Harina de orujo de uva, un nuevo superalimento que revoluciona la nutrición

Una emprendedora cordobesa recibe premio nacional por su suplemento de orujo

Lunes 06 de Noviembre de 2023

Compártelo

Leído › 4002 veces

Desde las fértiles tierras de Colonia Caroya, en Córdoba, Argentina, emerge una innovación que se entrelaza con el ancestral arte de la vinificación: la harina de uva. Lorena Londero, una emprendedora de 35 años, se ha situado en la vanguardia del sector de la nutrición saludable al crear un suplemento alimenticio derivado del orujo de uva. Este producto, que ha sido recientemente galardonado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, destaca por su riqueza en resveratrol y minerales, convirtiéndose en una propuesta prometedora en la economía circular y en la industria alimentaria.

Un Suplemento Revolucionario

Londero, contable de profesión y pionera por vocación, ha logrado un hito relevante al obtener un reconocimiento en la categoría de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) en la decimoctava edición de los Premios Innovar. Su proyecto superó una competencia inicial de 74 propuestas, sobresaliendo entre las 12 finalistas hasta alcanzar la distinción. Este logro no solo resalta la calidad y originalidad de su harina de uva, sino que también subraya la capacidad de innovación y el compromiso ambiental de la industria agroalimentaria argentina.

El suplemento creado por Londero se elabora a partir del subproducto de la vinificación, específicamente la semilla de la uva, que habitualmente no se utiliza en el proceso de producción del vino. Este aprovechamiento no solo implica una visión sustentable, sino que además da vida a un alimento con propiedades nutricionales destacables. Según la descripción del Ministerio de Ciencia, el suplemento nutricional elaborado por la emprendedora cordobesa es una fuente concentrada de antioxidantes como el resveratrol, y minerales esenciales como el hierro, magnesio y manganeso, además de fibra, cobre y ácidos grasos omega.

El orujo son las pieles secas que quedan tras prensar las uvas para extraer el jugo en la elaboración del vino. Con este subproducto habitualmente se elabora aguardiente de orujo, harina de orujo para suplementos o fertilizantes.

La iniciativa de Londero ha encontrado un ecosistema de apoyo en la comunidad vitivinícola local. La materia prima para su harina proviene no solo de la finca familiar, sino también de colaboraciones con bodegas de renombre como Terra Camiare y La Caroyense, esta última ofreciendo un espacio para la exposición y comercialización del producto. Este ambiente de colaboración es reflejo del espíritu comunitario que caracteriza a la industria del vino en la región.

Más allá del apoyo local, la visión de Londero se extiende hacia horizontes internacionales. Tras explorar el mercado europeo durante un viaje a Italia, la emprendedora regresó a su tierra natal con renovado entusiasmo y la convicción de que su producto tiene potencial de exportación. Las reacciones positivas de los clientes que han probado la harina de uva refuerzan esta creencia y fomentan la continuación de su proyecto.

Paralelamente a la gestión de su emprendimiento, Londero se ha sumergido en el ámbito académico, cursando la Diplomatura de Competencias Emprendedoras en la Universidad Empresarial Siglo XXI y participando en programas de empoderamiento para mujeres empresarias. Estas actividades académicas y de networking no solo le brindan conocimientos y habilidades adicionales, sino que también abren puertas para futuras oportunidades de negocio y colaboración.

El testimonio personal de Londero sobre los beneficios de su producto añade una capa de autenticidad a su propuesta. Tras recibir un diagnóstico de una enfermedad autoinmune y experimentar mejoras en su salud al consumir la harina de uva, su compromiso se ha fortalecido, motivándola a compartir los beneficios de su descubrimiento con otros.

El reconocimiento por parte del Ministerio de Ciencia representa un impulso significativo para la difusión de la harina de uva y sus beneficios para la salud. Con el apoyo de la comunidad local y la validación de la ciencia, Lorena Londero se encuentra en una posición privilegiada para llevar su innovador producto a un mercado más amplio, beneficiando a la sociedad a través de una nutrición más saludable y una industria más sostenible.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4002 veces