Vermut Bodegas Krauel recuperando la historia de una bodega

Martes 17 de Abril de 2018

Compártelo

Leído › 4354 veces

Pocas veces en la vida de un diseñador de packaging, tienes la suerte de encontrarte con un proyecto con una buena historia detrás. Cuando Javier Krauel, nos visitó en nuestro estudio de momento nos enganchó con la historia de la bodega y su proyecto de vermut.

El nombre Krauel representa desde 1803 una estirpe de bodegueros alemanes que se implantaron en Málaga creando una de las bodegas míticas recordadas por creatividad en la elaboración especialidades en destilería y mostos licorosos criados y envejecidos en Málaga. La saga de la familia Krauel (Carlos J. Krauel Marra 1.870-1918, Carlos J. Krauel Molins 1.918-1.932 y los hermanos Carlos y Juan Krauel Gross 1.932-1.950) fueron siempre muy innovadores tanto en la elaboración de los mismos como en la comunicación de la marca, así como en el etiquetado y presentación de sus productos. Las bodegas Carlos J. Krauel en sus diferentes etapas (Krauel y Compañia 1.803-1.838, Krauel Hermanos 1.839-1.869 y posteriormente Carlos J. Krauel 1.870-1970) fueron una de las que impulsaron la exportación de los vinos de Málaga hacia mercados como el de Alemania, Suecia o Francia, gracias a sus relaciones personales y la calidad de sus caldos.

Javier Krauel es una persona enamorada de los vinos, a la que desde pequeño ya le rondaba en su cabeza poder recuperar las recetas familiares y volver a elaborar los vinos y licores de las antiguas Bodegas Carlos J. Krauel tal y como lo hacían sus antepasados.

El vermut de Bodegas Krauel es una auténtica delicia para los amantes de este clásico del aperitivo. Este vermut se ha elaborado siguiendo las formulas de preparación y los antiguos especiados procedentes de una antigua firma italiana, que se añadian en la elaboración. Un trabajo de recuperación del patrimonio de la antigua bodega que se ha conseguido buceando y recopilando información en lo más profundo de su historia y contactando con los antiguos proveedores de materias primas.

El Vermut Krauel es limpio y brillante, con un profundo color tostado en el centro y ambarino en su ribete lateral. Las especias como el cacao, clavo y la pimienta negra aparecen de forma intensa, así como los recuerdos a cascara de naranja, café o el regaliz negro. Este vermut se distingue por su cuerpo conseguido con la base de Pedro Ximénez criado en roble americano durante 4 años y a las propias esencias añadidas. También encontraremos notas de balsámico y recuerdo a fruta sobre madura.

Si quereis ver como desarrollamos en Al Margen Comunicación este proyecto de branding y packaging podéis hacerlo en nuestro enlace de más abajo.

+info

Un artículo de Al Margen Comunicación
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4354 veces

Comenta