Rioja vende 325,2 millones de botellas en 2023, un 5,18% menos

El desafío de mantener el liderazgo en el mercado del vino

Miércoles 21 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 2740 veces

El año 2023 ha sido, sin lugar a dudas, un periodo de grandes desafíos para el mundo del vino, y en particular para la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, que ha sabido navegar en aguas turbulentas manteniendo su liderazgo en el mercado a pesar de enfrentarse a un declive en su volumen de comercialización. La situación económica global, marcada por un estancamiento y una caída generalizada en el consumo de vino, ha puesto a prueba la solidez y adaptabilidad de esta emblemática región vinícola española.

Con 325.197.801 botellas comercializadas en 2023, equivalentes a 238.263.910 litros, Rioja experimentó un descenso del 5,18% respecto al año anterior. Esta cifra, aunque refleja una disminución, debe ser analizada en el contexto de un año particularmente complicado para el sector, donde los efectos combinados de una economía estancada y un consumo mundial de vino a la baja han presionado a productores en todo el globo.

La consultora Nielsen ha ofrecido una visión detallada de esta realidad, identificando una tendencia recesiva en las ventas de vino a nivel nacional, con una reducción general del -2% en las ventas de vinos con Denominación de Origen en España, y un descenso aún más pronunciado, de -3,5%, en el caso específico de los vinos tintos. Frente a este panorama, la capacidad de Rioja para mantener un 27% de la cuota de mercado en volumen es notable, evidenciando una resiliencia que le ha permitido preservar su posición frente a otras regiones vinícolas.

El desglose de las ventas por tipo de vino revela tendencias interesantes y muestra cómo los consumidores han variado sus preferencias en tiempos de incertidumbre. Mientras que las ventas de vinos blancos de Rioja han visto un crecimiento del 7,13%, los tintos y rosados han experimentado caídas del 4,83% y 5,32% respectivamente. Este cambio en las preferencias podría estar indicando una apertura hacia la experimentación y la búsqueda de nuevas experiencias en el consumo de vino por parte de los españoles.

El presidente del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, Fernando Ezquerro, ha señalado la importancia de mantener la confianza de los consumidores españoles en los vinos de Rioja, especialmente en un momento en que el poder adquisitivo de muchos hogares se ve comprometido. La lealtad de los consumidores hacia Rioja, aun en tiempos difíciles, es un testimonio del arraigo y la apreciación que esta denominación ha sabido cultivar a lo largo de los años.

A nivel internacional, los desafíos no han sido menores. Con una estimación de descenso del -11% en las exportaciones de vino español con D.O. por parte del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), la posición de Rioja como líder en exportaciones dentro de este segmento se refuerza, incluso aumentando su cuota de mercado interanual en dos puntos porcentuales. Sin embargo, este logro no oculta los retrocesos específicos en mercados clave como el Reino Unido, Alemania y EE. UU., lo que subraya la necesidad de estrategias enfocadas y adaptativas para cada mercado.

La visión de Ezquerro sobre el futuro es clara: Rioja debe continuar innovando y adaptándose para mantener su competitividad y atractivo, tanto en el mercado interno como en el escenario global. La consolidación de su propuesta de valor, que responda eficazmente a las inquietudes y necesidades de los consumidores, se presenta como el camino a seguir para que Rioja no solo supere los retos actuales sino que también se posicione de manera óptima para los años venideros.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2740 veces