El vino Alquez de Sommos 2019, medalla de oro en el concurso 'Grenaches du monde' 2022

Jueves 19 de Mayo de 2022

Compártelo

Leído › 1441 veces

Suma así su segunda distinción de este tipo en el prestigioso certamen, que este año ha alcanzado su décima edición

El vino Alquez de Sommos 2019 ha resultado premiado con una medalla de oro en el prestigioso concurso "Grenaches du Monde", celebrado recientemente en Olite (Navarra). Suma así su segunda distinción de este tipo en el certamen, que en 2022 ha alcanzado su décima edición.

El jurado, compuesto por más de un centenar de profesionales provenientes de todo el mundo, cató para la ocasión más de mil vinos elaborados con la variedad garnacha, típica de la cuenca mediterránea. La mayor parte de los vinos procedían de España, Francia e Italia, aunque también tuvieron presencia varias bodegas de África del Sur, Australia, Macedonia, Líbano o Grecia.

Alquez de Sommos es un vino singular, elaborado en la bodega Sommos Garnacha de Murero a partir de las uvas de un viñedo de más de 35 años situado en un paraje ubicado a 800 metros de altitud.

Esta zona consta de pequeñas parcelas, de marcada inclinación, con una composición mineral en la que aparece la arcilla, la pizarra roja y la pizarra gris. Debido a estas condiciones agroclimáticas extremas, las cepas viejas de garnacha ofrecen una producción escasa, inferior a un kilogramo por planta, pero con un carácter bien definido.

Como resultado, Alquez de Sommos es un vino sabroso, carnoso y perfectamente equilibrado, en el que destacan los tonos frutales, especiados y minerales que le confieren una gran complejidad y personalidad.

Bodega Sommos Garnacha

Sommos Garnacha, perteneciente al aragonés Grupo Costa, es una pequeña bodega que se encuentra en el término municipal de Murero (Zaragoza). En esta localización, la bodega cuenta con cuenta con más de cien hectáreas de viñedos en propiedad, situados en laderas de orientación norte-sur, con una superficie de entre una y tres hectáreas. Las cepas tienen edades comprendidas entre los 35 y los 100 años, aunque en algunas de las parcelas todavía se encuentran vides prefiloxéricas. El clima continental, los saltos térmicos de temperatura entre el día y la noche, y los diferentes tipos de terreno ofrecen unas condiciones ideales para el cultivo de la vid en esta zona.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1441 veces

Comenta