Pedro Martínez, propietario de Bodegas Baigorri: “Rioja debería dar a conocer sus vinos blancos”

La apuesta de esta familia bodeguera por el enoturismo ha sido total tanto en la Rioja Alavesa con Baigorri como en las Rías Baixas con Gran Bazán, superando los 25.000 visitantes anuales. Este mes de agosto su evento de las Lágrimas de San Lorenzo hacen de esta bodega una visita ineludible para este verano.

Carmen Fernández

Jueves 27 de Julio de 2023

Compártelo

Leído › 11282 veces

Pedro Martínez con su hijo, también Pedro Martínez
Pedro Martínez acompañado por su hijo, también llamado Pedro Martínez

Ubicada en la localidad de Samaniego y bajo la Sierra de Cantabria se encuentra Bodegas BAIGORRI, una caja de cristal integrada perfectamente en su entorno, que emerge en un lugar emblemático de la Rioja Alavesa y que su propietario desde hace más de 15 años, Pedro Martínez, tuvo claro que era el lugar perfecto para hacer los mejores vinos del mundo. Innovación y búsqueda constante de la excelencia, junto con una premiada arquitectura al servicio de la elaboración del vino, han marcado la evolución de una bodega que ha conseguido situarse en el top de las visitas ineludibles en un viaje al corazón de la Rioja Alavesa.

Enmarcada dentro de un proceso de mejora continua y desarrolla numerosos proyectos de investigación, Bodegas Baigorri no es solo una bodega, es un homenaje a la cultura del vino y un emplazamiento único para disfrutar (y entender) el enoturismo. Hablamos con su presidente, el corazón y el alma, detrás de Baigorri, Pedro Martínez, apasionado del vino en toda su extensión y, sobre todo, del territorio donde ha visto consolidarse su proyecto vital tras más de 40 años de dedicación a la medicina.

Pasión, esfuerzo, calidad, innovación, familia y excelencia son los pilares sobre los que pivota la trayectoria de esta bodega, verdadero templo de la cultura del vino, ¿qué vio en la Rioja Alavesa y, especialmente, en estas fincas de Samaniego?

Efectivamente, esos son los pilares sobre los que pivota el proyecto. Cuando visité la bodega por primera vez y vi las enormes posibilidades de sus instalaciones, me quedé impresionado y posteriormente, tras conversaciones con algunos de los componentes del equipo, pude comprobar que se daban todas las circunstancias adecuadas para que la familia pudiera  instalarse aquí y empezar así  a construir un proyecto de futuro con total garantía de éxito. Solo faltaba tener un viñedo en consonancia al objetivo marcado.

Después de 16 años y de mucha búsqueda y experimentación, ya tenemos 35 Ha en propiedad de primer nivel, todas en Rioja Alavesa (el objetivo son 110 Ha) y seguimos supervisando 100 Ha de nuestros viticultores, con lo que, poco a poco, va tomando forma el concepto de bodega que nos propusimos desde el principio. Solo estamos interesados en viñedos de Rioja Alavesa y La Sonsierra, pues consideramos que reúnen las características adecuadas en cuanto a singularidad, localización, climatología y suelo para llevar a cabo nuestro proyecto.

La familia del vino de Baigorri es muy amplia, desde el rosado al Baigorri de Garage pasando por las elaboraciones obtenidas de fincas muy concretas, ¿cómo han evolucionado sus vinos en estos años?

Cuando la familia adquirió la bodega, vimos un gran potencial en los viñedos de Rioja Alavesa pero sus vinos, desde mi punto de vista, pecaban de exceso de madera, pues se adaptaban al concepto tradicional de los vinos riojanos. Pero en estos años, con mucho trabajo en bodega y considerando diferentes opiniones de expertos de primer nivel y a través de nuestros paneles de cata internacionales promovidos por nuestro enólogo Simón Arina y por Javier Galarreta (CEO de Araex), nuestros vinos han adquirido otra dimensión: más fruta, menos madera, reflejando una mayor expresión del terroir.

Este cambio de estrategia, se ha visto reflejado últimamente en la opinión positiva de nuestros consumidores, en relación a todos nuestros vinos y muy en especial con los vinos de fincas en los que desde que los sacamos, año tras año se agotan existencias.

