David Palacios, presidente de la D.O Navarra: “Ya que la moda acompaña al rosado, ahora vamos a luchar por su categorización”

Carmen Fernández

Viernes 21 de Febrero de 2020

Compártelo

Leído › 4056 veces

Por su llamativo color frambuesa, su frescura y su aroma a golosina, los Rosados de Navarra se han convertido en uno de los productos más emblemáticos de este territorio y su área de influencia, Navarra y País Vasco

 

Uno de los momentos más esperados del año en Navarra es la salida al mercado de los rosados amparados por la denominación de origen, unos vinos que el presidente de su Consejo Regulador, David Palacios, define como "la primera expresión de la uva".

La D.O. Navarra ha elaborado más de 12.300.000 litros de vino rosado 2019 listos para comercializar. Por su llamativo color frambuesa, su frescura y su aroma a golosina, los Rosados de Navarra se han convertido en uno de los productos más emblemáticos de este territorio y su área de influencia, Navarra y País Vasco.

El año pasado se vendieron cerca de 10.000.000 de litros en total, con un incremento de las ventas especialmente en estas dos zonas de influencia, donde Palacios nos habla de la consolidación de los Rosados de Navarra, que ya han conseguido conquistar plazas tan disputadas como Madrid o Barcelona y los paladares de consumidores de más de 70 países.

Cómo definiría a los rosados de Navarra y qué es lo que los diferencia de otros rosados nacionales o internacionales?

Los Navarra cuentan con una identidad muy definida por las características de nuestra Denominación de Origen de suelos, entorno y climas, tradición y por las prácticas culturales de elaboración. Su llamativo color frambuesa, su frescura y sus aromas a golosinas aportan personalidad al vino.  Nuestros rosados se diferencian porque sólo se elaboran con uva tinta, en su mayoría Garnacha y por el sistema de "sangrado". Es decir, el rosado Navarra es la primera expresión de la uva. El primer mosto que se obtiene por la precipitación de los granos en el depósito, sin prensa. En el ánimo innovador de nuestros enólogos se han incorporado distintas elaboraciones a partir de otras variedades que aportan diferentes matices y además, se producen rosados con crianza.

La variedad tradicionalmente empleada para su elaboración es la garnacha, qué características le aporta a estos rosados el uso de esta variedad y sus características obtenidas por el cultivo en este territorio?

La Garnacha de Navarra es única y diferente a otras que encontramos en la península ibérica por las características que le otorga por ejemplo, el clima atlántico o las viñas de montaña. Contamos con los viñedos más septentrionales del país lo que hace que esta variedad aporte unos vinos frescos, con menor graduación que en otras zonas, con una acidez equilibrada. Potencia la fruta además de la expresión de la propia variedad.

Se trata de unos vinos que triunfan en los mercados internacionales, ¿por qué cree que los rosados de Navarra encajan tan bien en los paladares extranjeros?

Navarra exporta vinos a cerca de 70 países. En concreto, los rosados son apreciados dentro y fuera de nuestras fronteras. En otros mercados y también, para el visitante que viene a disfrutar de nuestra tierra. Es un vino muy polifacético, con muchos momentos de consumo y también muy versátil para la cocina. Es delicioso disfrutar de una copa de rosado en una terraza al aire libre, como aperitivo, en una comida frugal o más extensa. Además, acompaña a la perfección a cualquier entrante, verduras, carnes blancas e incluso, pizzas, pastas, hamburguesas... También es un placer en armonía con la cocina oriental.

El rosado está viviendo ahora un gran momento entre el público más joven, sin embargo, durante mucho tiempo ha estado considerado como un vino menor, incluso de peor calidad que los tintos y los blancos, ¿cómo ha sido este proceso de puesta en valor del rosado y especialmente del Rosado de Navarra?

Poco a poco el consumidor se está dando cuenta que el vino rosado es un vino que puede contar con la misma consistencia y complejidad que muchos blancos y tintos. En el caso de los Navarra, su esmerada elaboración hace que sea en ocasiones el desvelo de los enólogos que trabajan por conseguir ese color y esos aromas tan atractivos. Desde nuestra Denominación de Origen reivindicamos un paso más, ya que la moda acompaña al rosado, ahora vamos a luchar por una categorización de este vino.

Proyectos de futuro. Apuesta por el enoturismo y otras cuestiones que quiera destacar...

De cara al futuro, seguiremos defendiendo el rosado porque tenemos un firme convencimiento de los grandes argumentos positivos con los que cuenta este vino de cara al consumidor. Y Navarra, maestra en su elaboración, no puede no reconocerlos. A medio plazo se verán los nuevos pasos que vamos a dar desde nuestra Denominación de Origen, con respecto al rosado y por supuesto, al resto de vinos que producimos. Estamos inmersos en una etapa de cambio que generará un rumbo que esperamos que depare un futuro muy halagüeño.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4056 veces

Comenta