Taninos, ¿qué son y dónde encontrarlos además de en el vino?

Escrito por Lau MalbecLau Malbec

Lunes 14 de Octubre de 2019

Leído › 9577 Veces

Un día llega alguien a tu vida que te empieza a hablar de los taninos del vino, a vos que hasta ahora lo único que te interesaba era tomarte un vinito...

Pues bien, a todos los amantes del vino nos pasó; cuando tenemos la posibilidad de aprender a catar vinos o simplemente los bebemos con mayor atención y nos juntamos con amigos enófilos una de las primeras palabras que surgen es "tanino"; que si son duros, verdes, aterciopelados o casi no se sienten.

Pero ¿Qué son los taninos?

Los taninos son polifenoles, una sustancia natural presente en la piel, semillas y raspones de las uvas, que tienen sabor amargo y provocan en la boca una sensación de sequedad ó astringencia, ya que dificultan la posibilidad de salivar. También la madera de roble tiene sus propios taninos.

-Estos polifenoles son considerados muy beneficiosos para la salud y por ello se recomienda beber un vaso de vino al día; pero ese es tema para otra nota.-

El tanino es una especie de "conservante" natural; es uno de los responsables de la capacidad de guarda de los vinos. Para que un vino se pueda guardar durante varios años es necesario que posea una buena cantidad de taninos, entre otras cosas.

Aunque estos taninos puedan ser algo molestos cuando el vino es nuevo o muy joven con el paso del tiempo se irán suavizando gracias a la polimerización (los taninos se unen entre si y decantan formando los sedimentos del vino) ofreciendo un vino mucho más armónico.

Por su parte, los vinos blancos por lo general no presentan taninos; excepto que se hayan criado en barricas de roble, puesto que la madera del roble les transmitirá sus propios taninos.

¿Dónde encontrar taninos además de en el vino?

Habitualmente interactuamos en mayor o menor medida con los taninos, vegetales como la espinaca o la acelga contienen taninos, igual que el café, el té y el chocolate, especialmente si es un chocolate de al menos un 75-80% puro cacao podremos reconocer esta sensación astringente en el paladar. En cuanto a las infusiones, es más fácil reconocer el tanino si no agregamos azúcar al momento de tomarlas.

Es bastante más sencillo reconocer el tanino en la piel de las nueces. Quién en un antojo haya puesto un buen puñado de nueces en su boca sabrá que es bastante difícil terminar de masticarlas por la sequedad que provocan.

Así mismo podemos encontrar taninos en las frutas inmaduras; es muy reconocible en la parte blanca de la cáscara de la banana que aún no terminó de madurar por completo.

Con estos alimentos podemos centrarnos en la tarea de reconocer los taninos sin tener la distracción de aromas, colores y sabores del vino de por medio; luego cuando bebamos una copa nos resultará mucho más fácil distinguir la sensación de aspereza entre todas las demás sensaciones que causa el vino en nuestra boca.

Este post se publicó originalmente en El blog de Lau Malbec

Un artículo de Lau Malbec

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta