El vino puede mejorar los tratamientos de úlceras y gastritis

Jueves 14 de Julio de 2011

Leído › 10782 Veces

Investigadores del CSIC y del Hospital La Princesa de Madrid descubren que varios compuestos del vino presentan actividad bactericida

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Hospital Universitario de La Princesa de Madrid demostraron que varios de los compuestos fenólicos del vino presentan actividad bactericida.

"El poder antimicrobiano de estos compuestos naturales, junto con una dieta adecuada, puede ser una herramienta útil en el tratamiento de las úlceras gástricas o gastroduodenales y una alternativa al tratamiento con antibióticos", afirmó Adolfo Martínez, investigador del Instituto de Ciencias de la Alimentación (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid).

Por ahora, los ensayos se han realizado in vitro, por lo que es necesario investigar más su efectividad en humanos.

Los investigadores del CSIC y del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid examinaron 28 cepas de de Helicobacter pylori obtenidas de pacientes con sintomatología digestiva.

Las cepas fueron cultivadas y sometidas a distintos compuestos fenólicos presentes en la uva y el vino: resveratrol, metil galato, epicatequina, quercitina, ácido vinílico, kaempferol, ácido gálico, ácido cumárico y ácido ferúlico.

Los dos primeros demostraron actividad in vitro frente a todas las cepas aisladas de la bacteria y, excepto los tres últimos, todos mostraron eficacia contra alguna de las cepas.

"El tratamiento se basa en antibióticos, aunque en los últimos años están apareciendo cepas resistentes. A esto se suman los malos hábitos de alimentación y el estrés de la vida urbana, que podrían hacer que en breve estas patologías afecten al 10% de la población", afirma Alfonso Carrascosa, también del Instituto de Ciencias de la Alimentación y responsable del equipo investigador.

Se calcula que más de dos tercios de la población mundial están infectados por esta bacteria, causante de cerca del 90% de las úlceras gastroduodenales y entre el 75 y el 85% de las gástricas.

En España, estas enfermedades afectan a casi un 5% de la población, y entre el 40 y el 50% de la población es portadora de la bacteria (como en el resto de países desarrollados).

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta