Bodegas Emilio Moro y chocolates Pancracio, Navidad Especial

A través de esta colaboración, Bodegas Emilio Moro y Chocolates Pancracio quieren recordar que lo importante de la Navidad se da cuando realmente surge la magia de compartir, cuando logramos reunirnos y disfrutamos de esos momentos con los demás.

Viernes 17 de Noviembre de 2023

Compártelo

Leído › 3451 veces

Cuando ya estamos próximos a esas fechas tan entrañables como es la Navidad, una bodega histórica como Emilio Moro, quiere estar presente de una forma que no podría ser de otra manera que poniendo en el mercado un vino especial para estas fechas , que marida fenomenal con los dulces que elabora Chocolates Pancracio.

La tradición, la fogosidad por las cosas bien hechas con calidad y una pasión especial por el buen gusto, son valores que definen la filosofía de Bodegas Emilio Moro y de Chocolates Pancracio y que han impulsado su unión esta Navidad para ellos muy especial.

Esta colaboración, nos dicen tanto desde la bodega, como desde la chocolatera, tiene un fin común "hacer felices a las personas a través de productos y sabores de calidad, que se ha materializado con el lanzamiento de un baúl compuesto por una cuidada selección de productos que degustar con nuestros seres más queridos durante estas fechas tan entrañables.

La Navidad es una época para disfrutar de la familia y de los amigos, pero antes de llegar eso momento desde hace años se celebran reuniones de empresas, de compañeros y amigas e amigos, en los que tenemos la oportunidad de hacer algún tipo de presente o detalle, estas dos empresas han puesto en el mercado este regalo sin igual para aquellos que quieran quedar bien porque a nadie le amarga un dulce y tampoco le desmerece un vino elaborado con cariño .

Javier Moro, presidente de Bodegas Emilio Moro, nos comenta, "Lo que más ilusión nos hace es ver cómo las personas disfrutan, siendo felices con los que más quieren, sabiendo que con ello contribuimos a que esto sea así, que formamos parte de esos encuentros tan esperados, nos llena de felicidad".

Que nos olvidemos durante unos días de todo aquello que nos agobia cada día , que disfrutemos de lo que queremos y necesitamos en la época más esperada del año, que no es otra cosa que tiempo con familia y amigos, que del vino y del postre ya se encargan ellos. "Cada paso que damos tiene como objetivo crear momentos de felicidad, y si se pueden compartir, no pedimos más. Somos creadores de experiencias y si estas contribuyen a la felicidad de los demás, objetivo cumplido", asegura Federico Martínez Weber, CEO de Chocolates Pancracio.

COFRE SORPRESA

Cuando dos empresas como Bodegas Emilio Moro y Chocolates Pancracio se acoplan solo puede ser por un motivo fundamental la de transmitir el entusiasmo que ambas empresas sienten por lo que hacen para cumplir un sueño en común, que no es otro que sus clientes compartan emociones y experiencias en torno a productos de calidad. "Seguir construyendo en el buen gusto, en el saber hacer y en la calidad. Nuestra unión tenía que llegar y este baúl lo representa a la perfección", coinciden Moro y Martínez Weber.

Este equipaje navideño es un exclusivo cofre compuesto por una cuidada selección de productos que degustar con nuestros seres queridos y que, sin duda, hará las delicias de los amantes de la gastronomía. En el interior del baúl, podemos encontrar:

Botella Emilio Moro, el buque insignia y alma mater de la bodega. Emilio Moro es el reflejo de la esencia del terroir de la zona y representa la tradición y el carácter de cuatro generaciones dedicadas al mundo del vino.

4 Mini Luxury Box, de avellanas caramelizadas, de almendras caramelizadas, de pistachos caramelizados y, por último, de rocas suizas de chocolate negro.

Y, completando el baúl, se incluyen un conjunto de 13 mini tabletas de chocolate con un surtido de sabores entre los que se encuentran frambuesa y rosas con chocolate negro, limón y menta con chocolate negro, nibs con flor de sal con chocolate negro, chips con sal con chocolate negro, café avellanas con chocolate negro y cacahuete y jengibre con chocolate con leche, entre otras.

