Prevención de enfermedades en la agricultura gracias al sistema de apoyo a las decisiones

Isabel Blanco

Viernes 18 de Marzo de 2022

Compártelo

Leído › 1997 veces

A través de algoritmos propios, Elaisian es una empresa que ofrece un servicio de detección y alerta ante posibles infecciones la vegetación. Su uso implica la reducción de fertilizantes y pesticidas en el campo, lo que supone un impacto económico positivo para las empresas

La lucha contra el cambio climático y la búsqueda de medios y herramientas para promover la sostenibilidad medioambiental son esenciales para preservar los recursos naturales y garantizar la pervivencia de la actividad agricultora en el tiempo. Como explica Dario Russo, director de Elaisian en España, empresa que ofrece servicios para prevenir enfermedades y plagas en la vegetación, "la agricultura tiene un gran impacto en el planeta, y cada vez es más necesario adoptar soluciones que reduzcan drásticamente las emisiones a la atmósfera, hasta eliminarlas por completo. Las nuevas tecnologías permiten prestar una mayor atención a las cuestiones medioambientales, sin comprometer los ingresos".

Para alcanzar la sostenibilidad medioambiental y empresarial la prevención es esencial, "el seguimiento de su propio terreno permite a los agricultores analizar cuidadosamente la necesidad real de intervención, entrando en acción sólo cuando es realmente necesario", apunta Dario Russo. Esto conlleva que se puedan limitar las intervenciones fitosanitarias y, en consecuencia, que se reduzca la contaminación ambiental y se favorezca el desarrollo de la biodiversidad. Es evidente que la reducción del uso de plaguicidas también implica menores costes para las empresas.

Elaisian utiliza algoritmos propios para calcular las fases de infección de los patógenos para alertar a los agricultores mediante notificaciones y alertas por mensaje de texto, que también se pueden consultar a través de su aplicación. Dario Russo detalla que "Elaisian utiliza dos sistemas de agricultura de precisión, por un lado se instala una estación agrometeorológica en el campo para recoger todos los datos y, posteriormente, a través de algoritmos propios se realiza un análisis pormenorizado de todos estos datos para facilitar a los usuarios a través de la aplicación web, informes y cartografía satelital". Esta empresa internacional utiliza dos sistemas, una DSS para enfermedades de las estaciones meteorológicas basado en algoritmos para enviar notificaciones y alertas y una DSS para la vegetación a partir de imágenes de satélite, también con el uso de algoritmo, mediante el que se ofrecen mapas e informes de aplicaciones. Estos servicios permiten, por ejemplo, ofrecer un servicio de seguimiento del estado de la vegetación al detalle y obtener índices de vegetación y de agua que permitan realizar un seguimiento periódico de sus suelos y la optimización de la fertilización y el riego.

Hoy por hoy es necesario recurrir a métodos preventivos digitales basados en modelos predictivos, como el de Elaisian, que calculan el desarrollo de las infecciones por patógenos y facilitan el seguimiento de los viñedos. El uso de este tipo de herramientas conlleva múltiples beneficios. En primer lugar, económicos por el elevado ahorro que supone por la reducción de los tratamientos y la realización de intervenciones específicas sólo cuando son necesarias -en Elaisian calculan que el ahorro es de hasta el 33%-. Su uso implica también un valor añadido para la empresa, que avanzará en su digitalización, promoverá el cuidado del medioambiente y consolidará el compromiso empresarial en la lucha contra el cambio climático. Socialmente, como subraya Dario Russo, "la reducción del uso de pesticidas y fertilizantes es sin duda una contribución fundamental para nuestra sociedad. Nos permite tener productos sanos y de calidad en nuestras mesas al tiempo que preservamos los recursos naturales".

La guía de Elaisian sobre las principales enfermedades

Las principales enfermedades que afectan a los viñedos españoles son:

  • Plasmopara viticola - Mildiu
  • Uncinula necator - Oídio
  • Botrytis cinerea - Podredumbre gris o botritis.
  • Lobesia botrana - Polilla del racimo
  • Tetranychus urticae - Araña roja

Principales señales para detectar estas enfermedades:

Mildiu:

Presencia de moho, pardeamiento y necrosis en hojas, racimos, brotes y sarmientos con reducción de la cantidad producida, reducción de la calidad y mayor susceptibilidad a otros patógenos. La enfermedad se produce en hojas, racimos y ramas.

Oidio:

Presencia de moho blanco en los brotes, las hojas y las bayas en crecimiento con gran deterioro y reducción de la calidad. Si el ataque es precoz, los racimos pequeños no pueden desarrollarse y mueren. En las bayas ya formadas, éstas siguen siendo pequeñas y menos azucaradas. Además, por contraste con la parte sana de la piel que permanece más elástica o porque se ha secado, las uvas de los racimos se parten, haciéndose susceptibles a otras infecciones como la botrytis. En el raquis de los racimos, la enfermedad se manifiesta en forma de engrosamiento y necrosis; las hojas están moteadas de necrosis, salpicadas de manchas descoloridas y a menudo translúcidas, onduladas en los bordes y con moho blanco pulverulento. Los brotes en los que las lesiones reticuladas impiden un crecimiento regular y, al permanecer durante la lignificación, provocan fragilidad y una menor resistencia al frío invernal.

Polilla del racimo:

Propagación de larvas dentro de la fruta con reducción de la cantidad y calidad del producto. La primera generación provoca daños en las flores, que generalmente no son relevantes para la producción. Las generaciones posteriores se alimentan de la fruta, lo que supone un riesgo para la producción.

 

Estas enfermedades son las que pueden ser detectadas a tiempo a través del servicio que ofrece Elaisian para impulsar la toma de decisiones. El servicio de previsión meteorológica con una antelación de 5 días se actualiza continuamente a través del registro de datos cada media hora y se combina con un servicio para que el cliente comunique las intervenciones realizadas sobre el terreno. Gracias a este sistema de notificaciones no se realizan tratamientos innecesarios en los viñedos, facilitando la contención de los tratamientos, favoreciendo el suministro controlado de fertilizantes y volúmenes de riego y, por tanto, reduciendo los costes generales y el impacto medioambiental.

Isabel Blanco
Licenciada en Periodismo. Máster en Dirección de Comunicación Corporativa.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1997 veces

Comenta