Llega la segunda añada de La Pocavergoña, el vino mas descarado de la Ribera de Ebro

Miércoles 15 de Febrero de 2017

Leído › 618 Veces

La Pocavergoña es un proyecto colectivo que se gestó hace ya más de dos años desde el Consejo Comarcal de la Ribera de Ebro

Ayer se presentó en Ginestar la segunda añada de La Pocavergoña, el vino más descarado de la Ribera de Ebro, que nacía hace un año de la mano de cuatro jóvenes productores de la zona. El acto se celebró en la Iglesia Vieja del pueblo y arrancó pasadas las 18h con los discursos de bienvenida de Conxita Pujol, alcaldesa de Ginestar, Gemma Carim, presidenta del Consejo Comarcal de la Ribera de Ebro, y Noemí Poquet, enóloga y propietaria de Molino de Rué, uno de los cuatro bodegas implicados en el proyecto colectivo.

Los parlamentos dieron paso a la cata, dirigido por Roser Amorós, enóloga de la Cooperativa Agrícola de Santiago, también implicados en el proyecto. Esta segunda añada de La Pocavergoña, que ha sido elaborada con el mismo coupage del primer año (Macabeo, Garnacha blanca y un pequeño porcentaje de Moscatel) mantiene en nariz los aromas frutales, y en boca se presenta más cálido y concentrado debido a las altas temperaturas que ha sufrido la comarca, manteniendo un buen equilibrio.

Noemí Poquet se muestra satisfecha por lo que ha conllevado este último año de trabajo: "Estamos muy contentos del proyecto, de la piña que hemos hecho, de cómo hemos trabajado y sobre todo de cómo nos está sirviendo para aprender. Hemos conseguido sacarlo adelante y, además, aumentar producción (este año la producción es de 12.000 botellas ante las 8.000 de la primera añada). Poco a poco vamos cubriendo el territorio catalán de Sinvergüenza, y nos ilusiona salir de nuestra comarca y poderla encontrar, y que amigos y conocidos que se desplazan por todo nos envíen una foto de la botella de La Pocavergoña ".

Sobre el proyecto

La Pocavergoña es un proyecto colectivo que se gestó hace ya más de dos años desde el Consejo Comarcal de la Ribera de Ebro para poner en valor la tradición vitivinícola de la comarca y para seducir al segmento de consumidor más joven.

El resultado final fue un vino blanco, fresco, divertido y joven, muy innovador en la zona, concebido para los consumidores más jóvenes y muy especialmente para el público femenino.

Los cuatro bodegas implicados en el proyecto -Molino de Rué, Vinos y Aceites Suñer, Bodega Pedrola y la Cooperativa Agrícola de Sant Jaume han trabajado durante el último año para que La Pocavergoña esté presente en las grandes ciudades catalanas y muy especialmente en la ciudad de Barcelona y alrededores.

¿Te gustó el artículo? Guárdalo

Comenta