Siempre ha defendido diferenciación de la Rioja Alavesa y por su apuesta por trabajar por encima de la calidad que exige el consejo regulador, ¿cree que esta apuesta debería tener algún tipo de distinción /etiquetado que ponga en valor ese trabajo extra?

Por todos es reconocido que Rioja Alavesa es una parte de Rioja con unas características especiales en cuanto a suelo y clima, claramente diferenciadoras de las otras subzonas de esta D.O, y son precisamente el motivo de mi asentamiento en la zona. Creo que es un lugar privilegiado para poder elaborar unos de los mejores vinos del mundo, y para conseguir ese objetivo, todo el equipo nos levantamos y damos de si lo mejor de nosotros día tras día.

El esfuerzo por el trabajo bien hecho y la calidad por encima de todo son dos conceptos que he aplicado siempre, desde de mi trayectoria profesional durante 40 años ligado al mundo de la sanidad. Es lo que trato de trasmitir al equipo con la finalidad de mejorar día a día y que entiendo que, lógicamente, las instituciones en todos los lugares del mundo, tienden a reconocer y por tanto no veo el por qué, en este caso el Consejo Regulador pueda negarse a esta evidencia. En otros lugares esto no se discute y pongo por ejemplo la denominación de Burdeos en donde tanto en la margen derecha como en la izquierda del Garona sobreviven un sinfín de áreas con identidad propia.

Cada una de estas áreas tiene sus características propias diferenciales en cuanto a vinos, etiquetas, terroir...etc.. todas ellas trabajan con sus programas de calidad, tienen un reconocimiento con respecto a esa diferenciación y al final decide el consumidor.

¿Están notando cambios en el ciclo de la uva como consecuencia del cambio climático? ¿cree que la viticultura de la Rioja se está adaptando a esos posibles cambios?

Está claro que el cambio climático nos está llevando a un ciclo de muy altas temperaturas y es lógico que tengamos que adaptarnos, además del hecho de que el ser humano tiene el deber de cuidar el planeta y dejarle un mundo mejor a todos los que vienen detrás de nosotros, de ahí conceptos tales como la lucha por la sostenibilidad, la biodiversidad y el cuidado del medio ambiente. Centrándonos en el mundo del vino, y presumiendo que el ciclo de altas temperaturas puede ser largo, exhortaría a los representantes institucionales a plantearse seriamente el introducir algunas variedades que estuvieran más adaptadas a esa nueva situación que estamos viviendo. El Consejo Regulador tiene especialistas con la formación suficiente para abordar estos problemas, como en otros sitios me consta se lo están planteando.

¿Cuáles cree que son las tendencias en el mercado interno e internacional?  ¿Cuál cree que será la tendencia del consumo del vino en los próximos años?

Actualmente, el consumo de vino blanco ha aumentado en comparación con el tinto y parece que esa tendencia se mantiene. Rioja debería montar las estrategias necesarias para dar a conocer sus vinos blancos en base a la enorme calidad que atesoran.

Vivimos en un país en donde hay diferentes nichos y en cada uno de ellos se contempla la tendencia por un tipo de vinos. La venta de vino de las características de Baigorri en nuestro país está ligada a la evolución anual de nuestra economía mientras que, a nivel internacional, vendemos mejor nuestros vinos top.

Como experto en Salud - a lo largo de mi vida profesional he dado tantas charlas sobre alcoholismo, como de las propiedades beneficiosas del consumo moderado de vino-, bodeguero y ciudadano concienciado, siempre he defendido el consumo moderado de vino en el marco de la conocida como Dieta Mediterránea, de la que es un componente básico como alimento. Numerosos meta análisis demuestran su efecto beneficioso, pues se trata de un líquido de bajo contenido alcohólico rico en antioxidantes, vitaminas, minerales, etc... Algo totalmente distinto a las bebidas destiladas con alto grado alcohólico y que no aportan ningún otro elemento a considerar.

Esta idea es la que todos deberíamos tener clara y actuar en consecuencia. Si es así, está claro que una vez concienciada a la parte más joven de la sociedad, el futuro del vino seguirá garantizado, pero es necesario explicarlo y trasmitirlo y eso, además de pasar de padres a hijos, la sociedad debería de tener los mecanismos adecuados para dicha trasmisión.

El enoturismo ha sido una de sus grandes apuestas desde el inicio de esta aventura ¿fue un visionario o un apasionado del vino que quería mostrar todo lo que su elaboración conlleva?

