Historia del brindis

Escrito por

Jueves 12 de Diciembre de 2019

Compártelo

Leído › 12635 veces

El brindis es una acto que hoy acompaña todas nuestras celebraciones o, a veces‚ nuestras más profundas tristezas. Sin embargo en sus inicios fue más que nada un acto de confianza.

En la antigüedad‚ entre las clases sociales más altas, era muy común "eliminar" a los adversarios con bebidas envenenadas; incluso fue una costumbre muy utilizada por yernos o nueras herederos para ganar riquezas rápidamente y también, cómo no?!, por mujeres despechadas...

Por ello, y como símbolo de confianza, los anfitriones comenzaron a beber un sorbo del vino recién servido para demostrar que este no se encontraba alterado o chocaban las copas fuertemente con sus invitados buscando que los vinos de ambas se mezclaran, por lo que si alguna de las bebidas estuviera envenenada las dos personas sufrirían las consecuencias, dando así origen a la costumbre de chocar las copas antes de beber.

Este acto según las reglas actuales de protocolo no debiera realizarse, no es correcto‚ incluso hay quién se atreve a calificarlo como una acto de la más alta vulgaridad. Dicen que basta con alzar la copa al aire y dirigir a nuestros invitados una mirada acompañada de un gesto cordial. Yo creo que como en todo, depende del momento y la compañía.

En épocas antiguas otro motivo para chocar las copas era llamar la atención de la servidumbre. Puesto que los banquetes eran multitudinarios, si se deseaba más vino era necesario alzar las copas y chocarlas en el aire para de esta manera ser servidos inmediatamente.

La palabra brindis proviene de la expresión alemana "Bring Dir´s" que significa "yo te ofrezco" o "yo te traigo". También en tiempos antiguos se creía que el vino contenía espíritus que concedían los deseos que se pedían al momento de brindar y lo más común era desear salud para todos; por ello hoy acompañamos nuestros brindis con esta palabra.

Salud en español‚ salute en italiano‚ santé en francés‚ cheers en inglés; chocando las copas o no esta época del año nos invita a reflexionar‚ a enumerar nuestras victorias y derrotas. Y a brindar‚ porque el brindis es una gran acto de fe y aceptación. Fe cuando lo realizamos deseando mejores tiempos y aceptación cuando nos vemos derrotados pero sabemos que la vida sigue y hay que vivirla‚ disfrutarla y pedirle revancha.

Brindo con ustedes lectores en un acto de fe deseando que el año próximo se cumplan todos sus deseos y que sean colmados de paz y alegría.

Salud!

Este post fue originalmente publicado en El blog de Lau Malbec

Un artículo de Lau Malbec
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 12635 veces

Comenta