El “punto” G (de Ponte da Boga)

Javier Campo

Lunes 08 de Julio de 2019

Leído › 6046 Veces

En medio de las escarpadas laderas de los cañones del río Sil, encontramos las viñas de Ponte da Boga. Con algunas de ellas, las seleccionadas de godello elaboran el G

No vayamos a donde no toca. La G es de godello. Al igual que la O de otro de sus blancos. Como ya os he contado en otras ocasiones, es una de las bodegas más valientes haciendo vino de agricultura heroica.

Ponte da Boga es la bodega más antigua de la Ribeira Sacra. Propiedad de Corporación Hijos de Rivera, está enclavada en el municipio de Castro Caldelas, en la Ribeira Sacra ourensana.

Fue construida en 1898 por una familia originaria de la zona y disfrutó de una gran actividad hasta finales de los 60, en que se produjo el cese de su producción, permaneciendo cerrada hasta 1999 cuando viticultores de la zona decidieron rehabilitarla y retomar la tradicional elaboración de sus vinos. Y de ahí hasta 2005 que pasa a Hijos de Rivera que han luchado y luchan por hacer vinos con alma sacra.

El G de godello es un maravilloso vino blanco gallego que distando muy mucho del albariño tiene una personalidad y tipicidad muy marcada. Pasa 5 meses en deposito de acero inoxidable y una pequeña parte fermenta en barrica de roble francés.

Su color es limpio y brillante con tonos amarillentos que ribetean en verde lima. Tiene una nariz limpia y con marcados acentos cítricos y de frutas blancas como la granny smith y la conference. En boca es largo y su acidez nos adelanta una vida más que asegurada. Elegante largo y persistente, invita a un segundo trago acompañado de los productos de las costas gallegas.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta