El turismo rural en España vive un auge espectacular

Aumento del 16% en pernoctaciones de turismo rural durante el primer trimestre del año

Viernes 03 de Mayo de 2024

Compártelo

Leído › 1579 veces

San Vicente de la Sonsierra, La Rioja
San Vicente de la Sonsierra, La Rioja

El turismo rural en España, donde se incluye el enoturismo, ha experimentado un impresionante auge en los últimos meses, lo que pone de manifiesto que este tipo de turismo se revela cada vez más como un sector fundamental para la economía local en diversas regiones menos urbanas. Los recientes datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que en marzo de 2024, los alojamientos de turismo rural han alcanzado las 925.051 pernoctaciones, lo que representa un incremento del 48,58% en comparación con marzo del año anterior. Este crecimiento es especialmente notable si consideramos que se ha producido en un contexto marcado por la celebración de la Semana Santa, un período típicamente favorable para el turismo interno.

El interés por la experiencia enoturística, donde los visitantes se sumergen en el mundo del vino, desde la viña hasta la copa, no solo ha propiciado un incremento en las pernoctaciones, sino que también ha influido positivamente en la economía de las zonas rurales. Esta modalidad turística atrae a un público deseoso de conocer más sobre la cultura vitivinícola, disfrutar de la gastronomía local y explorar paisajes serenos y pintorescos que a menudo rodean las bodegas.

La encuesta de ocupación de alojamientos turísticos muestra también un aumento del 15,95% en las pernoctaciones rurales durante el primer trimestre del año, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Este aumento no solo refleja un interés renovado por el turismo rural, sino que también subraya cómo el enoturismo se está convirtiendo en una opción cada vez más popular.

A nivel de precios, el Índice de Precios de Alojamientos de Turismo Rural (IPTR) ha registrado un aumento del 4,05% en marzo. Este incremento en los precios es una respuesta directa al aumento de la demanda, especialmente notable en regiones como Asturias, la Comunidad Valenciana y el País Vasco, que han visto incrementos significativos del 12,56%, 12,21% y 11,06% respectivamente.

Es relevante destacar que, mientras las pernoctaciones de residentes en España han subido un impresionante 56,83%, las de los visitantes extranjeros también han crecido en un saludable 24,5%. Este equilibrio entre turistas nacionales e internacionales muestra la capacidad de atracción y la calidad de la oferta turística rural de España, consolidando al país como un destino privilegiado para quienes buscan experiencias auténticas y en contacto con la naturaleza y la cultura local.

Por comunidades autónomas, Castilla y León ha liderado las pernoctaciones con 172.274, lo que representa un aumento del 60,8% respecto a marzo de 2023, destacándose también Canarias por tener el mayor grado de ocupación, con un 44,3%. Asimismo, destinos como la isla de Mallorca y el parque natural de Corona Forestal en Tenerife, han sido puntos de gran atractivo, con altos porcentajes de ocupación que reflejan la preferencia de los viajeros.

Este panorama alentador para el turismo rural, y el enoturismo en particular, en España no solo subraya la importancia de estos sectores en la recuperación y el desarrollo económico post-pandemia, sino que también resalta la riqueza cultural y la diversidad que el país ofrece a sus visitantes. Con un escenario tan favorable, el futuro del enoturismo y del turismo rural en España parece prometedor, posicionándose como uno de los motores principales del turismo nacional.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1579 veces