ESPÍRITU DE CALIDAD

A través de esta colaboración, Bodegas Emilio Moro y Chocolates Pancracio quieren recordar que lo importante de la Navidad se da cuando realmente surge la magia de compartir, cuando logramos reunirnos y disfrutamos de esos momentos con los demás. Que no importa dónde lo celebremos, sino con quién. Las personas que nos acompañan en estas fechas siempre son el hogar al que volver. Que la Navidad está en los pequeños gestos, que es un sentimiento y que no hay una única forma de celebrarlo.

Eso es la Navidad para Bodegas Emilio Moro y Pancracio, esos encuentros especiales donde encontrar la felicidad con los nuestros. Una conversación de sobremesa en la que no puede faltar ese vino que nos ha acompañado en la comida y que intentamos alargar para disfrutarlo con el mejor postre, el dulce por excelencia, el chocolate.

Esta Navidad, comparte ilusiones, celebra reencuentros y dedica tiempo para disfrutar, que del vino y del postre ya se encargan Bodegas Emilio Moro y Chocolates Pancracio.

https://www.emiliomoro.com/producto/baul-emilio-moro-x-chocolates-pancracio/

132 AÑOS DE HISTORIA

El origen de la bodega se remonta a 1891, año de nacimiento, don Emilio Moro, de la primera generación, en Pesquera de Duero (Valladolid), enclave privilegiado de la Ribera de Duero rodeado de viñedos. Emilio Moro, abuelo de los actuales propietarios, enseñó a su hijo, también Emilio Moro, el amor por el vino, y éste, a su vez, lo transmitió a sus hijos. Actualmente, son los miembros de la tercera y cuarta generación los que dirigen la bodega, y es que hablar de Emilio Moro es hablar de cuatro generaciones cuyas vidas están entregadas al mundo del vino. Lo conocen. Lo escuchan.

Bodegas Emilio Moro posee unas 300 hectáreas de viñedo propio. La gama de vinos engloba Finca Resalso, que recibe su nombre del viñedo que se plantó cuando nació Emilio Moro, padre de la tercera generación; Emilio Moro, buque insignia de la bodega; Emilio Moro: Vendimia Seleccionada, un tempranillo para cuya elaboración se tienen en cuenta los aspectos más representativos de cada añada; La Felisa, su vino ecológico y sin sulfitos añadidos. Completan sus referencias la gama de Malleolus: Malleolus, Malleolus de Sanchomartín y Malleolus de Valderramiro, que reciben el nombre en honor a los viñedos más antiguos de la bodega y Clon de la Familia, máxima expresión de la variedad Tempranillo y de los tres tipos de suelo de la Ribera del Duero: pedregoso, arcilloso y calizo. Bodegas Emilio Moro, además, comenzó su proyecto en 2016 en El Bierzo donde, con 60 hectáreas en propiedad, elabora blancos 100% godello: Polvorete, El Zarzal y La Revelía. En agosto de 2023, Bodegas Emilio Moro lanza su primer rosado, ElAlba, un vino de espíritu ambicioso, exigente y fresco que hace referencia a los nuevos comienzos.

Web: www.emiliomoro.com

Tienda online: https://www.emiliomoro.com/tienda/

ILUSIÓN HECHA REALIDAD

La historia de Pancracio es la historia de un sueño, el sueño de elaborar un chocolate de la mejor calidad, con una clara vocación por el buen gusto y especial atención a la estética. Una marca dirigida a quienes aprecian los detalles, disfrutan de los placeres y conciben el chocolate como una experiencia emocionante. Productos originales con personalidad, sencillez y elegancia a partes iguales, que consiguen generar vínculos emocionales y dejar huella. En palabras de Colette, una de las concept store más famosas del mundo, Pancracio es "un chocolate para devorar con un envoltorio para conservar".

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3451 veces