Digamos que soy un observador que antes de decidirme a entrar en el mundo del vino, me pasé tres años estudiándolo con total detenimiento y entre las conclusiones que saqué, estaba la idea de que a la gente joven de todo el mundo, cuando empiezan a tener poder adquisitivo, una de las cosas que les atrae es el mundo del vino, y como ejemplo tenemos el alto número de visitas que reciben ciertas áreas: Toscana, Burdeos, Napa, Chablis, Borgoña, Barossa, ... etc....

En España no somos ajenos a ese fenómeno social y aunque todavía no recibimos tanto enoturismo, estamos en condiciones de llegar a la altura de los lugares citados y cada día observamos un mayor aflujo de visitantes en nuestras zonas vitivinícolas de Andalucía, Cataluña, Rioja, Rias Baixas, Ribera de Duero ...etc..

En las dos bodegas que la familia ha adquirido: Baigorri (Rioja Alavesa) y Granbazán (Rias Baixas), nuestra apuesta por el enoturismo ha sido total pues en las mismas explicamos nuestra filosofía de empresa, nuestra manera de trabajar tanto a nivel del viñedo como en la elaboración y en el envejecimiento de nuestros vinos, nuestros proyectos de investigación y nuestro esfuerzo por la lucha con la sostenibilidad, biodiversidad, ecología, el medio ambiente y en general el buen trato y la convivencia pacífica con la naturaleza, lo que repercute de forma clara en la calidad de nuestros vinos.

Nuestros visitantes se van encantados y con un concepto claro y diáfano de nuestra labor como equipo de trabajo, lo que se ha visto reflejado en la buena recepción que tienen nuestros vinos.

Honestamente, creo que la labor que hacemos las bodegas relacionada con el enoturismo, es muy importante porque desde nuestra posición le damos una visión real del mundo del vino a todos los visitantes.

¿Cree que finalmente se está consolidando el enoturismo como una fuente fija de ingresos que suponga un porcentaje importante para las bodegas?

Desde luego que sí. Si nos centramos en Baigorri, aparte de todo lo explicado anteriormente y de la visita a nuestros viñedos y a las instalaciones, contamos con la gran ventaja de que Rioja Alavesa es un enclave fascinante donde además de la visita a nuestra bodega, hay muchos más sitios interesantes, curiosos y con valor arquitectónico e histórico, que recomendamos, lo que repercute en una interesante y completa experiencia para todas esas personas que nos visitan.

En nuestro caso estamos recibiendo anualmente entre 25-30.000 visitantes lo que supone un aporte interesante para la economía de la bodega, pero ojo, esto requiere tener un grupo de profesionales de primer nivel capaces de trasmitir con total y absoluta fidelidad todos los valores de la bodega, lo cual queda reflejado en las valoraciones que recibimos por los organismos pertinentes, tanto a nivel nacional como internacional, pues cerca del 40% de los visitantes que recibimos son extranjeros.

Estamos en plena temporada para disfrutar del viñedo al aire libre con eventos como la próxima celebración de las Lágrimas de San Lorenzo, el 12 de agosto, ¿qué podremos vivir en esa noche mágica?

Las Lágrimas de San Lorenzo se ha convertido en un clásico de nuestra bodega y todos los veranos recibimos visitantes hasta un tope del que no podemos lógicamente pasar. La gente ya va haciendo reservas de un año para otro, pues el aforo es limitado.

Siempre se ha dicho que hacer vino es un arte y este siempre ha estado ligado a la cultura. Esa noche intentamos ir un paso más allá mezclado en una jornada música, enogastronomía y astronomía. Todo ello en un ambiente sano y distendido en donde nuestros visitantes pueden impregnarse de nuevos conceptos, ideas y curiosidades que les hacen pasar una noche inolvidable-

Este año la apuesta de música en directo recae en dos propuestas de primer nivel que van a sorprender, Demode Quartet y Twin Room Terceto. Además, podremos disfrutar de una charla de Víctor Lanchares, presidente de la Agrupación Astronómica de La Rioja que compartirá con nosotros curiosidades muy interesantes sobre el cielo. Todo ello con una propuesta gastronómica sorprendente y especialmente diseñada para la velada, acompañada por nuestros vinos. El enclave no puede ser mejor, nuestro mirador de cristal. Os esperamos para compartir con vosotros la noche más mágica del verano.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 11282 veces