al momento de evaluar la sensación en boca, se consideran elementos como la acidez, el sabor, la estructura y la ligereza. S. Pellegrino tiene burbujas finas y abundantes, y nos invade con una sensación de frescos cosquilleos en el paladar, seguidos por una acidez moderada que estimula la salivación, y su alto contenido en minerales deja un agradable gusto. Por sus cualidades minerales es un agua que puede beberse fría pero nunca con hielo, pues éste al derretirse diluye su sabor puro.

S. Pellegrino es más que un elemento indispensable para la vida, es una obra de arte de la naturaleza que se bebe, y tal es su importancia que incluso se prueba en catas, que son una verdadera sorpresa para los sentidos. Entre las aguas, al igual que con los vinos, hay diferencias, porque no todas las aguas son iguales, y S. Pellegrino es totalmente única.

https://www.sanpellegrino.com/es/es

www.debybeard.com

Un artículo de Deby Beard
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1872 veces